Edición Impresa

El milenio de oro y barro

Millennium Team nació en 2010 y día a día se esfuerza por ser el mejor. Logró seis títulos mundiales.

Jueves 23 de Enero de 2014

Con el nacimiento del nuevo milenio surgió un equipo de patín artístico que desde su conformación en el 2000 tuvo tal crecimiento que hoy acumula seis títulos mundiales. Millennium Team, creado por Jorge Menichelli, es un grupo de patinadoras de las provincias de Santa Fe y Córdoba que se reúne todas las semanas en Casilda para entrenar con un objetivo anual: el Mundial. La última gran conquista en ese campeonato fue este año, en China-Taipei, con la medalla de oro. Y la próxima meta, el Mundial de Reus (septiembre y octubre). Pero detrás de cada competencia, hay una historia que merece conocerse.

"Acá hay patinadoras que como mínimo recorren 150 kilómetros para juntarse a entrenar", cuenta el entrenador Menichelli para entender la esencia de un equipo que desde hace más de una década se sacrifica por ser el mejor. No siempre alcanzó con el esfuerzo. Hubo Mundiales a los que no concurrió por no juntar los fondos. Pero nunca se resignó. Y mucho tiene que ver la perseverancia de Menichelli.

Nacido en Venado Tuerto, tuvo la idea de armar el primer equipo argentino de precisión, especialidad en la que 20 patinadoras desarrollan una coreografía durante cinco minutos. Ligado al patín desde los 6 años por recomendación médica debido a un problema de salud, y habiendo sido competidor solista y en pareja mixta hasta 1996, le dio vida a Millennium en el 2000.

"Junto a Pablo Rodríguez, un amigo de la infancia con quien competimos juntos, hicimos un listado de patinadoras interesantes que ya habían dejado de competir y las rescatamos para presentar el equipo en el Mundial de Italia 2001". No les fue nada mal. Ocuparon el cuarto puesto en la ciudad de Firenze. Al año siguiente, y con el desbarajuste que significó la crisis de 2001, no pudieron reunir el dinero para el Mundial de Wuppertal (Alemania).

Con la ventaja de que la edición siguiente se organizó en Buenos Aires, Millennium participó en el Mundial y se alzó con su primera medalla dorada. En 2004 fue el turno del Mundial de Fresno (EEUU) y finalizó en la cuarta ubicación. "Ahí ya empezó la idea de conseguir patinadoras de todos lados", explica Menichelli, quien hoy cuenta con deportistas de diez localidades de Santa Fe y Córdoba.

Después del 6º puesto en el Mundial de Roma (Italia) 2005, volvió a subir al podio, con la medalla de plata, en Murcia (España) 2006. En 2007 no hubo recursos y quedaron al margen del campeonato de Gold Coast (Australia). El segundo oro mundial llegó en China-Taipei 2008, y al siguiente año no asistieron a Friburgo (Alemania) por no reunir el dinero. Pero tras esa ausencia llegó la etapa dorada. Oro en Portimao (Portugal) 2010, Brasilia (Brasil) 2011, Auckland (Australia) 2012 y China-Taipei 2013. Como corolario de esta última conquista, ganó la 1ª la Copa de las Naciones en Girona (España).

"Tenemos un grupo que tiene pasión y euforia", dice Menichelli sobre la perseverancia de cada una de los integrantes de Millennium. "Entrenamos en Casilda Club cuatro veces por semana, los miércoles, viernes, sábado y domingo. Las que son locales hospedan a las que vienen de afuera los fines de semana. Son de 10 a 15 horas semanales de entrenamiento", agrega el entrenador, cuya colaboradora es su esposa Mariana Scarone, que "se dedica al vestuario".

El entrenador asegura que el ejemplo de los más grandes repercute en las nuevas generaciones. "Hoy contamos con una escuela con chicos que tienen como meta llegar un campeonato del mundo. Por ejemplo, tenemos nenes de 9 años que vienen a entrenar desde Corral de Bustos. Salen de la escuela, practican y vuelven de noche a su casa", dice.

Menichelli sostiene que no se permite que las victorias los mareen. "Siempre les explico que mantengan la humildad, el sacrificio, la constancia, y que hay que buscar una meta superior. Esta es una disciplina que depende de la subjetividad del juez y siempre hay que trabajar para seguir sorprendiendo. Tratamos de no pensar que somos campeones mundiales, sino de que no somos nada", subraya.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS