Edición Impresa

El milagro de Miguel, el único sobreviviente de la tragedia de Tostado

Miguel Carneiro tiene un Dios aparte. El profesor de educación física es el único sobreviviente de la tragedia de Tostado, donde el lunes último perdieron la vida diez personas, entre ellas siete...

Jueves 30 de Mayo de 2013

Miguel Carneiro tiene un Dios aparte. El profesor de educación física es el único sobreviviente de la tragedia de Tostado, donde el lunes último perdieron la vida diez personas, entre ellas siete maestras, al chocar un utilitario con una camioneta. Es que Carneiro viajaba habitualmente en el asiento del acompañante del conductor de la combi, que se estrelló de frente contra la pick up. Y es muy posible que en el accidente haya ocupado ese mismo lugar. Sus familiares lo ven como un milagro.

Miguel evoluciona favorablemente en el Hospital Central de Reconquista, a donde fue derivado luego de ser compensado en el Samco de Tostado, minutos después del accidente ocurrido sobre la ruta nacional 95 a las 7 del lunes. A pesar de haber sufrido una fractura expuesta de fémur y politraumatismos el docente se encuentra en buen estado general y es asistido por especialistas que lo contienen emocionalmente en la terapia intensiva del Hospital Central de Reconquista.

A pocas horas de que finalice el período de observación del paciente, la directora del Area de Educación Reconquista, Andrea Adobato, sostuvo que "afortunadamente la evolución fue muy buena, está estable, tiene los signos vitales muy bien y no aparecen novedades que generen complicaciones. Al término de las 72 horas previstas por los médicos no surgieron signos que deban preocupar", especificó.

"Se le realizaron todos los estudios de rigor y su estado de salud general es bueno, está lúcido aunque aún permanece en estado de conmoción", aseguró la docente y señaló que "Carneiro está acompañado por su novia que se instaló en Reconquista para asistirlo. Tenemos mucha confianza y esperanza en que todo siga bien y Miguel se reponga pronto".

Contención psicológica. Adobato aseguró que Carneiro es asistido por un equipo de profesionales del Ministerio de Salud que se encarga de la contención psicológica, y precisó que "aún no preguntó por lo sucedido, pero las instrucciones precisas son que en la medida en que pregunte se le responda, siempre con la verdad y sin rodeos. Todavía no sabe lo ocurrido con sus compañeras de viaje".

Respecto de las consideraciones que se evalúan actualmente desde el ministerio para evitar este tipo de sucesos, la directora aseguró que "por el momento no se trabajó en profundidad sobre el asunto. Estuvimos ocupados en acompañar y asistir a los familiares y ahora nos ocupamos de Carneiro y su familia".

Sin embargo, consideró que "hay derechos humanos que son universales y están en primer lugar, como resguardar la vida. Un chofer que conduce un vehículo y considera que no están dadas las garantías para él y sus pasajeros tiene derecho a detenerse. Hay que hacer un llamado a la responsabilidad de todos los que somos parte o intervienen de algún modo en el sistema educativo para que se respeten esos valores", finalizó.

"Para no creer". Por su parte, el hermano del sobreviviente, Lucas Carneiro, aseguró que Miguel evoluciona cada minuto, aunque su estado es estable". Dijo que "Miguel llegó al Hospital de Reconquista con fractura de fémur, golpes en la cabeza y en el cuerpo" y que pasadas las horas de observación irá a una sala común.

"Es para no creer que siga vivo mi hermano" dijo Lucas, y contó que Miguel venía en el primer asiento, de acompañante. También comentó que el docente viajaba en esa combi los lunes, miércoles y viernes.

Para el hermano del profesor accidentado la tragedia se debió a "una negligencia, porque la camioneta se tiró a pasar a un camión y no vio a la combi que venía de frente".

Apareció un camionero testigo

Un camionero de 28 años se presentó junto con el propietario de la empresa para la que trabaja, ante el juez penal de Tostado, José Luis García Troiano, y declaró que transitaba por la ruta 95 el lunes, alrededor de las 7, cuando sintió sobre uno de los laterales del camión un gran estruendo, pero siguió el viaje y se detuvo en San Cristóbal. Allí comprobó que el camión tenía unas marcas. Luego se enteró del accidente y se dio cuenta de que aquel estruendo podía haber sido por el choque. El juez evaluará los peritajes criminalísticos para determinar si tuvo responsabilidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS