Edición Impresa

El mercado de trabajo estuvo bajo presión en el año 2012

El 32,4% de los trabajadores del Gran Rosario está en negro. El 87% de los nuevos asalariados está en esa situación. La menor tasa de actividad moderó el impacto en la desocupación.

Domingo 17 de Febrero de 2013

Tanto en el Gran Rosario como en el Gran Santa Fe uno de cada tres asalariados no tienen descuentos jubilatorios.  La tasa de subocupación —otro indicador de fragilidad laboral— alcanza el 9,5% y 8,1%, respectivamente. Así lo destaca el informe sobre la situación laboral de la encuesta permanente de hogares en el tercer trimestre de 2012, cuyos datos fueron publicados en enero de este año por el Instituto Provincia de Estadística y Censos (Ipec).

El mercado de trabajo del Gran Rosario sufrió la presión de la desaceleración económica durante el año pasado. Durante esta semana comenzarán a conocerse los datos de cierre de 2012. Por ahora, el último registro disponible es el del tercer trimestre. Si bien la tasa de desocupación s estabilizó en 7,7%, el contexto en el que se dio ese resultado no es el más auspicioso. La caída de la tasa de actividad, la reducción del empleo y el aumento de la subocupación dan cuenta de las fragilidades que subsisten en el mundo laboral.

En el Gran Rosario, sobre 540.387 ocupados, el 74,5% son asalariados. De esos 402.622, unos 130.499 no reciben aportes jubilatorios (32,4%). El servicio doméstico es la rama con mayor precariedad (85,1%), mientras que en construcción más de 3 de cada 5 obreros son informales. Además, la proporción de asalariados sin descuentos jubilatorios es mayor para las mujeres que para los varones, precisa el documento elaborado por el organismo santafesino.

Un dato especialmente preocupante es que el 87,2% de los nuevos asalariados, los que ingresaron al mercado laboral en los últimos tres meses, están en negro. Entre los meses de julio y septiembre hubo 39.878 nuevos ocupados, de los cuales el 81,4% son asalariados.

El 25% de los empleados en negro en el Gran Rosario corresponde pertenecen al servicio doméstico mientras que el 17,8% son empleados mercantiles.

Entre los trabajadores no calificados la precarización alcanza el 59,7%. El 25% de los trabajos profesionales no tiene descuentos jubilatorios. Sobre la totalidad de los empleos que se encuentran bajo la calificación operativa, el 23,8% es informal, en tanto que el menor porcentaje de precariedad se da en los trabajos considerados técnicos (16,9%).

En el Gran Rosario, la tasa de subocupación alcanza el 9,5%, repartida entre subocupados demandantes con el 5% ciento y subocupados no demandantes con el 4,5%.

El 7,8% de los varones y el 12,1% de las mujeres que conforman la PEA son subocupados y El 12,1% de las mujeres que conforman la PEA del Gran Rosario son subocupadas, superando la tasa de los varones. De estas mujeres, el 5,2% son subocupadas demandantes, y el restante 6,9% no lo son.

En el Gran Rosario, la industria manufacturera concentra la mayor cantidad de asalariados, el 17,2%. Le sigue el comercio al por mayor y al por menor, con 15,7%. En tercer lugar se ubican la actividades de los hogares como empleadores y servicio doméstico, con el 9,5%. Luego la enseñanza, con 8,2% respectivamente, mientras que en quinto lugar se encuentra construcción con el 8%.

Del total de asalariados del aglomerado urbano del sur santafesino, el 27,5% trabaja en el sector productivo, mientras que el 72,5% está ligado al sector de los servicios. El 14,6% pertenece al sector estatal.

El peso del Estado. Esta es una diferencia con el mercado laboral del Gran Santa Fe. Allí la rama administración pública concentra la mayor cantidad de asalariados con 17,9%, aunque si se toma a los asalariados que trabajan para alguna dependencia estatal este porcentaje alcanza al 34,5% del total de asalariados del Gran Santa Fe, detalla el trabajo.

En el Gran Rosario el 38,5% de los ocupados son mujeres, mientras que en el Gran Santa Fe sobre el porcentaje del total de ocupados 39,3% son mujeres.

Por caso, en el Gran Rosario en el sector estatal las mujeres son mayoría, contrariamente a lo que ocurre en el sector privado.

Ellas predominan fuertemente en servicio doméstico, enseñanza y actividades de atención a la salud humana y asistencia social y actividades de alojamiento y de servicio de comidas, mientras que son más de la mitad del total de ocupados en actividades financieras y de seguros y en actividades inmobiliarias.

Contrariamente, la menor participación de mujeres se da en la construcción. Del total de mujeres ocupadas, el mayor porcentaje trabaja en las ramas de servicio doméstico, comercio, enseñanza e industrias manufactureras.

En relación a las calificaciones ocupacionales, las mujeres son mayoría en los trabajos no calificados, cerca de la mitad en los técnicos y algo más de 4 de cada 10 entre los profesionales, precisó el Ipec.

En el Gran Santa Fe, en tanto, 1 de cada 5 mujeres trabaja en la rama comercio. La segunda rama en cuanto a trabajo femenino es enseñanza y la tercera es servicio doméstico. Las mujeres abarcan algo más del 40% de los puestos de trabajo en el sector estatal, mientras que en el sector privado representan algo más de un tercio. Con respecto a las calificaciones ocupacionales, ellas son mayoría en los trabajos no calificados y en los técnicos casi la mitad son mujeres.

Desocupación. Por otra parte, como una parte de la Población Económica Activa (PEA) está compuesta por las personas desocupadas el informe describe ciertas características de las mismas. En el tercer trimestre de 2012, en el Gran Rosario la tasa de desocupación es de 7,7% y en el Gran Santa Fe es de 7,5%.

En el Gran Rosario, la mayor tasa de desocupación corresponde a quienes tienen entre 20 y 29 años, con 13,2%.

La tasa femenina también es mayor con 8,9 por ciento. Con respecto al nivel de instrucción, es mayor en los grupos sin instrucción o con primario incompleto y con secundario incompleto, con valores de 11,2% y 11%, respectivamente. En el Gran Santa Fe, las personas con entre 20 y 29 años tienen la mayor tasa de desocupación, con 15,8%.

Entre el tercer trimestre de 2011 y el tercer trimestre de 2012, para ambos aglomerados, la tasa de actividad bajó en Rosario tanto respecto al mismo período del año anterior como al trimestre pasado a un 45,9%. En Santa Fe, en los trimestres de 2012 se mantienen entre 44,3% y 45%, respectivamente. En el tercer trimestre es superior respecto de igual trimestre del año anterior (43,3%.)

En el aglomerado Rosario, la tasa de desocupación creció en el  primer trimestre a casi dos dígitos, un 9,8%. En el segundo trimestre de 2012 bajó a 8,3%, continuando una tendencia descendiente en el último trimestre analizado cuando alcanza el 7,7%.  En el aglomerado de la capital provincial su mayor valor se da en el tercer trimestre de 2011, con 9,5%, cae, y luego  vuelve a subir en el segundo trimestre de 2012 a 7,5%, valor que mantuvo en el tercer trimestre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS