Edición Impresa

"El mejor candidato a gobernador que tiene el socialismo es Lifschitz"

Con la categórica autoexclusión de la carrera a la Casa Gris que ayer comunicó a los medios, el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, el ex intendente de rosario Miguel Lifschitz se refirmó como...

Viernes 03 de Enero de 2014

Con la categórica autoexclusión de la carrera a la Casa Gris que ayer comunicó a los medios, el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, el ex intendente de rosario Miguel Lifschitz se refirmó como el próximo candidato a gobernador del Frente Progresista Cívico y Social.

"Miguel es el mejor candidato que tenemos", dijo Galassi a LaCapital, con lo que terminó de instalar a Lifschitz como el principal aspirante socialista a suceder a Antonio Bonfatti. "Yo no seré candidato. Lo dije ya en Rosario y lo digo ahora en Santa Fe", reveló el titular de la cartera política.

El senador por Rosario —quien desde mediados del año pasado viene manteniendo reuniones con periodistas, empresarios y dirigentes de la provincia comunicando que tiene decidida su candidatura la que desde entonces estuvo alimentando recorriendo el territorio— ya había recibido un espaldarazo de Hermes Binner.

"Miguel prácticamente es un candidato obligado" dijo Binner a fines de 2012. Esos dichos se interpretaron como una respuesta a medida de la expresión de Bonfatti quien poco antes, consultado por la prensa, había negado la existencia de un "candidato natural" para sucederlo. La negativa del gobernador en este caso fueron leídos como un tácito respaldo a otras candidaturas como la de su ministro de Gobierno de la que ya se hablaba en algunos medios.

En el socialismo decidieron dejar la cuestión archivada. Negar una interna —real o ficticia- ente Binner y Bonfatti fue una preocupación primordial no sólo en el socialismo sino en el Frente Progresista. Ayer en diálogo con este diario, Galassi lo admitió: "Más allá de especulaciones, nunca hubo interna entre ambos. Eso no es cierto y nos preocupamos en desmentirlo siempre porque se trata de dos dirigentes con proyección nacional que tiene el Frente por el socialismo, junto a otros como Mario Barletta del radicalismo o Pablo Javkin de la CC".

Lo cierto es que aquel entredicho mediático entre Binner y Bonfatti no terminó de inhumar la presunta candidatura de Galassi hasta ayer en que el mismo se convirtió en el sepulturero de esa supuesta aspiración para 2015.

Lo hizo además a poco de que Rubén Giustiniani, quien tendrá pocos votos pero tiene prestigio nacional y reconocimiento internacional (algo que en el socialismo tiene un peso que a veces los análisis locales no reparan) avisara que en el 2015 vence su mandato a senador y que no piensa en retirarse. Giustiniani salió a decir que le gustaría competir en una interna por la candidatura a gobernador.

Ayer Galassi, con una crudeza rayana en la autocrítica, admitió a LaCapital como una de las razones de su autoexclusión: "Que la experiencia de 2011 no fue positiva. Nos hizo retroceder en la representación legislativa", dijo el ministro encargado de atar cada consenso necesario con la mayoría peronista en cada una de las Cámaras del Parlamento santafesino surgidas de esa elección en la que el Ejecutivo, además, casi se les escurre a manos del candidato del PRO, Miguel Del Sel.

El ministro de Gobierno cortó por lo sano y produjo la primera novedad política de peso del año y a pocos días de que se conociera la encuesta del kirchnerismo que otorga una proyección muy negativa a las chances del peronismo de recuperar la provincia en las elecciones del año que viene. Entre otras razones por carecer de candidatos instalados y con votos probados.

Dos condiciones que, según Galassi, posee el senador por Rosario quien tras dos períodos de intendente de Rosario (cargo del que salió con alta imagen positiva) ganó su banca de senador imponiéndose en el departamento por más de 60 por ciento de los votos.

"Nosotros tenemos un desafío que es gobernador la provincia y tenemos distintas responsabilidades para distintas coyunturas. El proceso de construcción de una candidatura requiere de un recorrido que Miguel ya lo ha hecho y encima es el secretario general del PS en la provincia y ha trabajado siempre codo a codo con Binner y Bonfatti", propaló con grandilocuencia el ministro para concluir en lo para él resulta Obvio: "Es el mejor candidato que tenemos hoy".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS