Edición Impresa

"El legado" revisa la historia en una miniserie de alta calidad

La ficción de Canal 9 gira en torno al paso de Giuseppe Garibaldi en Gualeguaychú. Con actuaciones desparejas, se lucen un villano Luis Machín y quien encarna a su mujer, Leonora Balcarce.

Martes 22 de Julio de 2014

La ficción televisiva siempre puede dar algo más. Y "El legado", que debutó antenoche, a las 22, en la pantalla de Canal 9, demostró que es posible ir por una nueva vuelta de tuerca en las miniseries de la tevé por aire.

Con un elenco de primeras figuras, entre las que se destaca Pablo Rago, Luis Machín, Alejandro Awada y Fabián Vena, la trama se dispara en un hecho histórico, como el paso de Giuseppe Garibaldi por la Argentina en el siglo XIX. El acierto es el relato paralelo en pasado y presente y la calidad cinematográfica en la imagen, en donde se destaca la buena dirección del joven realizador y coguionista Mariano Hueter.

El punto en contra quizá sea el desparejo desempeño actoral, con niveles interesantes en Machín y Leonora Balcarce, y un tanto estereotipados en los casos de Rago, Vena y Boy Olmi.

Todo sucede en Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos. Es que allí, según el mito popular, está enterrado un emblemático sable de un guerrero idealista (Garibaldi) que bregó por la libertad y la integración de los pueblos en favor de las ideas republicanas.

Pero la polémica también lo alcanza. En su breve paso por Sudamérica, Garibaldi, personificado por Rago, también es conocido por saquear viviendas a mediados del 1800 y provocar el terror en muchas familias entrerrianas.

La acción pivotea en el momento en que Garibaldi ya es conocido por su prestigio como hombre de armas, pero prefiere mantenerse al margen de las guerras, y ahora apuesta a ser un solidario maestro de matemáticas y jefe de familia.

Pero las tropas del coronel Cisneros (Machín, en plan villano) incendian su hogar y llevan detenidos a su hijo y a su mujer Anita (Balcarce). Aquí, Garibaldi pergeñará una venganza que lo obligará a tomar las armas nuevamente.

Pasado y presente. Ya en la actualidad, la trama recorre los días de José Martinelli (Pasta Dioguardi), un arqueólogo que reniega de su trabajo y que encuentra una ligera motivación cuando lo llaman a trabajar en Empresas Villagra. Disfrazada como una firma de agroquímicos, el dueño Leopoldo Villagra (Olmi), es un hombre poderoso que está obsesionado por encontrar el preciado sable de Garibaldi. Y se desespera cuando ese sable aparece en una de las plantaciones de su empresa. Eso lo llevará a contactarse con un personaje mafioso (Alejandro Fiore), quien deberá allanarle el camino para que él logre su objetivo: obtener el tesoro escondido cuyas pistas están en el puño del famoso sable.

El relato tomará algunos pasajes de comedia, a partir del entorno de Ezequiel, hijo del arqueólogo, y del disparatado profesor de Historia (Vena), y hasta mutará en policial, cuando el comisario Batallini (Awada) investigará un extraño asesinato. La serie dominical, a la que le restan 12 capítulos, comenzó con buen nivel, pese al bajo rating. Vale darle una nueva oportunidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS