Edición Impresa

El kirchnerismo salió a "bancar" a Boudou

El diputado nacional Roberto Feletti sostuvo que el vicepresidente es víctima de "una agresiva persecución mediática" por parte de los "grandes grupos económicos".

Sábado 08 de Febrero de 2014

Dirigentes del oficialismo realizaron ayer una enfática defensa del vicepresidente Amado Boudou, luego de que el fiscal Jorge Di Lello pidiera su indagatoria en la causa Ciccone.

El diputado nacional Roberto Feletti sostuvo que el vicepresidente es víctima de "una agresiva persecución mediática" por parte de los "grandes grupos económicos".

En ese sentido recordó que Boudou, "además de haberse desempeñado como el ministro de Economía que lideró el bienio de crecimiento económico 2010-2011 a tasas promedio del nueve por ciento anual, fue quien recuperó para el Estado los fondos de jubilaciones en poder de las AFJP".

Feletti afirmó que con esto, Boudou "concluyó un ominoso negocio privado con los aportes de los trabajadores" y recordó, además, que también fue él quien "destinó las reservas internacionales del Banco Central a financiar el desendeudamiento de la Nación y no la fuga de capitales, como ocurría en el pasado".

Por su parte, el senador nacional Aníbal Fernández consideró que es "sensato y criterioso" que Boudou se haya presentado a "declarar voluntariamente" ante la Justicia porque eso "achica todos los tramos para que no se siga hablando en muchos casos con mucha mala leche para lastimar sin piedad".

Saña. Mediante un comunicado, el diputado Edgardo Depetri sostuvo a su vez que "es evidente que existe un ensañamiento mediático contra él y, en definitiva, contra todos" los que defienden "este proyecto", al tiempo que estimó que esto "tiene que ver con los intereses económicos y electoralistas de las corporaciones".

"Confiamos en la honestidad y el buen ejercicio de la función pública que desempeña el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou", agregó Depetri.

También el senador nacional por Salta Rodolfo Urtubey se sumó al respaldo al considerar que "la indagatoria es una oportunidad para explicar y aclarar los hechos" y, en línea con los otros dirigentes del oficialismo, sostuvo que las críticas hacia Boudou "tienen una clara intencionalidad que forman parte de un conjunto de acciones para debilitar al gobierno".

El vicegobernador de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, también se expresó en ese sentido al afirmar que confía en Boudou, a quien calificó como objeto de "una operación", y evaluó que "no hay posibilidad de agarrarlo o de soltarle la mano porque es una cuestión judicial".

"Yo a Amado (Boudou) lo banco mucho, lo quiero mucho y seguro va a salir absuelto, tengo toda la confianza, pero hay que dejar que la Justicia actúe con total libertad", dijo Mariotto.

En sintonía, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, señaló que "hubo una campaña y un ataque mediático" contra el vicepresidente y que "han sido de un agresividad enorme las descalificaciones e imputaciones que se le han hecho en el último tiempo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS