Politica

El juego de silla del PJ santafesino frente al nuevo escenario electoral

El peronismo se encamina a unos comicios clave para 2023 y se acelera la danza de nombres para las listas de senadores y diputados nacionales

Domingo 30 de Mayo de 2021

El peronismo santafesino se encamina a un escenario electoral nuevo tras la muerte de Miguel Lifschitz y con movimientos acelerados en su interior de cara a unos comicios clave, tanto en el plano provincial como nacional. Como en el juego de silla, no habrá lugares para todos.

El fallecimiento del antecesor de Omar Perotti y principal líder opositor reseteó el tablero político de la provincia. Sin Lifschitz, que venía trabajando en una candidatura para senador nacional como estación previa para volver a la Casa Gris en 2023, el campo no peronista entró en estado deliberativo.

En la sala de situación de los distintos campamentos peronistas siguen con atención la reconfiguración del mapa provincial y esbozan diferentes hipótesis. No sólo eso: avanzan con definiciones. Por ejemplo, Perotti lanzará la semana que viene un espacio propio.

Para Leandro Busatto, jefe del bloque del PJ en Diputados, probablemente se presente un “escenario de tercios atenuado”. “Hay que ver cómo se reconfigura el Frente Progresista Cívico y Social, pero es un espacio que tiene su anclaje en la sociedad —analiza el dirigente de La Corriente, que se referencia en Agustín Rossi—. Puede estar atenuado pero expresa un voto no peronista que no está alineado en Cambiemos”.

El legislador se muestra optimista: “Creemos que nos va a ir bien, podemos ganar la elección, que va a ser la ratificación de las gestiones nacional y provincial. Tenemos expectativas de que tanto la salud como la economía empiecen a crecer positivamente”.

La diputada provincial y referente del Movimiento Evita Lucila De Ponti proyecta un escenario polarizado y nacionalizado. También, una campaña distinta. “No están dadas las condiciones para hacer un gran despliegue en términos de presencia callejera”, evalúa. Y agrega: “Aquellos candidatos que sean más conocidos y las campañas que puedan establecer un diálogo sensato con las demandas sociales serán los que tendrán los mejores resultados”.

Por su lado, el senador sanlorencino Armando Traferri advierte que no es lo mismo un escenario de tres tercios que uno de dos y medio, y que la situación actual perjudica al justicialismo. “Más que nunca se debe hacer el esfuerzo para reforzar la unidad en la diversidad”, plantea el dirigente del Nuevo Espacio Santafesino (NES) que aglutina a un sector del peronismo territorial.

Lugares en juego

Las legislativas de este año serán las primeras elecciones desde el regreso al peronismo al poder y marcarán el clima político del segundo tiempo del mandato de Alberto Fernández y Omar Perotti. De la misma forma que el Frente de Todos, el artefacto Frente Juntos se mostró efectivo para desalojar al entonces oficialismo pero poco tiempo después de comenzada la gestión las diferencias y tensiones empezaron a emerger.

En este marco, todos hacen su juego para estas elecciones: algunos quieren retener las fichas que tienen; otros, sumar las suyas al tablero. Cada uno pone sobre la mesa sus cartas: candidatos que midan, aparato, la bendición desde la cima del poder.

Este año, el peronismo pondrá en juego bancas logradas en dos turnos electorales diferentes: las dos del Senado corresponden a 2015 y las tres de Diputados a 2017.

Quienes siguen de cerca la rosca deslizan que si la boleta para el Senado está integrada por el delfín de Perotti, Roberto Mirabella, y María de los Angeles Sacnun —que preside la estratégica Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado y tejió en la Cámara alta una relación estrecha con Cristina Fernández de Kirchner— se despejaría el camino para que las otras tribus pongan sus nombres en la lista para Diputados.

El Movimiento Evita, uno de los movimientos sociales más cercanos al presidente, apuesta a que el concejal rosarino Eduardo Toniolli se ubique en un puesto expectante. “Vamos a hacer lo posible para que esté en un lugar que entre —indica De Ponti—. Sabemos que hay mucha discusión y es difícil, pero tenemos cierta expectativa, porque estas definiciones están muy vinculadas a la discusión global nacional”.

En La Corriente suena el nombre de Busatto, que en los últimos meses empezó a incursionar en el ecosistema mediático porteño y tiene diálogo fluido tanto con el núcleo albertista como con Máximo Kirchner. El diputado provincial asegura que en el espacio todavía no hablaron de nombres propios: “Tenemos vocación de protagonizar todas las instancias, pero siempre en función de los intereses del conjunto. Para nosotros es mucho más importante que gane el peronismo antes que nuestro espacio ponga los candidatos”.

El NES, que patrocinó la candidatura de Alejandra Rodenas como diputada nacional en 2017 y vicegobernadora hace dos años, también se anota en la conversación. “Queremos ser parte de esta construcción, tenemos diálogo con el Frente Renovador, el sector de Luis Rubeo y el rossismo —dijo Traferri—. Somos conscientes de que es un escenario complicado si se juntan todos contra nosotros”.

image.png

El gobernador Omar Perotti lanzará un espacio de nombre muy similar al de su par cordobés, Juan Schiarretti.

Perotti lanzará su espacio: Hacemos Santa Fe

El gobernador Omar Perotti lanzará el próximo viernes su propio espacio político, que se llamará Hacemos Santa Fe, un nombre casi calcado de Hacemos por Córdoba, el sello del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti. Ambos mandatarios cultivan perfiles similares y son socios en la Región Centro.

Según le contó al portal Letra P el senador Roberto Mirabella, mano derecha de Perotti, se trata de “una demanda de dirigentes, intendentes y presidentes comunales”.

Habrá un acto virtual del que, esperan, participen de modo virtual unas 400 personas. Además, habrá dos burbujas: una en Rosario y otra en Santa Fe, en la que estarán presentes diez personas en cada una en forma presencial.

De esta forma, el mandatario busca darle una organicidad a su núcleo más cercano y sumar a intendentes y referentes locales, que también jugarán parte de su capital político en las elecciones de este año.

La jugada del gobernador sacudió al peronismo santafesino, donde las corrientes kirchneristas tienen un peso bastante mayor que en la provincia mediterránea. Al jefe del bloque del PJ en Diputados y uno de los principales referentes de La Corriente, Leandro Busatto, le pareció “una sorpresa”.

Y añadió: “El gobernador debería estar por encima de cualquier discusión terrenal de la política santafesina. Tienen toda la legitimidad para hacerlo y habrá que ver cómo evoluciona eso, pero me cuesta creer que el peronismo sume más tribus cuando lo que necesita sumar es más esfuerzo”.

Otro dirigente consideró que la decisión de Perotti es “un error”. “Te ponés a la par nuestra y coqueteás con tipos que te dicen siempre que sí, pero que hoy son tuyos y otro día son de otro”, advirtió.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario