Edición Impresa

El informe de la jueza Arroyo Salgado elevó el voltaje del caso Nisman

La exposición de la jueza de San Isidro alimentó tensiones con la fiscal interviniente Viviana Fein y con la defensa de Lagomarsino, quien salió a rechazar un punto clave de las conclusiones.

Sábado 07 de Marzo de 2015

La jueza Sandra Arroyo Salgado decidió suprimir el punto que explicaba “cómo mataron” a su ex esposo, Alberto Nisman, del informe forense, cuyo resultado volvió a poner bajo la lupa al ex colaborador informático del fiscal especial de la causa Amia, Diego Lagomarsino.

   La exposición de la jueza de San Isidro alimentó tensiones con la fiscal interviniente Viviana Fein y con la defensa de Lagomarsino, quien salió a rechazar un punto clave de las conclusiones del equipo forense de la querella.

   Si bien Arroyo Salgado sentenció que al padre de sus hijas “lo mataron”, la jueza evitó que trascendiera a la prensa el ítem del informe que detallaba cómo lo habrían asesinado, el cual suplantó por unos puntos suspensivos, aunque toda esa información clave ya se encuentra en manos de la fiscal Viviana Fein.

   Según trascendió, Fein se dedicó ayer a analizar el informe de los peritos forenses de la familia de Nisman, a los que citará a declarar “la semana próxima” a fin de evaluar las diferencias con los peritos oficiales, antes de convocar a una junta médica para una “tercera opinión”.

   Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que la defensa de Lagomarsino, el ex colaborador informático de Nisman, “debe estar sumamente preocupada” por la presentación del peritaje de parte de Arroyo Salgado ya que indica que no sólo el arma cuya bala mató al fiscal es la que el asistente le entregó sino que el horario de la muerte podría coincidir con su presencia en el domicilio del fiscal.

   El abogado de Lagomarsino, Maximiliano Rusconi, salió al cruce del jefe de Gabinete, a quien le pidió que “hable menos o con mayor precaución”, y cuestionó el informe de Arroyo Salgado al considerar que genera “un expediente paralelo al oficial” en la investigación de la muerte del fiscal de la causa Amia.

   El letrado cuestionó también la hipótesis de la ex esposa de Nisman en cuanto a que murió a las 20 del sábado y no al mediodía del domingo, y rechazó que su representado haya matado al fiscal, al advertir que en la mañana del domingo la computadora del funcionario judicial fue utilizada. “Hay constancias en el expediente que el domingo a las 8 alguien, suponemos que el fiscal Nisman, ingresó a su computadora, leyó los diarios y además ingresó a su casilla de mails para ver si había mails”, dijo Rusconi, y advirtió que “lo que sucedió ayer no es lo más sano en una investigación”.

   En ese marco de tensiones y declaraciones cruzadas, la fiscal Fein advirtió que si hay sectores que quieren presionarla en su investigación sobre la muerte de Nisman, “no van a lograrlo porque hago mi trabajo con imparcialidad, ecuanimidad y tranquilidad. Me siento muy firme”.

   Al ser consultada sobre la existencia sectores que buscarían que la causa que investiga pase al fuero federal, advirtió: “Se dice eso. Pero por ahora nadie me presentó por escrito que la causa tenga que salir de la esfera de la investigación. El día que me presenten un escrito, si sucede, voy a emitir opinión”.

   Además, Fein dijo que no le “sorprende” el informe de Arroyo Salgado y que daba por descontado que el peritaje de partes manifieste “disidencias” porque es algo que “sucede en muchas causas”.
  Una de las principales diferencias entre el peritaje oficial y el de Arroyo Salgado es que el primero sostiene que hubo espasmo cadavérico en el cuerpo de Nisman, mientras que el segundo lo descartó, al tiempo que para la querella hubo agonía y no muerte instantánea.

   “La autopsia dice que tenía espasmo cadavérico en la mano derecha. Y hay una fotografía de eso. Tengo que corroborar y evaluar el planteo. Ellos han manifestado conclusiones adversas a las oficiales, de los médicos forenses de la Corte, no sólo del personal científico de la Policía Federal. Ahora tendremos que evaluar todos los fundamentos y consideraciones”, señaló la fiscal, e insistió: “Hoy no puedo determinar de manera categórica que Nisman se suicidó pero tampoco puedo ni mínimamente sostener que fue un homicidio. No tengo nada en ese sentido”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario