Edición Impresa

El impuesto extra a la basura en comercios sumó críticas y rechazos

Los carniceros aconsejan no pagar el cargo fijo. Para los panaderos, es "inequitativo", mientras que los heladeros salieron a denunciar una sobrecarga tributaria para la actividad.

Lunes 24 de Septiembre de 2012

El nuevo cargo fijo que unos cinco mil pequeños y medianos comercios deberán pagarle al municipio por la recolección extra de la basura que generan cosechó los primeros cuestionamientos. Los heladeros criticaron lo "repetitivo" del impuesto, los panaderos por lo "inequitativo" ya que, argumentan, funcionan locales no habilitados ni inscriptos. Los carniceros, directamente, aconsejaron a sus colegas no abonarlo.

"¿Cómo vamos a pagar por una recolección de un residuos que no generamos? Al contrario, a nosotros nos pagan por la grasa y el hueso", afirmó el titular de la Sociedad de Carniceros rosarina, José García.

Las boletas con el cargo extra por la recolección diferencial de residuos ya comenzaron a llegar a rotiserías, bares, almacenes y kioscos. El decreto 2.212 firmado hace una semana por la intendenta Mónica Fein estableció que los comercios de hasta 45 metros cuadrados de superficie tributen 53,30 pesos.

El nuevo impuesto se eleva a 106,60 pesos para los comercios de entre 45 y 85 metros cuadrados. Ambos valores serán variables de acuerdo a los costos del sistema.

La ordenanza fue aprobada por el Concejo el año pasado y alcanza a rotiserías, bares, almacenes, kioscos, heladerías, fiambrerías, panaderías, verdulerías, carnicerías y pizzerías, entre otros. En total, unos 5 mil locales, de los cuales 3.700 se encuadran en la tarifa de menor precio.

Repudio. Difundidas las boletas, y planteado el tema en la agenda pública, los representantes de diversos rubros salieron a cuestionar la medida.

La Sociedad de Carniceros aclaró que no corresponde abonar el cargo extra. "No somos generadores de residuos especiales. No tiramos nada en el basurero porque la grasa y el hueso descartados se los llevan y nos pagan por ello", explicó García.

El dirigente también adelantó que discutirán la norma. "Si nos abonan por el residuo que generamos y se lo llevan, ¿porqué voy a pagar? Si tenemos que llegar hasta la propia intendenta, lo haremos", cuestionó García. E indicó que la entidad solicitará una reunión con las autoridades municipales para explicar las razones que motivan el rechazo al nuevo tributo. "El consejo para los colegas es tratar de que no lo la paguen", resumió.

Repetitiva. A su vez, la Cámara de Industriales del Helado Artesanal (Cicha) también puso sus reparos.

A través de su tesorero, Alberto Osman, calificó al cargo extra de "repetitivo".

"Todo impuesto que se agrega a lo existente como el Drei y la publicidad van llevando a una situación donde el comerciante no lo puede absorber y lo termina trasladando al precio en un contexto inflacionario", reflexionó Osman, quien se mostró "sorprendido" con la medida y sospechó que persigue un "afán recaudatorio".

El rubro, según comentó el directivo de Cicha, produce "basura liviana", que ocupa volumen pero no peso, como los vasos de plástico, servilletas de papel y cucharitas y algo de cartón, "que generalmente siempre se lleva algún recolector ya contactado".

"Las heladerías no son generadoras de residuos gastronómico", remató Osman.

Competencia desleal. La medida tampoco impactó positivamente entre los panaderos. No por su fin en sí mismo sino por la "competencia desleal" que existe en el sector entre las panaderías habilitadadas y las no inscriptas ante el fisco local.

"No veo mal la situación, pero va a pasar lo de siempre: irán a los comercios que existen para pagar los costos. Pediremos una audiencia con la intendenta para hacerle saber que, si bien no estamos en desacuerdo, queremos que todos paguen", enfatizó el titular de la Asociación de Industriales Panaderos, Gerardo Di Cosco.

El sector afirma contar con un relevamiento de las 650 panaderías que funcionan en Rosario. "La Municipalidad no tienen registradas ni la mitad de ellas, que por supuesto tampoco pagan Drei. Por eso se compite a un precio distinto. Proponemos un pago igualitario y abarcativo, y hasta se podrían abaratar costos", razonó el dirigente.

Otro de los temas que le plantearán a Fein es el ingreso de mercadería proveniente de ciudades o localidades aledañas, "que llegan por la Circunvalación y nadie controla".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario