Edición Impresa

El histórico tranvía 277 volvió a rodar por las calles de la ciudad

Totalmente restaurado, el coche hizo ayer un recorrido inaugural. Próximamente cubrirá el trayecto de Wheelwright entre Balcarce y Presidente Roca.

Lunes 21 de Julio de 2014

Como parte de las actividades previstas para el Día del Amigo, se presentó ayer el histórico tranvía 277. Totalmente restaurado y sobre rieles, el vehículo realizó a la mañana un recorrido inaugural. Próximamente, el coche cubrirá el trayecto por calle Wheelwright, entre Balcarce y Presidente Roca, en la costanera central de la ciudad.

La intendenta Mónica Fein encabezó el acto de presentación del primer recorrido del histórico tranvía, íntegramente restaurado por la Asociación Rosarina Amigos del Riel (Arar), en colaboración con la Sociedad del Estado Municipal para el Transporte Urbano de Rosario (Semtur). La ceremonia se realizó en la plazoleta Don Bosco, en Wheelwright y Roca.

A esa esquina, una de las paradas del recorrido, el coche 277 arribó pasadas las 10, conducido por miembros de Amigos del Riel, para ser presentado oficialmente y realizar el primer viaje con pasajeros desde su restauración.

Durante el acto, Fein felicitó a todos los involucrados en el proceso que implicó la restauración y puesta a punto del tranvía, que data de 1939.

Orgullo. "La ciudad, una vez más, está muy contenta de tener este grado de asociaciones que, con mucha autonomía y decisión, siguen construyendo una ciudad mejor", dijo la intendenta.

Al respecto, agregó: ""Experiencias como ésta son un aliciente para seguir trabajando por lo que es transporte sustentable. En este día, los Amigos del Riel nos dieron una lección de lo que es ser amigo, no bajar los brazos y construir un sueño".

Angel Ferrer, miembro fundador de Amigos del Riel, tampoco escondió su emoción a la hora de hablar del largo proceso de lucha y trabajo en conjunto que implicó la puesta en marcha del coche 277.

"El tranvía trae consigo un mandato que nos dice: «A disfrutarlo y a cuidarlo». Porque es único e irrepetible y porque, en rigor, no nos pertenece sino a los que nos sucederán. Tenemos el compromiso de dejarles este testimonio tangible del pasado más brillante del transporte urbano de Rosario", sentenció.

El público que se acercó a presenciar la presentación no se mantuvo ajeno a la emoción que generó la vuelta del tranvía restaurado, que representa un fragmento de la historia de Rosario.

María Inés, de 62 años, recordó emotivamente sus viajes al colegio desde la zona del parque Independencia, cuando era una niña, y sostuvo que "es un tipo de transporte muy cálido". Y agregó: "Para un chico, el tranvía era como viajar en un tren pequeñito".

Guido, de 70 años, también se emocionó al subir al coche, que conoció a diario cuando era un niño. "Lo noto un poco distinto", dijo mientras tocaba los asientos y las ventanas. Luego admitió sentirse "conmovido" por ser parte del primer viaje del coche restaurado.

En tanto, Fein, el senador provincial Miguel Lifschitz y el presidente de Arar, Mario Angueira, recibieron de parte del directorio de la Semtur, por su colaboración en la concreción del proyecto, una réplica a escala del tranvía hecha por el artista Enrique Mouré.

La intendenta aprovechó la oportunidad para recordar: "Rosario tiene un proyecto de tranvía metropolitano, que estamos seguros que alguna vez se va a concretar porque es un sistema que está funcionando en el mundo y es sustentable".

Aludió, de ese modo, al proyecto de instalación de un denominado "metro de superficie" que comunique la ciudad de norte a sur, uniendo Granadero Baigorria con Villa Gobernador Gálvez.

El acto también contó con la presencia de la secretaria de Servicios Públicos y Medio Ambiente, Clara García; el secretario de Turismo, Héctor Di Benedictis; la subsecretaria de la Agencia de Movilidad y Seguridad Vial, Mónica Alvarado; el presidente de la Semtur, Gustavo Perrone; la directora del Centro Municipal Distrito (CMD) Centro, Alicia Pino, y el presidente de Arar, Carlos Fernández Priotti.

La orquesta típica La Biaba fue la encargada de amenizar el evento con un repertorio de tangos previsto para la ocasión.

El regreso del coche 277 a las calles de Rosario es una muestra de como la pasión, el trabajo cooperativo y la tenacidad pueden hacer posible un sueño.

También es una oportunidad para rescatar una parte significativa de la historia rosarina, no sólo en lo que refiere a la movilidad urbana sino a su trama social más profunda, su génesis ciudadana y su identidad.

Siempre presente. Los rosarinos de mayor edad atesoran recuerdos de aquellos tranvías eléctricos y permanentemente recrean relatos que los jóvenes escuchan con curiosidad.

Es que, durante más de medio siglo, el tranvía constituyó el principal medio de transporte público y fue utilizado en forma cotidiana por estudiantes, trabajadores, amas de casa, niños y adultos que se desplazaban por una ciudad que crecía y se expandía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS