Edición Impresa

El hipódromo fue escenario de un insólito accidente

Un camión grúa que había ido a retirar un caballo muerto provocó la caída del antiguo arco del acceso principal al predio.

Martes 05 de Febrero de 2013

Fue, lo que se dice, una desgracia con suerte. El chofer de una grúa que trasladaba un caballo muerto en el Hipódromo Independencia sufrió ayer un accidente luego de que la pluma del vehículo impactara con el antiguo arco del acceso principal a la villa hípica. Grandes bloques de cemento y ladrillos aplastaron el costado izquierdo de la cabina del camión, aunque su conductor sufrió apenas lesiones leves.

Eran poco más de las 11 cuando los dos operarios del Fiat Iveco Nº 302 de la empresa Lime terminaron de cargar el caballo de carreras que había muerto durante el fin de semana pasado en el hipódromo del parque Independencia.

Al volante del camión se subió Norberto Baronti, de 57 años, y puso en marcha el vehículo.

Pero, por motivos que aún son investigados, al llegar al portón de la avenida Ovidio Lagos la pluma del vehículo impactó contra el centenario arco que corona el acceso.

Las moles de cemento cayeron sobre la cabina del vehículo, que quedó parcialmente aplastada. Dos de los operarios pudieron salir por una de las ventanillas, pero la pierna izquierda de Baronti quedó atrapada contra el volante.

Ambulancias del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) y de la empresa Vital trasladaron a los tres operarios al sanatorio Mapaci, donde fueron asistidos en la guardia por algunas escoriaciones. El chofer quedó en observación y recibió el alta a las pocas horas ya que, según indicaron fuentes de Lime, "su estado de salud es bueno y no sufrió fracturas ni lesiones graves".

La firma es la encargada del servicio de retiro de los animales muertos en la vía pública y en el predio deportivo.

El director de Control Urbano del municipio, David Sánchez, explicó que los equinos son trasladados hasta los rellenos sanitarios habilitados para esos casos.

Un choque raro. En Lime destacaron que el accidente de ayer no es frecuente.

Sin embargo, evitaron entrar en mayores detalles sobre lo ocurrido ya que "se están terminando de realizar los peritajes" para conocer los motivos de la colisión.

Personal de la comisaría 5ª fue el encargado de inspeccionar el vehículo que, pasado el mediodía, todavía permanecía parado en la mitad del acceso al predio, con la cabina aplastada y el casco anaranjado del conductor caído sobre uno de los asientos.

De acuerdo al parte policial, el accidente se produjo poco después de las 11, cuando la pluma de la grúa parcialmente replegada pegó con la arcada del acceso al hipódromo.

Lo que deberá establecerse ahora, según indicaron los uniformados, es si la pluma no terminó de bajar por negligencia de los conductores o por un mal funcionamiento del aparato.

El paredón que se extiende por Ovidio Lagos separa al parque de la villa hípica que funciona casi como un mundo aparte. Las caballerizas albergan a más de 400 pura sangre, propiedad de criadores de Rosario y la región, que son asistidos y entrenados a diario.

Los animales participan de las carreras que se corren en esa pista o en competencias de los hipódromos de San Isidro, Palermo o La Plata.

En total, los boxes construidos en el siglo pasado son casi 600, distribuidos en 18 pabellones. Desde 2006, cuando el Jockey Club dejó el predio, su gestión quedó en manos de una sociedad municipal.

Según explicó el intendente del Hipódromo Independencia, Rodrigo Burema, cada dos o tres meses se registra la muerte de algún animal. En todos esos casos, tras la asistencia veterinaria se llama a las grúas de Lime, necesarias para levantar los cuerpos de los caballos, que pueden llegar a los 500 kilos. Sin embargo, destacó, "es la primera vez que ocurre un accidente de este tipo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS