Edición Impresa

El hermano de Javier Mascherano abrirá un centro de rehabilitación en San Lorenzo

Sebastián reconoció que se vio inspirado en su propia experiencia y recuperación de las adicciones. Comenzará a funcionar después de marzo y el servicio será gratuito.

Miércoles 14 de Enero de 2015

Sebastián Mascherano, hermano de Javier, el astro del fútbol argentino y de Barcelona, fundará en San Lorenzo junto a un grupo de profesionales y colaboradores un centro de rehabilitación integral de estrés y adicciones cuya sigla será Crisa. Se estima que la institución comenzará a funcionar después de marzo de este año y el servicio será gratuito. Así lo adelantó el empresario gastronómico de 38 años, quien reconoce que fue precisamente su mala experiencia y su recuperación de las drogas el motor de la noble iniciativa.

"Mi historia en San Lorenzo se conoce. He tenido una enfermedad, una adicción, y a los 35 años hice un click y decidí recuperarme. Lo hice en una clínica de Buenos Aires donde estuve internado y salí adelante. En marzo se van a cumplir tres años de que estoy sobrio y ya hace dos que no fumo cigarrillos. Si hay algo que aprendí mientras me recuperaba en ese lugar es la vocación de servicio, y por eso lo que me propuse es darle a la gente lo que a mí me dieron. El objetivo es que, con mi testimonio y con el trabajo del cuerpo médico que va a acompañar este proyecto, podamos ayudar a quien quiera recibir ayuda", comentó a LaCapital.

Así es como junto a un amigo de Buenos Aires comenzaron hace unos meses a idear la iniciativa, a la que hoy se suman psicólogos, médicos clínicos, acompañantes terapéuticos, profesores de educación física, instructores de yoga y cocineras, entre otros profesionales y colaboradores que trabajarán en este centro de día que funcionará de lunes a viernes, de 8 a 18 horas.

Crisa cuenta desde el arranque con el apoyo del municipio sanlorencino, que por estos días está cediendo el salón de usus múltiples del parador turístico, donde se llevan a cabo las reuniones y las charlas que el equipo de trabajo realiza los martes, cada quince días. En este sentido, Mascherano manifestó su gratitud "al intendente (Leonardo) Raimundo y al secretario de Gobierno, Iván Ludueña, porque nos están ayudando con el centro".

Servicio gratuito. El futuro espacio terapéutico ofrecerá servicios y actividades cognitivas y deportivas en forma gratuita. El proyecto prevé la creación previa de una fundación que será la encargada de captar y canalizar las donaciones de particulares y de empresas, sin las cuales no sería viable la propuesta. "Ya tenemos dos empresarios de la zona que nos dieron el aval económico para que podamos hacer el depósito en la provincia. Luego el trámite sigue su curso en la Afip, entonces obtenemos el número de expediente y si cumplimos todos los requisitos, como la conformación de una comisión integrado por ocho miembros, ya estamos en condiciones de arrancar", indicó Mascherano.

El empresario estimó que "en marzo ya estaríamos alquilando una casa, que tendremos que adaptar con dos o tres habitáculos, consultorios, baños y un living comedor grande, entre otras dependencias para que podamos atender entre 20 y 25 pacientes.

Aclaró que el centro está dirigido no sólo para pacientes de San Lorenzo sino de todo el Cordón industrial que tomen la decisión de salir adelante". La experiencia "también me sirve y me beneficia a mí, porque yo continúo en una recuperación constante y esta iniciativa me ayudará a mantenerme con mis bases firmes y a llenar mi corazón", aseguró.

"Acá no hay nada raro. No persigo ningún fin político, ni fama, ni dinero", aclaró Sebastián. Y en todo momento hizo hincapié en "desprender" a su hermano Javier del tema. "El fue un gran motivador para que yo me recuperara de mi adicción e incluso me ayudó económicamente cuando estuve internado en Buenos Aires. También fue uno de los primeros en enterarse de mi idea de crear un centro de rehabilitación, le pareció bueno y me felicitó, pero yo aún no le he pedido nada para el proyecto, que va a demandar un trabajo a pulmón".

De allí que el hermano del ídolo deportivo se mostró molesto porque varios medios difundieron la iniciativa ilustrando con una foto suya con la remera de la selección de fútbol argentina. "Eso impacta en la gente y por ahí se malinterpreta", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario