Edición Impresa

El Grupo Clarín se divide en "seis unidades" para adaptarse a la ley

El holding advirtió que su decisión no interrumpe ninguna de las acciones legales para hacer valer sus derechos. El multimedios separó y segmentó sus licencias para adecuarse a lo que dispone la normativa.  

Martes 05 de Noviembre de 2013

El Grupo Clarín presentó ayer un "plan de adecuación voluntaria" a la ley de medios ante la Justicia y la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), que señaló que "no hay impedimentos" para que el multimedio se divida entre "sus actuales socios", siempre que constituyan "unidades de negocio nuevas". Asimismo, el titular del organismo, Martín Sabbatella, dijo que el Afsca tiene hasta 120 días para decidir si acepta o no el plan presentado por el multimedios (ver aparte).

"El Grupo Clarín decidió separar sus licencias audiovisuales en seis diferentes unidades empresarias, cada una ellas respetando los límites del artículo 45 de la ley de medios", anunció la compañía en un comunicado.

Fuentes de la Afsca dijeron que "en la medida en que se constituyan unidades de negocio reales e independientes, ni los parentescos ni el hecho de haber sido socios previamente son impedimentos" para poner al frente de esas compañías a actuales directivos del Grupo Clarín.

"Estas unidades pueden estar perfectamente a nombre de (José Antonio) Aranda, (Jorge) Rendo o el hijo de (Héctor) Magnetto. Siempre y cuando efectivamente se constituyan unidades de negocio que no supongan un grupo único y que no sean meros testaferros. Y para detectar testaferros se debe confirmar que esas personas se desempeñan en esos nuevos cargos", señalaron.

El Grupo Clarín señaló que el plan se presentó "antes de la entrada en vigor de la sentencia de la Corte (Suprema) y según la misma debe tener los mismos plazos y condiciones que el resto de los grupos".

Según dijo, se inclinó por esa opción, ante lo que consideró como un "avance ilegal y de facto que emprendió el gobierno en los últimos días para quitarle compulsivamente sus medios audiovisuales".

"El plan —que no interrumpe ninguna de las acciones judiciales que lleva adelante el multimedios para defender sus derechos— se presentó solicitando que se cumpla integralmente la sentencia de la Corte Suprema. Esto es, que se garantice la actuación de una autoridad de aplicación independiente, imparcial y con solvencia técnica, que pueda asegurar un tratamiento transparente e igualitario en la aplicación de la ley, lo contrario de lo que sucede hoy", aclaró.

Insistió en que el "objetivo" del gobierno es "hacerse de los pocos medios críticos que aún quedan en la Argentina".

"Además, y como prevé el fallo de la Corte, el Grupo Clarín seguirá litigando en los tribunales locales todos los aspectos vinculados a la aplicación discrecional y selectiva de la norma por parte del gobierno nacional", agregó.

D'Elía quiere meter "cuchillo"

El dirigente kirchnerista Luis D’Elía opinó ayer que la adecuación al Grupo Clarín por parte del Afsca que “hacerla con cuchillo de carnicero”, y disparó: “Como estamos, esta es una pelea en la cual uno de los dos tiene que morir. Da la impresión de que el que va a morir es Clarín”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS