Edición Impresa

El Gringo Heinze aseguró que su "lugar en el mundo es Newell's"

El defensor internacional expuso las razones que lo llevaron a seguir en el club. "Siento que tengo que estar acá", contó el zaguero con su habitual naturalidad y sencillez.

Sábado 27 de Julio de 2013

Gabriel Heinze decidió seguir en Newell's. Eligió extender su brillante carrera en el club que alumbró sus inicios. Más allá de la gran cantidad de títulos que consiguió en su recorrido, el Gringo estampó un nuevo gesto de respaldo, afecto y compromiso, que exalta el sentido de pertenencia que distingue esta etapa histórica de la entidad del Parque. "Mi lugar es donde estoy ahora. Cuando me puse a pensar, todo llegaba al corazón y siento que tengo que estar acá", señaló ayer emocionado el zaguero.

"Estoy contento de estar acá. Lo decidí yo, con mi gente. Me decidí por varios factores. Por todo lo que pasé el año pasado, principalmente por el respeto, el cariño de mis compañeros y de la gente, eso ayudó mucho. Y también por algo personal, por saber que empezamos a caminar un período lindo y quiero ser parte de esto". Así explicó Heinze, con naturalidad y sencillez, las razones que lo llevaron a quedarse en Newell's.

Y agregó: "Hay gente nueva y siento que tengo para ayudar, desde mi lugar. Hoy mi desafío pasa por estar en este club. Todavía no firmé pero no importa. Tomé la decisión el martes, hablé con el entrenador y después se harán los papeles. No habrá problemas".

—¿Es una manera de respaldar este proceso?

—Uno a veces está en una posición que a veces no se da cuenta y hay que hacerse responsable. Pensé en eso y lo hablé con el entrenador. A veces una persona te cae bien por las pocas o muchas palabras que te dice, como pasó con Martino y ahora pasa con Berti. No estoy para respaldar porque es una persona con mucha experiencia.

—¿Qué tan cerca estuviste de anunciar tu retiro la tarde que Newell's festejó el título?

—Fue una situación emocionante. Primero porque no me lo imaginaba, porque estoy en mi país y en el club que me vio nacer. Me formé acá. Salí campeón en casi todos los clubes y también es una emoción grande, pero estar en tu país y festejarlo con tu familia es importante. Yo disfruté poco con mi gente los títulos que iba logrando. Siempre era todo a la distancia. Esa tarde caminaba despacio porque quería que la gente disfrute con nosotros. Yo pensaba que iba a ser la última vez que iba a pisar el césped de Newell's. Lo tenía completamente decidido y sólo se lo había dicho a mis íntimos. Pensaba que era la última vez y quería que esa vuelta olímpica sea eterna. Pasear en ese momento con tus hijos es algo impagable.

—¿Te frenó justo Bernardi cuando te sacó el micrófono?

—Lucas no sabía pero por ahí intuyó algo. Si me dejaba hablar, posiblemente lo hubiera dicho y hoy no estaría acá porque tengo que ser esclavo de mis palabras. Pero en ese momento pensaba que era la última vez que pisaba el estadio.

—¿Tuviste ofertas de Brasil?

—Hubo ofertas y las pensé. Por la cifra y por el club se merecía respeto, pero también hubo otras cosas que me llevaron a definir que mi lugar es donde estoy ahora.

—¿Es verdad que los directivos de Newell's te ofrecieron un contrato para que sigas?

—Más allá de la lesión me ofrecieron un contrato en blanco. Es la primera vez que me pasa. Esas son cosas que se agradecen y que explican por qué estoy acá.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS