Edición Impresa

El gobierno rechazó las críticas por el aumento del narcotráfico

El gobierno salió ayer a defenderse de las críticas y advertencias que realizaron la Corte Suprema, la Iglesia y la oposición por el incremento del narcotráfico en el país y repartió...

Jueves 14 de Noviembre de 2013

El gobierno salió ayer a defenderse de las críticas y advertencias que realizaron la Corte Suprema, la Iglesia y la oposición por el incremento del narcotráfico en el país y repartió responsabilidades en la lucha contra este delito.

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; los ministros de Seguridad, Arturo Puricelli, y de Justicia, Julio Alak, y el subsecretario de Control de Sustancias Psicoactivas de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), Julio Postiglioni, reivindicaron por separado y por distintos medios las tareas del gobierno nacional en la lucha contra este flagelo.

"Hace pocos días el secretario de Seguridad, Sergio Berni, mantuvo una reunión con jueces federales del norte del país y con la Corte. El trabajo es constante y los resultados son contundentes. Vemos todos los días cómo se desbaratan bandas narco", dijo Abal Medina.

"La política es activa en cuanto a la detección de cargamentos y en la aprehensión de los narcos, como se ha visto recientemente con los operativos en Nordelta, donde se detuvieron a peligrosos narcotraficantes; estamos yendo a fondo, con los pesos pesados y no sólo contra un chofer del camión que transporta la cocaína", resaltó el funcionario.

Esfuerzo policial. Por su parte, Puricelli atribuyó el aumento del 101 por ciento en las causas penales sobre narcotráfico en Salta y Jujuy, entre 2005 y 2012, a que las fuerzas policiales "han duplicado su esfuerzo para encontrar más delincuentes".

"Yo creo que la Corte le reclama al gobierno por pedido de las Cámaras (federales) de Salta y de Jujuy, pero en realidad lo que les dice es que nuestra política de seguridad está dando resultados", analizó.

Puricelli se refirió así a la resolución que el martes pasado emitió la Corte, con la firma de sus siete integrantes, en la que les pide al Consejo de la Magistratura y a los ministerios de Justicia y de Seguridad que adopten medidas "urgentes" para combatir el narcotráfico en el norte del país.

En un anexo de ese documento, el máximo tribunal señala el "inusitado incremento de la delincuencia" relacionada con el narcotráfico en Salta y Jujuy, donde las causas penales por delitos de esta índole pasaron de 9.761, en 2005, a 19.642, el año pasado, lo que significa un alza del 101 por ciento.

El ministro de Seguridad señaló que es "injusto" decir que al gobierno "no le interesa la seguridad". "No es que no nos ocupamos, por ahí no alcanza", agregó.

Por su parte, Alak responsabilizó al Consejo de la Magistratura por la falta de cobertura de juzgados vacantes y dijo que "el Ejecutivo está haciendo una tarea muy intensa en la lucha contra el narcotráfico". Además, se declaró "sorprendido" de que "un sector del Poder Judicial le señale al Ejecutivo la falta de cargos" ocupados.

"El 50 por ciento de los cargos (vacantes) no está cubierto por el Consejo de la Magistratura, donde el oficialismo es minoría", se defendió Alak, y consideró "injustos" los cuestionamientos a la Casa Rosada por la falta de designaciones.

En sintonía con la Corte, Alak advirtió sobre el exceso de trabajo de los juzgados de Salta, Tucumán y Jujuy y señaló que "se han duplicado o triplicado la cantidad de expedientes y de detenidos por narcotráfico, que es el delito de mayor recaudación a nivel mundial", lo que al gobierno le "preocupa sobremanera".

Por su parte, Postiglioni, a cargo de la Sedronar tras la renuncia de Rafael Bielsa en marzo pasado, aseveró que "no hay que ningunear el trabajo que se hace ni subestimar el problema" del narcotráfico y señaló que éste debe ser abordado, además de por el Ejecutivo, por los poderes Judicial y Legislativo. Además, dijo que el hecho de que la Argentina tenga "una extensísima frontera terrestre dificulta terriblemente el trabajo de las instituciones dedicadas a la seguridad".

Por su parte, la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, pidió ayer un trabajo conjunto entre "Iglesia, autoridades locales y el servicio de Justicia" para luchar contra el narcotráfico que, según dijo, "ataca a lo más débil de la sociedad": "los jóvenes" y los "bolsones de pobreza".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS