Edición Impresa

El gobierno nacional pidió "no banalizar" el debate sobre el narcotráfico

El jefe de Gabinete consideró que las discusiones sobre la problemática deben ser claras, profundas y transparentes. "No debe ser relleno cuando no hay otra noticia para dar", dijo.

Sábado 08 de Marzo de 2014

El gobierno, a través del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, advirtió ayer que el narcotráfico "es un tema complejo que no puede ser banalizado", reiteró que Argentina "no es un país productor de drogas" y apuntó contra los medios porque se "ocupan" del tratamiento del narcotráfico cuando "no hay existencia de disidencia del dólar blue".

Al ser consultado sobre las declaraciones del titular de la Corte Suprema, en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich admitió que el tráfico de estupefacientes "es un tema complejo que no puede ser banalizado, que requiere un trabajo de acción múltiple y que nos involucra a todos" ya que no es "una acción unilateral del Estado".

Sin embargo, el jefe de Gabinete insistió en apuntar que "Estados Unidos es el principal consumidor de drogas y también el principal país receptor de activos financieros ilegales", para luego, advertir que "los muertos quedan del lado nuestro y las ganancias se van para los países más poderosos", en referencia al tráfico de armas y el lavado de activos financieros.

El jueves, en la apertura del año judicial, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, le dedicó extensos párrafos a la problemática del narcotráfico y advirtió que ese flagelo "está afectando el Estado de derecho".

Dólar. El jefe de Gabinete, a su vez, criticó a los medios por el tratamiento que le dan al tema, al expresar que "cuando no hay variación del tipo de cambio, cuando no hay existencia de disidencia del dólar blue, es cuando nos ocupamos del narcotráfico".

Por tanto, pregonó que esa problemática "no debe ser un relleno cuando no hay otra noticia".

En tanto, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, coincidió con el jefe de Gabinete en defender la política del gobierno y aseguró —basándose en estadísticas del Sedronar- que "desde 2006 el consumo de droga bajó considerablemente en Argentina" y como país posee "los niveles más bajos" de la región.

"Hace unos años cuando uno caminaba las villas parecían las películas de los zombis, hoy no es la misma imagen", describió el funcionario, refiriéndose a la caída del consumo de "paco".

Tras sostener que la Argentina "no es un país productor de drogas", Capitanich aclaró que aun así es un tema "muy complejo" que "no puede ser banalizado".

En ese marco, el funcionario enumeró entre las prioridades "la penalización de los narcotraficantes" como la "prevención de adicciones", tras considerar que el "debate tiene que ser profundo, cierto, claro y transparente".

Asimismo, Capitanich indicó que con el liderazgo del padre Juan Carlos Molina al frente de la Sedronar se renovó su "espíritu amplio de convocatoria y participación" para la recuperación de adictos y la prevención de nuevos casos de drogadependientes.

En ese sentido, explicó que se aplicó una estrategia que permite "desde la inversión para centros de día hasta el fortalecimiento del consejo asesor de Sedronar, pasando por un proceso de capacitación e inversión". Además, reclamó el "fortalecimiento de la escuela, la familia, los clubes, los distintos cultos" en la lucha contra las adicciones.

También indicó que esta "es una problemática compleja que debe involucrar a los Estados municipales, provinciales y el nacional, además de organizar a la sociedad civil".

Carrió pegó duro

"Para ellos, nada es narco, porque el gobierno es narco", acusó ayer la diputada Elisa Carrió, quien cargó contra el kirchnerismo por el crecimiento del narcotráfico en el país. Dijo que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, "sabe que el narcotráfico tomó toda la frontera" y sugirió que el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, "también lo sabe".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS