Edición Impresa

El gobierno israelí reivindicó a Nisman en el acto de la embajada

"Pagó con su vida el intento de llegar a la verdad", dijo el ministro de Agricultura de Israel, Yair Shamir. Se renovó el pedido de justicia por la voladura de la sede diplomática, en 1992.

Viernes 20 de Marzo de 2015

El gobierno de Israel reivindicó ayer al fiscal Alberto Nisman porque "pagó con su vida el intento de llegar a la verdad", y renovó sus acusaciones contra Irán por los atentados terroristas sucedidos en la Argentina, durante el acto oficial por el 23 aniversario del ataque a la embajada de ese país.

En el palco escucharon los mensajes el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández —abucheado por algunos de los presentes—; el ministro de Justicia, Julio Alak, y el vicecanciller Eduardo Zuaín.

Fernández llegó minutos antes de las 14.30 y justificó la ausencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el acto al señalar que "no vino nunca siendo" primera mandataria; resaltó la apertura de archivos clasificados también para la investigación por la embajada y prometió que en 15 días estará lista la ley de resarcimiento para las víctimas de este atentado y el de la Amia.

A las 14.47, hora exacta del ataque, se escucharon la sirena y los nombres de cada uno de los 22 muertos identificados que perdieron la vida el 17 de marzo de 1992 cuando explotó la sede diplomática de Arroyo y Suipacha, aunque Israel sigue sosteniendo que fueron 29.

Inmediatamente hubo una ofrenda floral por parte de dos sobrevivientes y otra que dejaron los funcionarios nacionales.

Fue en ese momento en que se oyeron las voces de algunas personas que gritaron "asesinos, corruptos, son una vergüenza nacional, antisemitas". Luego el jefe de Gabinete, quien viene descalificando duramente a Nisman en sus declaraciones a la prensa, minimizó esos insultos al decir que "no les presto atención" y prefirió expresar su "recogimiento y respeto por las víctimas".

Si bien no fueron muchos los que exclamaron esas consignas, el silencio que reinaba en el lugar hizo imposible para los protagonistas y los diplomáticos israelíes no escucharlos.

Acto seguido comenzaron los discursos: Jorge Cohen, vocero de la embajada de Israel al momento del atentado, habló como sobreviviente repitiendo las mismas palabras que pronunció el martes pasado —día exacto del aniversario— hablando de "impunidad y dolor". También protagonizó un emotivo momento, que se trasladó a muchos de los presentes, cuando recordó el abrazo que le dio su padre poco después del atentado.

Luego fue el turno del ministro de Agricultura israelí, Yair Shamir, quien viajó especialmente a la Argentina para participar del acto, para recordar que en ese lugar hace 23 años "quedaron nuestros amigos y familiares".

"Como si esto no hubiera sido suficiente, los asesinos volvieron a golpear esta vez en una sede de la comunidad judía. Los terroristas han sido entrenados, apoyados y financiados por Irán, movilizados por un odio demencial. No les importó que hubiera una iglesia, un hogar de ancianos, un jardín de infantes. Solo matar a la mayor cantidad de judíos posibles", advirtió.

Como el discurso era en hebreo y luego traducido, muchos aplausos llegaron antes de que los periodistas supieran lo que estaba por decir.

"Muy lamentablemente ocurrió otra muerte: Nisman pagó con su vida el intento de llegar a la verdad", afirmó Shamir.

El funcionario israelí afirmó que "Argentina e Israel son víctimas del terror movido por el odio ilimitado" y reclamó seguir trabajando "hasta llegar a que sus despreciables perpetradores" sean llevados ante la Justicia.

En ese sentido, el ministro afirmó que "la investigación del atentado a la Amia" que llevó adelante un fiscal —remarcó— "nombrado por el gobierno argentino, demostró que detrás del atentado estaba Irán y su brazo ejecutor Hezbolá".

Fue por eso que denunció que "Irán continúa sembrando el terror en todo el mundo" e hizo un llamado "a la comunidad internacional" para luchar contra el terrorismo.

Luego habló la embajadora Dorit Shavit, quien resaltó que "el Estado de Israel confía en que las autoridades argentinas continuarán con la investigación del atentado" a la embajada y aclaró que seguirán bregando también en la causa de la Amia.

Esos dichos parecieron dirigidos a la presidenta Cristina Fernández, quien había preguntado en la Asamblea Legislativa el 1º de marzo: "¿Alguien me puede informar por qué el Estado de Israel no reclama por la embajada y sí por la Amia".

Ya terminado el acto, Shavit aclaró ante los periodistas que no quería referirse a las palabras de la presidenta, lamentó su ausencia en el acto ("es una persona muy ocupada", dijo) y deseó: "Espero que el año próximo participe" de la conmemoración.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario