Edición Impresa

El gobierno ironizó sobre la escasa convocatoria de las CGT opositoras

Cónclave sindical. Capitanich dijo que se trató de una "cumbrecita" y que lo "honran" las críticas que surgieron del encuentro gremial.  

Miércoles 22 de Enero de 2014

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, llamó "minicumbre o cumbrecita" al encuentro gremial que encabezaron en Mar del Plata Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, dirigentes que volverán a reunirse dentro de un mes e intentarán acercarse a la central oficialista de Antonio Caló.

Tras el encuentro de la CGT Azopardo y la Azul y Blanca en la ciudad balnearia, el funcionario nacional señaló que "hay críticas que honran", al referirse al duro documento final que emitieron los centrales contra el gobierno, al que le reclamaron "paritarias libres". Capitanich ironizó sobre la convocatoria y señaló: "No sé si llamarla cumbre, minicumbre, cumbrecita".

Después del almuerzo. "Trato de no adjetivar, tampoco de restar o reconocer más o menos importancia, pero en realidad espero que hayan disfrutado el almuerzo o la cena", subrayó el titular de ministros en conferencia de prensa. El lunes pasado, en Mar del Plata, Moyano y Barrionuevo juntaron a representantes de unos cien gremios de todo el país, pero no participaron los invitados especiales Sergio Massa, Daniel Scioli y José Manuel de la Sota, con quienes pensaban intercambiar visiones políticas.

Sí estuvo un dirigente de la CGT alineada a la Casa Rosada, el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, pero no en representación de la central, sino a título personal, ya que desde meses atrás se encuentra distanciado de la conducción de Caló. En ese sentido, el secretario adjunto de la CGT de Moyano, Guillermo Pereyra, consideró que la unificación del movimiento obrero es una de las cuentas pendientes en la que no se pudo avanzar durante la cumbre marplatense, realizada en el Hotel Presidente de los gastronómicos.

Según adelantó el dirigente y senador nacional, Moyano y Barrionuevo ya organizan para el mes de febrero una nueva reunión en la que tratarán el tema y estará invitada la central de Caló. "Vamos a continuar con esto dentro de un mes. Vamos a reunirnos ya en la CGT. Vamos a invitar al resto de las organizaciones que no estuvieron presentes. Nadie puede negarse a este debate", enfatizó Pereyra.

Pereyra se refirió además al encuentro que encabezaron el camionero y el gastronómico y señaló que "ha sido una reunión donde se han podido expresar todos lo que lo quisieron hacer. Hubo críticas y autocríticas. Muchos especulaban con que iba a salir algún tipo de medida, pero no se habló en ningún momento de esto. Se habló de la necesidad de los trabajadores de estar unidos".

La cumbre de las centrales opositoras reclamó "paritarias gremiales libres, sin techos y anticipadas" y acusó al gobierno de "incapacidad en la gestión para la solución de los problemas". En el documento difundido tras finalizar el cónclave, los dirigentes reclamaron una "lucha contra la inflación y la actual devaluación que repercute contra el poder adquisitivo de los trabajadores", además de la "equiparación de los haberes mínimos jubilatorios con el salario mínimo vital y móvil".

La solución. En tanto, hicieron hincapié en la necesidad de lograr "la unidad de movimiento obrero como elemento vertebral para la solución pretendida" a los temas que les preocupan.

Además criticaron con dureza a Scioli, Massa y De la Sota, porque no concurrieron. En el marco de la cumbre también se convocó al primer plenario de unidad que se realizará en la CGT Azopardo "donde se encuentra enterrado el cuerpo de Eva Perón, porque el espíritu de Eva va a estar satisfecho con esta unidad", dijo Moyano al finalizar la jornada de reuniones, que no tuvo el efecto deseado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS