Edición Impresa

El gobierno denuncia a 5 petroleras por "abuso de posición dominante"

Habrían detectado sobreprecios en la venta de gasoil que sumarían unos $3.500 millones anuales. Las petroleras bajo la lupa de los funcionarios son YPF, Shell, Esso, Petrobras y Oil.

Martes 17 de Enero de 2012

El gobierno abrirá una investigación ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) para determinar si las cinco principales petroleras que operan en el mercado cometieron "abuso de posición dominante y cartelización" al cobrar el gasoil a granel, que se le expende a empresas de carga y de transporte público, más caro que el que se vende en los surtidores.

Así lo anunciaron ayer en conferencia de prensa el vicepresidente a cargo del Poder Ejecutivo, Amado Boudou, los ministros de Planificación, Julio de Vido, y de Economía, Hernán Lorenzino, y el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, quienes indicaron que el gobierno promoverá esta investigación, luego de haber recibido denuncias de parte de ocho cámaras de transporte por esta situación.

Los funcionarios explicaron que el sobreprecio promedio detectado en todo el país es del 8,4 por ciento, pero que, en algunos casos, llega hasta el 30 por ciento, en venta a granel respecto al valor de surtidor, y advirtieron que la distorsión alcanzaría a 3.500 millones de pesos anuales.

La denuncia se centra en las cinco principales petroleras, YPF, Shell, Esso, Petrobras y Oil y los funcionarios defendieron la intervención del Estado en una disputa entre privados por considerar al transporte un servicio público que, en el caso puntual de pasajeros, tiene subsidio estatal.

Las petroleras aludidas en la conferencia prefirieron no responder públicamente, en tanto desde las estaciones de servicio aseguraron que el problema es "en parte" responsabilidad del propio gobierno.

"En esto, el gobierno no es neutral y no le da lo mismo", afirmó Boudou durante la conferencia de prensa brindada en el Palacio de Hacienda, quien destacó que se va a "defender la capacidad de consumo y la competitividad de la economía".

De Vido advirtió que la situación denunciada representa "una distorsión en el mercado", que afecta el transporte de carga, "que traslada el 94 por ciento de la producción del país" y al transporte público.

"No vamos a permitir, no vamos a tolerar, que grupos de poder o con actitudes monopólicas distorsionen el mercado", afirmó el titular de Planificación, quien sostuvo que "vamos a garantizar que el sistema de transporte sea sustentable".

Causa y efectos. Por su parte, Schiavi puntualizó que el 11 de enero se realizó un pedido de investigación ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por presunto "abuso de posición dominante y cartelización del mercado del combustible".

El funcionario explicó que la denuncia se enmarca dentro de la ley de Defensa de la Competencia (25.156) que sanciona las "acciones determinadas a generar un sobreprecio y encarecer el servicio público de pasajeros".

Schiavi señaló que el parque móvil de ómnibus y colectivos es de 38,684 unidades, que cuenta con 120 mil trabajadores, que consume 115 millones de litros de gasoil por mes y que traslada 400 millones de pasajeros.

En cuanto al servicio de carga, precisó que hay 430 mil camiones, que emplean 346 mil trabajadores, que consumen 600 millones mensuales de litros de gasoil, de los cuales el 40 por ciento se abastece a granel y el 60 por ciento en surtidores.

Respecto de los precios, Schiavi indicó que en el área metropolitana el valor a granel del litro de gasoil es de 5,06 pesos, mientras que en los surtidores es de 4,30 pesos y que en promedio, en todo el país, la diferencia es del 8,4 por ciento, lo que implica unos 3.500 millones de pesos anuales.

Acerca de la composición del mercado, el secretario de Transporte señaló que la empresa Repsol-YPF tiene el 65 por ciento, Shell el 20 por ciento, Esso el 9 por ciento y que el resto de las compañías el 6 por ciento.

Boudou, por su lado, puntualizó que desde el gobierno "vamos a llevar adelante todas las medidas que sean necesarias" para revertir la situación que se plantea.

En tanto, el vicepresidente rechazó los reclamos para que precio del combustible en la Argentina sea similar al que se cobra en los países vecinos, al indicar que "no estamos de acuerdo en eso", ya que "nosotros venimos haciendo una inversión importante en materia energética".

Negocio opaco

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), Oscar Díaz, sostuvo ayer que la "falta de transparencia" en el mercado de combustibles obedece "en parte" a "la política que ha implementado el gobierno", al que le atribuyó en consecuencia su cuota de responsabilidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario