Edición Impresa

El gobierno criticó a la Corte por anular la lista de conjueces

Aníbal Fernández dijo que los miembros del tribunal actuaron en base a un "principismo que no tiene ningún sentido".

Jueves 23 de Abril de 2015

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, criticó ayer a la Corte Suprema por haber declarado la nulidad de la lista de conjueces del máximo tribunal que propuso el gobierno para que reemplacen a magistrados de ese cuerpo, al sostener que respondió a "un principismo que no tiene ningún sentido".

"Yo entiendo que fueron hechos como corresponde, que los dos tercios (de la Cámara alta) no son necesarios. ¿Por qué no se lo exigen a los camaristas? Si los camaristas se eligen por simple mayoría", manifestó Fernández en diálogo con la prensa en la Casa Rosada.

Y amplió: "Es un principismo que no tiene ningún sentido y que no se comprende. Se le pretende exigir algo al Senado que el Senado no tiene por qué cumplir, porque lo que está haciendo es lo que dice exactamente la Constitución nacional".

La Corte Suprema frenó el martes el plan del gobierno para nombrar a conjueces afines al oficialismo como miembros provisorios del máximo tribunal.

El argumento central del fallo, emitido por unanimidad, fue que esa lista fue aprobada en el Senado por mayoría simple y no con los dos tercios que requieren los acuerdos para los miembros de la Corte.

"Cuando los ministros de la Corte se excusan normalmente por temas salariales o de impuestos a las ganancias, los primeros que participan son los camaristas y ninguno de esos camaristas fue elegido por los dos tercios, fueron elegidos por mayoría simple", contrastó el jefe de Gabinete.

Al respecto, añadió que "esto que se reclama de los dos tercios a los conjueces es un formalismo, un principismo innecesario porque estaríamos exigiéndoles lo mismo que para un ministro de la Corte y no van a ser ministros de la Corte, serán conjueces eventualmente cuando se los necesite porque, en los últimos 80 años, solamente participaron cuatro veces".

El fallo de la Corte, firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda, dijo que "el Poder Ejecutivo no pudo aprobar una lista de conjueces para reemplazar en situaciones excepcionales a los ministros de la Corte que no hubiera contado con el voto de la mayoría de dos tercios, exigida en el texto constitucional".

Para aprobar la designación de un juez de tribunales inferiores a la Corte se necesita la mayoría simple de los integrantes del Senado, pero para magistrado de la máxima instancia judicial es requerida una mayoría calificada.

El tribunal explicó que el artículo 99 inciso 4 de la Constitución nacional establece que "el Poder Ejecutivo Nacional nombra a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia de la Nación con acuerdo del Senado por dos tercios de sus miembros presentes, en sesión pública convocada a tal efecto".

La nómina de conjueces estaba integrada por los abogados León Arslanian, Tomás Hutchinson, Ernesto Marcer, Héctor García Cuerva, Arístides Corti, Carlos Cárcova, Walter Huggias, Gustavo Ferreira, Ricardo Nissen y José Chirico, la mayoría de ellos vinculados directa o indirectamente con las posturas del gobierno nacional.

Lorenzetti, al frente de la Corte

El juez Ricardo Lorenzetti seguirá presidiendo desde 2016 la Corte Suprema de Justicia de la Nación, acompañado por su colega Elena Highton De Nolasco como vice, según resolvió una votación entre los cuatro miembros actuales del máximo tribunal para definir las autoridades del año próximo. Lorenzetti, propuesto en 2004 por el presidente Néstor Kirchner para integrar el máximo tribunal, se desempeña como titular de la Corte desde enero de 2007 y fue reelecto los tres períodos siguientes —2010, 2013 y ahora 2016—, pese a que su mandato vence en diciembre de este año. De esta manera, Lorenzetti seguirá al frente de la Corte Suprema durante el próximo gobierno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario