Edición Impresa

El gobierno calificó de "pistolero" al juez que investiga a Cristina

El secretario de Justicia y el jefe de Gabinete cargaron contra el juez federal Claudio Bonadío por el allanamiento a una empresa hotelera de la presidenta Cristina Fernández.

Miércoles 26 de Noviembre de 2014

El gobierno nacional calificó como un "pistolero" al juez federal Claudio Bonadío y lo acusó por mantener una "estrategia de golpismo activo", mientras que desde la Asociación de Magistrados y la oposición salieron a defender al letrado que ordenó allanar una de las empresas de la presidenta Cristina Fernández.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que la de Bonadío "es una actitud claramente intencionada con una finalidad política determinada urdida desde la corporación judicial, mediática, económica y de grupos de la oposición", en tanto el secretario de Justicia, Julián Alvarez, advirtió que el juez "utiliza las causas como si utilizara las Glock".

La Asociación de Magistrados rechazó las nuevas críticas contra el letrado y denunció que el gobierno nacional busca "amedrentar a los jueces para que actúen con temeridad", y referentes de la oposición afirmaron que el kirchnerismo "patotea", "intimida" y "amenaza" para "apartar a cualquier costo a quien lleve adelante una investigación que afecte al poder".

El gobierno nacional y el kirchnerismo apuntaron contra el juez Bonadío tras los allanamientos que el magistrado dispuso en las oficinas porteñas de Hotesur, la firma que administra el hotel Alto Calafate de la presidenta Cristina Fernández, tras una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer por presuntas maniobras de lavado de dinero. Capitanich vinculó a Bonadío con una "estrategia de golpismo activo" y remarcó que "todo el tiempo el Poder Judicial hace política partidaria, hace política corporativa".

"Queda claro que el Poder Judicial es una corporación que actúa de consuno con la oposición política y grupos mediáticos y económicos concentrados", contraatacó el jefe de ministros. Alvarez renovó sus cuestionamientos contra el juez al definirlo como un "pistolero" y un magistrado que "extorsiona con sus causas".

"Es un caso paradigmático. Es el juez de la servilleta, un juez que es un pistolero. Cuando asumí fui a presentarme ante todos los jueces y al entrar al despacho de Bonadio me sorprendí. Tenía un cartel en su escritorio que decía «todo pasa, todo llega, todo vuelve». Ese concepto, esa metáfora que tiene Bonadío no es la que tiene que tener un juez federal, es la metáfora de un pistolero", planteó.

El presidente del bloque de diputados por la UCR, Mario Negri, afirmó que el gobierno busca "amenazar, insultar y agraviar con tal de apartar a cualquier costo a quien lleve adelante una investigación que afecte al poder".

"Llama la atención que recuerden los orígenes políticos del desempeño del juez Bonadío justo cuando sus investigaciones alcanzan al gobierno", advirtió, en obvia referencia a lo sostenido por Alvarez que definió al magistrado como "el juez de la servilleta" que en su momento denunció el ex ministro de Economía Domingo Cavallo como los jueces vinculados al poder.

Por su parte, Stolbizer opinó que "era necesario que el juez hiciera el allanamiento, porque deja explícito la irregularidades severa. La IGJ se ha convertido en una cueva de encubrimiento y de complicidad". En tanto, el diputado nacional por Unión PRO Pablo Tonelli consideró que son "una monstruosidad" y "un espanto" las críticas de Alvarez contra Bonadío.

"Lo que hace Alvarez es patotear, intimidar y amenazar", lamentó Tonelli, quien consideró que "al igual que muchos kirchneristas" el secretario de Justicia "cree que el resto de la sociedad actúa como actúan ellos, los pistoleros son ellos y por eso creen que todos actúan de la misma manera. Es como el refrán: «el ladrón se cree que todos son de su misma condición»".

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, Luis María Cabral, consideró que "el gobierno busca amedrentar al conjunto de los jueces" para que "actúen con temeridad". Por ello, el consejero de la Magistratura recordó que "lo que se espera de los jueces es templanza, prudencia, pero no cobardía".

Si bien el gobierno anticipó que tiene intenciones de avanzar contra Bonadío en el Consejo de la Magistratura, no tiene los números para suspenderlo y mandarlo a juicio político.

CFK contraataca

La presidenta denunció anoche que Claudio Bonadío es accionista de una empresa que debe balances de 2012 y 2013, la misma situación por la cual el magistrado ordenó allanar Hotesur. “El mismo comunicado de IGJ informaba que Hotesur SA se encontraba entre las sociedades activas que han presentado declaración jurada y cuya documentación se encuentra en etapa de análisis. Entre esas se encuentra la sociedad Mansue S.A. cuya actividad es estación de servicio”, escribió la mandataria en la red social Twitter. “¿Y a que no sabés quienes son los socios? 40% Carlos Bonadío, presidente de la sociedad, otro 20%, ¿a que no sabés quién? El juez de Comodoro Py Claudio Bonadío 20%”, continuó la mandataria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario