Edición Impresa

El gobierno asegura que Stiuso está "obligado" a presentarse el lunes

El espía más emblemático debe declarar por su participación en las pesquisas en torno al atentado contra la mutual judía.

Sábado 04 de Abril de 2015

El jefe de la Secretaría de Inteligencia (SI), Oscar Parrilli, aseguró que el ex agente Antonio Jaime Stiuso está obligado a presentarse el próximo lunes a declarar por su participación en la investigación del atentado a la Amia, en medio de sospechas de dilación.

"Está notificado en los domicilios que informó en la Secretaría, y a su abogado (Santiago) Blanco Bermúdez. Esperemos que cumpla la ley", sostuvo el funcionario nacional.

Según explicó, Stiuso "está obligado" a asistir para explicar su rol en la investigación del atentado a la Amia, en la que prestó colaboración como director general de Operaciones de la ex Side a pedido del fallecido fiscal Alberto Nisman. Parrilli señaló que la citación obedece a que los nuevos fiscales titulares de la Unidad Amia les remitieron a la Secretaría "información sobre avances de la investigación, resultados de entrecruzamientos telefónicos" y que a ellos "les llamó la atención un cruce de correspondencia entre Stiuso y Nisman".

En ese sentido, contó que el ex agente a lo largo de los años fue informando al fiscal sobre el avance de algunas medidas de prueba, en concreto sobre escuchas telefónicas a partir de llamados al exterior durante años previos y posteriores al atentado a la Amia, pero que eran "respuestas dilatorias, confusas, no muy claras pero todas muy parecidas".

"Nosotros hicimos una interrogación interna en todas las áreas que podían tener incumbencia en este trabajo, y los funcionarios nos dicen que ellos nunca fueron convocados a realizar ningún trabajo relativo a este tema", resaltó Parrilli.

Luego de enero de 2013, una vez firmado el Memorándum de Entendimiento con Irán, el jefe de la SI aseguró que "llamó la atención" que Nisman le hizo llegar una nota a Stiuso haciendo un balance de la investigación, "casi como una justificación mutua de lo que se había hecho en esos años".

"Lo citamos a Stiuso para que cuente lo que pasó", subrayó Parrilli respecto al ex funcionario de la Secretaría, quien quedó en la mira a raíz de la muerte del fiscal Nisman.

Parrilli afirmó que "lamentablemente la democracia convivió 30 años" con Stiuso y, aunque reconoció que "nadie fue capaz de ponerle el cascabel al gato", resaltó que la autocrítica del kirchnerismo es "la acción" para cambiar ese sistema después de más de una década en el poder.

Cada uno "se debe hacer responsable de la cuota parte de responsabilidad que le toca", advirtió Parrilli, pero también justificó al gobierno de Cristina Fernández al afirmar que las medidas se toman "en el momento en el que se pueden tomar".

Además, el funcionario advirtió que, pese a haberse jubilado, Stiuso está "obligado" a asistir el próximo lunes a las 11 a la sede de la actual Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para dar "explicaciones" sobre sus tareas en la causa del atentado contra la sede de la mutual judía.

"Lamentablemente durante 30 años la democracia convivió con este señor, cada uno se debe hacer responsable de la cuota parte de responsabilidad que le toca. Desde el año 83 nada se hizo, y este hombre —admitió— fue adquiriendo cada vez más poder, y nadie fue capaz de ponerle el cascabel al gato", en referencia a la historia de los ratones que deciden colocar ese artefacto al felino para saber cuándo se acercaba a atacarlos.

El secretario resaltó que "la presidenta tomó la decisión de transformar la inteligencia en la Argentina", y que esa decisión "no pasa sólo por Stiuso". Consultado sobre si el gobierno asume la parte de responsabilidad que le toca por el poder que concentró el espía, Parrilli dijo que "la autocrítica es la acción", y que las decisiones se toman "en el momento en el que se pueden tomar".

"No venimos a revisar lo hecho, sino a cambiar una lógica y un trabajo hacia adelante. Y todo lo que encontremos que esté al margen de la ley, lo vamos a denunciar ante la Justiciade eso no tengan dudas", agregó. Con respecto a la citación que el gobierno realizó para que Stiuso dé "explicaciones" sobre sus tareas en la causa Amia.

Denuncia contra el ex hombre fuerte de la Side

El legislador porteño del bloque Bien Común y responsable de la ONG La Alameda, Gustavo Vera, encabezó un acto de repudio a la empresa británica Dark Star Group, por considerar que ha entregado información clasificada al ex director general de operaciones de la Secretaría de Inteligencia, Antonio Jaime Stiuso.

La movilización tuvo lugar en Ayacucho 1630, en el barrio porteño de Recoleta, donde está ubicada la empresa, "que a través de su filial en la Argentina, compraría información clasificada del Estado argentino" y se la entregaría a Stiuso, denunció Vera.

El legislador acusó a Stiuso y a otros ex integrantes de la Secretaría de Inteligencia por "lavado de dinero", entre otros delitos, a través de 65 empresas, muchas de las cuales están radicadas en Estados Unidos y la causa la lleva adelante el juez federal Sebastián Casanello. Vera anunció que denunciará en la Justicia a Dark Star Group la semana próxima.

En un comunicado, el legislador remitió la presentación preparada por sus letrados para acusar a la firma que (según afirmó) "brinda a su casa matriz información sobre operativos de seguridad e inteligencia de la Argentina, a través del poderoso servicio de inteligencia Stiuso, alias Stiles".

Explicó que "Dark Star Goup fue fundada por Matthew William Hurley, de nacionalidad inglesa y pasaporte británico, que también fue socio de Ignacio Julián Pérez Rovere, el actual titular de la empresa que recibiría la información de los servicios de inteligencias argentinos".

"Los otros titulares de la filial argentina de Dark Star Group son el teniente coronel argentino, Gustavo Miguel Martínez Zuviria, y Mauro Daniel Cristani, licenciado en administración de empresas", expresó.

El actual presidente de la empresa en cuestión, Dark Star, Pérez Rovere, está directamente ligado a la empresa Indra, que invierte en la industria armamentística a nivel mundial, y a su vez es asesor de seguridad del Jockey Club", indicó.

La denuncia que realizará Vera contra Stiuso será por conductas contrarias a la ética, falta de transparencia en la función pública y traición a la patria, "ya que habría vendido información clasificada de nuestra Nación a una empresa extranjera". "Nuestros servicios de inteligencia no trabajan en serio. Con absoluta seguridad trafican y venden información clasificada de nuestra Nación", sostiene la denuncia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario