Edición Impresa

El gobernador Bonfatti viajó a Nueva Zelanda, la meca de la industria láctea

“Venimos a aprender de los neocelandeses, y a crecer con ellos”, aseguró el mandatario santafesino a La Capital mientras el vuelo que lo trasladó todavía sobrevolaba el Pacífico.

Domingo 08 de Junio de 2014

En Nueva Zelanda viven más vacas lecheras que personas, pero esa no es sólo una curiosidad demográfica: es que en este pequeño y alejado país de Oceanía la industria láctea es un motor de la economía y su sistema de producción un modelo exitoso y rentable que ya inspira a otros países, incluso a los más desarrollados.

   Ese modelo es el que desde hoy quedará bajo la atenta mirada del gobernador Antonio Bonfatti y de una delegación de funcionarios, legisladores y empresarios santafesinos, muchos de ellos vinculados a la producción lechera, que vinieron hasta aquí para observarlo sobre el terreno. El viaje es también el punto de partida para la incipiente relación institucional entre este país y la provincia.

   “Queremos aprender de los neocelandeses y venimos con ese espíritu”, afirmó a La Capital el propio Bonfatti durante el vuelo hacia este país, que tiene cuatro millones y medio de habitantes y una superficie que equivale al doble de la provincia.

   Tras un extenuante viaje de casi 30 horas, el mandatario y la delegación se instalaron en Auckland, la ciudad más importante y la capital económica del país, cuando en Argentina transcurría la tarde del sábado. El socialista encabeza aquí la misión más grande de todas las que salieron de Santa Fe al exterior. Además de un puñado de funcionarios y de cuatro legisladores, incluye nada menos que a 44 empresarios y representantes de instituciones de los rubros lechería, agro, alimentos, ciencia y tecnología.

   “Venimos a aprender de los neocelandeses, y a crecer con ellos”, aseguró Bonfatti mientras todavía sobrevolaba el Pacífico.

   ¿Por qué tan lejos?, preguntó este diario.

   “Porque ellos participan con el 35 por ciento de la producción láctea del mundo y conocen mejor que nadie este negocio”, fue la respuesta.

   Aunque el jefe de la Casa Gris no lo dijo, hay datos auspiciosos respecto a la voluntad de Nueva Zelanda de mostrar su modelo, e incluso de compartirlo: uno de ellos es que a fines de mayo le otorgó 7.000 millones de dólares de ayuda a Colombia para impulsar su propia industria láctea. Antes ya había hecho lo mismo con Chile y Uruguay y la semana pasada firmó un acuerdo de cooperación con México.

   Los contactos entre las autoridades neocelandesas y las de Santa Fe se iniciaron hace cuatro años y, según Bonfatti, desde entonces no pararon de intensificarse. “Este viaje, con una delegación tan importante, es la coronación de ese diálogo”, sostuvo el mandatario socialista.

   Un hombre clave para ese intercambio es el embajador neocelandés en Argentina, Haydan Montgomery. Para esta misión también lo fue el Consejo Federal de Inversiones (CFI), que la financió en parte. Otros costos fueron asumidos por el país anfitrión, con quien la provincia aspira a iniciar un fluido intercambio a partir de esta visita.

Nuevos mercados. Además de analizar cómo puede replicarse en la provincia el modelo de la poderosa industria lechera local, que exporta el 95% de lo que produce, la misión santafesina tiene como objetivo ampliar mercados y contactar potenciales clientes para la producción de la provincia. Lo mismo que ya se hizo en lugares tan distantes como Shanghai, Kuwait, India, Dubai y Malasia, entre otros, en algunos casos con buenos resultados.

   La actividad oficial se iniciará mañana y a lo largo de ocho días la comitiva santafesina visitará también las ciudades de Hamilton, Wellington y Christchurch. En ese lapso, la delegación participará de la National Agricultural Fieldays, una exhibición anual de agricultura que según los neocelandeses es la feria de intercambio agrícola más grande del hemisferio sur: reúne a más de mil expositores y convoca a 120 mil visitantes, y es una vidriera al mundo de la producción local. La provincia tendrá allí un stand institucional.

   La subsecretaria de Relaciones Internacionales e Integración de la provincia, María Julia Reyna, quien también está aquí, dijo que lo que se busca en esta misión es establecer estrategias de cooperación bilateral en materia de desarrollo forestal y lechero. “Son los dos sectores más dinámicos de la economía neocelandesa y creemos que tenemos mucho que aprender e intercambiar”, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario