Edición Impresa

El gasista que intervino antes de la tragedia defendió su actuación

Fue convocado el 24 de julio para reparar una fuga de gas. Allanaron otra vez Litoral Gas para determinar procedimientos actuales. Dijo que el arreglo no fue artesanal, sino que "adaptaron" piezas...

Sábado 09 de Noviembre de 2013

El gasista que trabajó 12 días antes sobre la instalación de gas de Salta 2141 defendió su intervención previa a la tragedia. Dijo que el arreglo no fue artesanal, sino que "adaptaron" piezas para ensamblarlas en el gabinete (dos niples y un codo). Y reconoció que abrió y cerró la llave de corte del suministro para verificar la pérdida por la cual Litoral Gas había interrumpido el servicio desconociendo que esa maniobra sólo puede hacerla la concesionaria. Ayer se realizaron nuevos allanamientos en las oficinas de zona sur de la empresa prestataria del servicio de gas.

José A. estuvo ayer en los Tribunales provinciales frente a la jueza de Instrucción Nº 10, Irma Patricia Bilotta, donde cumplió con el trámite de la indagatoria por el estrago culposo agravado por las 22 muertes ocurridas el 6 de agosto tras la fuga de gas y posterior explosión en el condominio de Salta entre Oroño y Balcarce.

A ese operario se le endilga no haber respetado los protocolos ni las normativas vigentes respecto a los procedimientos técnicos, como completar formularios e informar qué tipo de trabajo realizaría entre el 26 y 27 de julio de este año, cuando fue convocado para reparar una fuga de gas denunciada por una vecina del 9º piso.

El hombre, matriculado como gasista desde 2006, respondió a cada una de las preguntas que le realizó la fiscal Nº 11 Graciela Argüelles, la jueza y también la defensa.

"Dijo que el arreglo que hizo fue la adaptación de un niple (caño con rosca) y dos codos. Que compró el caño, pero como no era de la medida correcta lo modificó con una máquina especial en su casa", sostuvo una fuente allegada a la causa.

Al ser consultado si accionó la llave de corte que regula el flujo de gas público al domiciliario, respondió que sí, pero que lo hizo para verificar la pérdida y luego la cerró. En ese sentido, también reconoció que no tenía conocimiento de que a esa llave sólo puede ser accionada por personal de Litoral Gas, ya que nunca le entregaron ningún manual de procedimiento.

Según su declaración, José A. explicó que cuando terminó el trabajo "llamó a un 0800 (servicio telefónico de Litoral Gas) para que rehabilitaran el servicio, algo que se concretó un rato más tarde, pero cuando él ya se había retirado del domicilio.

Tanto la actuación de este trabajador como la de inspectores de Litoral Gas que procedieron en esa instancia es motivo de permanente seguimiento en la pesquisa. En ese sentido, están programadas las declaraciones indagatorias de al menos tres empleados de la empresa.

Además de José A. ya imputado formalmente en la causa, ahora son seis las personas acusadas por distintas responsabilidades penales. Se suman Carlos Osvaldo García y su ayudante Pablo Miño (trabajaban el 6 de agosto para cambiar un regulador de gas) y Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Repupilli, estos tres últimos administradores del consorcio del edificio acusados de omitir su deber de cuidado de los espacios comunes.

 

Allanan Litoral Gas. Por cuarta vez desde que se inició la investigación judicial, sorpresivamente y con estricta reserva la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) allanó ayer las oficinas de Litoral Gas ubicadas en 24 de Septiembre y Ayacucho .

La medida se sustentó en un expreso pedido de la jueza que, luego de la tragedia, observó un marcado cambio en los procedimientos que realiza la empresa en decenas de edificios de la ciudad, donde corta el suministro de gas hasta que se realicen adecuaciones correspondientes.

"Si la normativa no cambio, ¿por qué en Salta 2141 no procedió de la misma manera en que lo hace ahora con muchos edificios, donde corta el flujo hasta que se realicen las adecuaciones?", analizó una fuente cercana a la pesquisa.

En ese sentido, el mismo vocero calificó los allanamientos de ayer en Litoral Gas como "muy valiosos", ya que se intenta dar con documentación y registros técnicos de los inmuebles que ahora están sin el servicio, el motivo de la falta de suministro y si se asemeja a la situación que presentaba la instalación de gas de las torres siniestradas.

Ese cambio en la conducta de la compañía tras la explosión es uno de los puntos que trata de desentrañar la Justicia, ya que pondría en evidencia la endeblez en los controles de Salta 2141.

La jueza Bilotta dispuso que el martes próximo se formalice la audiencia de querella con once vecinos afectados materialmente por la explosión, que solicitaron ser parte en el expediente 970/13 para proponer medidas y hacer el seguimiento de las actuaciones.

Se trata de un médico, un matrimonio y otras ocho personas (algunos integrantes de una misma familia), todos residentes en alguna de las tres torres de la Salta 2141 y de Salta 2139.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS