Congreso

El futuro de las Paso divide el archipiélago opositor y a los diputados progresistas

Massa, Máximo y De Pedro dialogaron con bloques minoritarios. Estévez está a favor de postergarlas un mes, pero Contigiani plantea suspenderlas

Sábado 17 de Abril de 2021

La reunión de varias de las principales espadas del Frente de Todos con bloques minoritarios en la Cámara de Diputados expuso a cielo abierto las diferentes posiciones que anidan en el archipiélago opositor sobre qué hacer con las elecciones legislativas de este año: las posturas van desde postergación de las primarias de agosto a septiembre y las generales de octubre a noviembre, como propone el gobierno, hasta la suspensión de las Paso. El tema también divide a los santafesinos Enrique Estévez y Luis Contigiani, integrantes del interbloque Federal.

El gobierno sentó ayer a la mesa al ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro; al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y al jefe del bloque del FdT en la Cámara baja, Máximo Kirchner. También estuvieron las diputadas Cecilia Moreau y Cristina Alvarez Rodríguez.

Por la oposición se conectaron de forma remota los diputados Carlos Gutiérrez (Córdoba Federal), Miguel Zottos (Justicialista), compañeros de espacio de Estévez y Contigiani.

También se sumaron Ricardo Wellbach (Frente de la Concordia de Misiones), José Ramón (Unidad para el Desarrollo) y Luis Di Giácomo (Somos Rio Negro), por el interbloque Federal para el Desarrollo.

Participaron además Felipe Alvarez (Acción Federal), Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista) y Nicolás del Caño (PTS).

“Creemos que la posibilidad de realizar las elecciones primarias en septiembre y las generales en noviembre les va a permitir a los argentinos y argentinas ir a votar en meses con menos saturación de los servicios de salud”, dijo de Pedro a la prensa al final el encuentro.

Contigiani dijo a La Capital que en la reunión se delinearon tres posturas. “La mayoría pidió la suspensión de las Paso —indicó—. Una segunda posición en minoría planteó la postergación a septiembre de las Paso y evaluar su suspensión dependiendo de la situación sanitaria. Una tercera posición, con menos adhesiones, planteó la necesidad de conocer datos o informes científicos antes de resolver”.

El ex ministro de Producción sostuvo que no tendría problemas en apoyar la postergación a septiembre pero cree que las condiciones sanitarias y económicas por sí mismas llevan a la suspensión de las Paso.

Estévez disiente. “Yo planteé que se respeten las reglas, que haya Paso y generales, pero desde un punto de vista institucional y epidemiológico estamos dispuestos a discutir la fecha —afirmó el presidente del PS santafesino—. Para eso planteamos la necesidad de contar con información del Ministerio de Salud: el ministro nos dijo que nos van a mandar los datos que tengan, pero que no es una situación previsible”.

Lo cierto es que los tiempos se acortan: la ley 26.571 establece que la fecha límite para convocar a las Paso es noventa días antes de la elección. Ese plazo vence el 10 de mayo, por lo cualquier modificación debe hacerse antes de esa fecha y a través de una ley del Congreso.

Pequeños en el plano numérico, los porotos de los 23 diputados que no integran ni el Frente de Todos (que suma 119 bancas) ni Juntos por el Cambio (que reúne 115) cotizan alto. Más, cuando la Constitución nacional establece que los proyectos de ley que modifiquen el régimen electoral y de partidos políticos deberán ser aprobados por mayoría absoluta del total de los miembros de las Cámaras. En la Cámara baja, cualquier iniciativa que busque cambiar las reglas —aunque sea las fechas— debería reunir al menos 129 votos.

El acuerdo, más lejos

En este marco, la incertidumbre sobre el devenir de la situación sanitaria y la tensión creciente entre oficialismo y el principal espacio opositor parecerían conspirar contra la posibilidad de un acuerdo.

El jueves de la semana pasada, el tridente De Pedro-Massa-Kirchner se reunió con las autoridades legislativas de Juntos por el Cambio y la posibilidad de un entendimiento asomaba cercana, pero los chispazos por las restricciones sanitarias en el Amba pusieron la cuestión electoral en el freezer.

No obstante, Estévez cree que finalmente habrá acuerdo y ambas elecciones se correrán un mes.

En tanto, el diputado socialista aprovechó la reunión para insistir con la implementación de la boleta única en papel, tal como se usa en Santa Fe. Según relató el legislador, De Pedro le respondió que en el gobierno venían pensando en algunos temas vinculados a la reforma política, pero la pandemia obligó a postergar su tratamiento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario