Edición Impresa

El Frente Amplio Unen salió a escena con cinco presidenciables

El lanzamiento. La coalición de centroizquierda firmó su acta fundacional en un acto sin oradores. Busca meterse en la pelea por la Rosada.  

Miércoles 23 de Abril de 2014

Con la expectativa de los días fundacionales, el Frente Amplio Unen (FAU) eligió una sala de la calle Corrientes para teatralizar el día de su nacimiento. Los referentes (al menos cinco de ellos con aspiraciones presidenciales) pusieron en el escenario político un nuevo espacio que buscará meterse en la discusión presidencial de 2015. Con una particularidad, no hubo discursos, nadie habló. Todo se resolvió entre gestos, fotos, presencias, ausencias, lectura y firma de un documento.

El Broadway se llenaba, la ceremonia estaba por empezar, mientras todo era saludos y entusiasmo, un dirigente radical se sinceró ante LaCapital: "O antes no estuvimos tan mal, o ahora no estamos tan bien, ¿qué pasó en el medio?", se preguntaba sonriente quien conserva el mismo humor y sagacidad política de hace 30 años, cuando fue un joven referente de una generación y vicepresidente de su bloque en Diputados con 31 años.

Hermes Binner, Elisa Carrió, Margarita Stolbizer, Ernesto Sanz, Julio Cobos, Fernando Solanas, Luis Juez, Adolfo Prat Gay, Victoria Donda y Martín Lousteau, entre otros, fueron firmando uno a uno el compromiso de participar en el nuevo frente político donde convergen distintas fracciones que tienen en común su oposición a la experiencia kirchnerista. Todo lo que no tenga aroma de peronismo puede acercarse al FAU, incluso el PRO de Mauricio Macri, según confirmaron sus dirigentes. Aunque en este caso sería para una segunda etapa, en la hipótesis de que el nuevo frente político acceda a un ballottage en la disputa electoral por la Presidencia.

Fundación. El acta de fundación política persigue una Argentina solidaria, participativa e igualitaria, con trabajo honesto, libertad, igualdad y estado de derecho, entre otros puntos (ver aparte). Pero las palabras que más se repitieron en boca del actor Luis Brandoni (encargado de dar lectura al documento) fueron "ética pública" y "honestidad", y se fustigó con fuerza al gobierno nacional, aunque sin nombrarlo, por presunta "corrupción" y "por mezclar intereses públicos con negocios privados".

En esos trazos se insinúa el núcleo principal de apelación política que motorizará el espacio panradical-socialista para 2015: la hipotética "superioridad moral" respecto de su adversario, el peronismo kirchnerista. Y también, sobre el peronismo opositor. La "superioridad moral" sobre el peronismo, aunque no demostrada por los hechos históricos, sin embargo mantiene fuerte arraigo en sectores medios urbanos. Se trata de una larga tradición política argentina, constitutiva del esquema bipartidista.

Punteo. El documento del FAU aporta un punteo de temas a modo de programa genérico de gobierno a favor del empleo digno, la inversión, protección a quienes tienen ingresos fijos, reforma impositiva progresiva, división de poderes y fortalecimiento del Mercosur y de la Unasur, entre otros. Un conjunto de definiciones aceptadas por todos los sectores diversos que componen el espacio. Una propuesta en el centro ideológico con el republicanismo como eje central.

La apuesta del nuevo FAU contiene diversidad ideológica y de recorridos políticos. Ayer mostró su primera función teatral, con todos los actores mezclados y tomados de la mano. De aquí en adelante enfrenta el desafío de convertir simple mezcla en combinación política consistente.

El antiguo teatro de la calle Corrientes a metros del Obelisco de Buenos Aires se llenó figuras políticas. Actuales, vigentes, relevantes, menores, olvidadas. Hubo de todo. Por caso, se la vio en las primeras filas a Graciela Fernández Meijide, que fuera fundadora y pieza clave en la última experiencia de gobierno no peronista: la Alianza de 1999, con la UCR al frente, el Frepaso y un socio que era menos por entonces, y no principal como ahora, el PS. Mientras que las figuras relevantes del nuevo FAU ocuparon las butacas centrales del teatro, Meijide encontró un lugar en los laterales. Allí intercambió unas palabras con César Banana Pueyrredón, sentada a su lado, otro artista que dio su apoyo al nuevo frente. Parada, en otro sector del teatro, la escritora Beatriz Sarlo también marcó presencia.

Los socialistas rosarinos y socios del Frente Progresita, tuvieron, por su parte, una fuerte presencia. Desde el gobernador Antonio Bonfatti, pasando por miembros de su equipo como Raúl Lamberto y Angel Sciara, la intendenta Mónica Fein, el ahora senador provincial Miguel Lifschitz, diputados nacionales como Alicia Ciciliani, Fabián Peralta, Pablo Javkin y el concejal Carlos Comi, entre otros, dieron el presente en la fundación de FAU.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario