Edición Impresa

El freno en la actividad en la región erosionó la calidad de nuevos empleos

La actividad económica en la ciudad y la región empezó a expresar mucho más claramente —desde el punto de vista tanto objetivo como subjetivo o de expectativas— la contracción que los números...

Martes 16 de Octubre de 2012

La actividad económica en la ciudad y la región empezó a expresar mucho más claramente —desde el punto de vista tanto objetivo como subjetivo o de expectativas— la contracción que los números marcaban en el primer semestre del año. Aunque en la segunda mitad 2012 estos indicadores parecen dar una señal menos alarmante, algunos sectores económicos y productivos muestran signos de desaceleración y prevalece la incertidumbre entre los agentes económicos.

Ese diagnóstico fue el que trazó la economista Ana Navarro, presidenta de la Fundación Banco Municipal, en el acto de inauguración de la nueva sede de la entidad que busca posicionarse como una entidad moderna, al estilo de los centros de información que existen en los países desarrollados y como una usina de información que conjugue datos de los sectores público y privado, especialmente a partir de RosarioData.

Navarro explicó que la actividad económica local en el primer semestre de este año mostró una señal de alerta, en particular a partir de abril y mayo. "A partir de información que procesamos de la facturación y la recaudación del Derecho de Registro e Inspección (Drei) veíamos que la tendencia mes a mes era negativa, pese a mantener aún un nivel superior al del año pasado".

Según la economista, "seguíamos subiendo en recaudación pero los escalones cada vez eran más pequeños y en algún momento esto se iba a expresar en la comparación interanual".

A partir de la mitad de año "la tendencia negativa se volvió estable o más neutra, al menos dejó de caer", precisó Navarro, quien de todos modos estimó que esto comenzó a exponerse más claramente en algunos sectores. Así, explicó que uno de las áreas donde se evidenció fue en el comercio minorista y mayorista, que representan más de un cuarto de la actividad económica local. "Cuando hay incertidumbre e inflación y la primera se traslada al ámbito laboral porque se recortan horas de trabajo y la creación de empleo es menor, como vino ocurriendo, el comercio siente un impacto grande y esto se ve", dijo.

Por otra parte, consideró que otro aspecto en el cual observan un "impacto importantísimo" es en el de la inversión, fundamentalmente en la construcción. "Vemos una contracción enorme en la cantidad de permisos y, en definitiva, en la intención de construir en Rosario", dijo.

La economista, quien es una estudiosa de los indicadores laborales en la región, explicó que en la creación de empleo se observa este fenómeno de contracción. "En el segundo trimestre de 2011 respecto de 2010, la creación de empleo para la región estuvo 4 o 5 veces por arriba de lo que fue en el segundo trimestre de este año", sentenció. Por otra parte, el freno se observa en la calidad del mismo. "En materia de empleo en blanco, mientras el año pasado más del 95 por ciento de los contratos era de duración indeterminada, en este momento ha crecido el contrato más temporario, de duración determinada. Es decir, las empresas son más reticentes a destinar costos en un nuevo empleado, sólo lo hacen para situaciones puntuales como cubrir una determinada vacante", agregó.

Explicó que el país y la región no pueden escindirse del contexto nacional e internacional. Pese a que "Santa Fe está beneficiada por la recuperación de la economía brasileña y el enorme aumento del precio de los commodities, el país se espera que sólo crezca entre 1 y 2 por ciento este año y 2 o 2,2 por ciento el próximo según estimó la Cepal", dijo y cuestionó "las políticas públicas nacionales que están poniendo muchísimas trabas que ya se ven en la actividad económica, no sólo cuando se analiza la caja sino el movimiento de los agentes económicos".

"Hoy muchos sienten que no tienen incentivo ni para consumir, ni para invertir", sintetizó.

Elección en AIM

La Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM) de Rosario renovó ayer autoridades. El actual presidente Sergio Vacca fue reelecto por dos años más al frente de la entidad. También fueron electos vocales titulares y suplentes, en tanto que el lunes próximo en la habitual reunión del consejo directivo se hará la distribución de los cargos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario