Edición Impresa

El folclore como bandera

Su primer contacto con la música fue con tan sólo tres años, cuando sus padres le regalaron una guitarra para Navidad. A partir de ese momento las melodías guiaron a Luciano Pereyra a...

Viernes 26 de Julio de 2013

Su primer contacto con la música fue con tan sólo tres años, cuando sus padres le regalaron una guitarra para Navidad. A partir de ese momento las melodías guiaron a Luciano Pereyra a donde hoy se encuentra: en la cima de la música folclórica. Y claro, cuando tenía 10 años ya empezaba a escribir su destino cuando cantó en el programa de Xuxa el tema de León Gieco "Sólo le pido a Dios", el mismo que diez años después (en el 2000) lo haría famoso al cantarlo frente al Papa Juan Pablo II en el Vaticano, representando a Latinoamérica en el jubileo.

Dueño de una voz única y un carisma que vuelve loco al público femenino, Pereyra sabe cómo conquistar a sus fans en cada álbum. Desde su primer disco "Amaneciendo" (1998), donde fusionaba sonidos de zamba, carnavalito, valses, chacareras y baladas hasta el último material editado el año pasado, "Con alma de pueblo", donde reafirma su raíz folclórica, cuenta con las participaciones de Chango Spasiuk, Juanjo Domínguez, Peteco Carabajal y Horacio Guaraní y fue nominado a los premios Grammy Latinos y a los Gardel. Pero para el cantante oriundo de Luján, la realidad es clara. "El verdadero reconocimiento lo tengo de la gente", confesó Pereyra en dialogo con Escenario.

El cantante y compositor llega para presentar "Con alma de pueblo" y hacer un repaso por sus mejores éxitos. "Siempre es un placer volver a Rosario y más ir al teatro Broadway. Arrancar con una función y terminar agregando otra es increible. Rosario me trata muy bien y hay un cariño muy especial con la ciudad. Volver con "Alma de pueblo" me tiene más que contento", destacó Pereyra.

Antes del show que dará mañana y el domingo, a las 21.30, en el teatro Broadway (San Lorenzo 1223), el galán del folclore aseguró que "ver cómo el público canta sus canciones no tiene precio", describió cómo tiene que ser su mujer perfecta (ver aparte) y dijo que no tiene nada de malo que un artista cante bajo una bandera política.

—Si bien presentaste el nuevo disco el año pasado, ¿cómo van a ser los dos shows en el Broadway?

—Obviamente que estos shows pertenecen a la gira de "Con alma de pueblo". Igual voy a hacer un repaso por todos los discos de estos años pero la excusa es seguir presentando este hermoso disco nuevo que la gente ha pedido tanto y que esta vez van a poder disfrutar en dos funciones.

—Hace unos días cantaste "Si me pudieras ver" con Diego Maradona en el recital que diste en Avellaneda, y el entrenador se la dedicó a su novia, Rocío. ¿Cómo fue esa experiencia?

—Me avisaron que Diego tenía ganas de venir a un concierto desde hace rato pero nunca podía por sus tiempos. Al final pudo venir, estaba ahí en el público, lo invité a cantar y cantamos. Siempre hay muy buena onda con Diego, la verdad que fue muy lindo. Y por supuesto que fue una grata sorpresa para toda la gente que estaba ahí en el teatro Colonial...

—¿Qué balance hacés a más de un año del lanzamiento de "Con alma de pueblo", un disco que llegó en 2012 donde participaron invitados como Juanjo Domínguez, Peteco Carabajal, el Chango Spasiuk y Horacio Guarany?

—El balance es sorprendente porque es mucho más que positivo. Imaginate que es un disco en el que trabajé mucho, le puse todo y lo disfruté desde la composición hasta la producción. Es un disco nominado a los Grammy Latinos y fue maravilloso estar en Las Vegas en la entrega de los premios. Y acá en Argentina tiene tres nominaciones a los importantísimos premios Gardel. Es muy lindo que gente de la industria que vota reconozca mi trabajo de esta manera. Pero la verdad, por más que parezca una frase trillada, el verdadero reconocimiento lo tengo de la gente porque ellos se saben todas las canciones. Además fue disco de oro... Y en cada presentación me fascina escuchar a la gente. Ese es el verdadero premio para mí. Tener nominaciones de los Gardel es maravilloso pero cuando canto las canciones y veo que la gente canta conmigo, no tiene precio.

—¿Ya estás pensando en el próximo disco?

—La verdad que no. Estoy en el medio de la gira ahora. Igualmente voy al estudio y trabajo haciendo demos y preparando nuevas canciones, pero todavía no tengo nada definido para el próximo material...

—¿Por qué algunos critican cuando un artista fusiona el folclore con otros géneros? El Chaqueño Palavecino dice que él no trata de innovar en otros géneros ya que su objetivo es instalar el folclore en todo el país.

—Admiro al Chaqueño, me encanta como canta. Tener una postura de querer innovar o no está en cada uno. A mí me gusta hacer lo que hago, y al Chaqueño le gusta hacer lo que hace, y eso está buenísimo. Yo, como cantante popular, admiro muchísimo al Chaqueño y creo que la forma tan autóctona que tiene es su sello personal. Y hoy en día él no deja de cantar y sorprender, ¡en los festivales la rompe! Creo que cada uno debe hacer lo que disfruta. Me parece fantástico que uno respete las posturas a la hora de hacer música. Uno tiene que hacer música de la manera que lo sienta. Cada uno es como un libro único.

—¿Cómo ves esta época donde muchos artistas se involucran en política y tocan en actos oficiales?

—Mientras se pueda opinar me parece fantástico. Está bueno poder debatir y discutir... Lo único que no me gusta es que hay como una división. A veces siento que "pertenecés o no pertenecés". Se quejan mucho de los conciertos gratuitos y que se es parte de una campaña política. Pero me parece que con los shows gratuitos se beneficia a aquellas personas que no pueden ir a un teatro a pagar una entrada. ¿Por qué se va a privar a la gente de ver a sus artistas por no tener acceso a pagar una entrada? Pero cuando todo esto se mezcla con política me resulta un poco extraño. La música no tiene política. A mí, quien sea que me contrate, yo voy, hago mi trabajo y en definitiva, sea en un lugar con entrada gratis o paga, doy lo mejor de mí. Porque si la gente está ahí es porque te sigue y te quiere escuchar. Pero trato de no mezclar esas situaciones. No tiene nada de malo que un artista cante bajo una bandera política. Si tiene una postura y la defiende me parece fantástico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS