Edición Impresa

El FMI cree que necesitará un billón de dólares para enfrentar la crisis

El Fondo quiere reforzar su capital en 500.000 millones de dólares para evitar contagios en Europa. Algunos países se resisten a elevar el financiamiento y exigen medidas más duras en la eurozona.

Jueves 19 de Enero de 2012

Washington.— El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que tendrá que movilizar hasta un billón de dólares en los próximos años para poder superar la crisis. El organismo aseguró que pretende reforzar su capital en 500.000 millones de dólares para ayudar a los países con problemas por la crisis de deuda de la zona euro. Sin embargo, algunas naciones insisten en que primero Europa debe hacer más para apoyar a sus complicados miembros.
  “Basándonos en estimaciones de nuestro personal sobre la potencial necesidad de financiación de alrededor de un billón de dólares en los próximos años, el Fondo busca recaudar hasta 500.000 millones de dólares en recursos crediticios adicionales”, dijo un portavoz del FMI en Washington.
  En este monto están incluidos los 200.000 millones de dólares adicionales que Europa comprometió recientemente, puntualizó el organismo financiero, que no quiso revelar por ahora cómo piensa lograr el monto restante.
  “En esta etapa preliminar, estamos explorando opciones de financiación y no realizaremos más comentarios hasta que hayamos completado las consultas necesarias con los miembros del Fondo”, se limitó a decir el portavoz. Actualmente, el FMI posee una capacidad de préstamo de unos 380.000 millones de dólares.

¿Quién da más? La institución con sede en Washington está presionando a China, Brasil, Rusia, India, Japón y a los países exportadores de petróleo para que realicen mayores contribuciones. El objetivo es lograr un acuerdo antes de la cumbre del G-20 que se realizará el 25 y 26 de febrero en México.
  Sin embargo, representantes del G-20 reunidos actualmente en Ciudad de México revelaron ayer que aún había resistencia en algunos países a elevar el financiamiento.
  “Muchos países quieren que los europeos vayan adelante con medidas más duras y claras, que en este momento se traduce en más recursos para su fondo de estabilidad”, dijo una alta fuente del gobierno brasileño en México.
  Otra fuente vinculada al proceso dijo que EEUU, Canadá, Japón y Corea del Sur estaban presionando por discutir primero sobre la contribución de Europa a la crisis para acordar medidas adicionales. Por su parte, los países europeos plantean que ya han hecho lo suficiente y piden más recursos para el FMI.
  Los países emergentes como China y Brasil han dicho que están dispuestos a contribuir con más recursos para el organismo multilateral de crédito a cambio de un mayor poder de voto.
  Las potencias emergentes han argumentado reiteradamente en el último tiempo que su poder en el FMI debe ser mayor, para reflejar su creciente influencia en la economía global.

Un panorama complejo. Conseguir más recursos de las economías avanzadas, como EEUU, va a ser difícil, si no imposible. Con un presupuesto estrecho a nivel doméstico, algunos congresistas de la oposición republicana han amenazado con arrancar 100.000 millones de dólares de dinero estadounidense al FMI si los fondos son usados para rescatar a más países de la zona euro. Además, es poco probable que la Casa Blanca quiera comprarse semejante problema cuando el presidente Barack Obama está en plena campaña para la reelección.
  El FMI ha advertido que recortará las proyecciones de crecimiento global para 2012 cuando actualice su pronóstico el 24 de enero. El debilitamiento del panorama global eleva los temores a que más países puedan necesitar ser rescatados por el Fondo.
  Asimismo, el Banco Mundial advirtió en su panorama de crecimiento anual que Europa parecía estar ya en recesión y que los países en desarrollo debían enfrentar una desaceleración de sus economías, especialmente Brasil e India.
  Con las rebajas en las calificaciones crediticias de nueve países de la zona euro por parte de Standard & Poor’s la semana pasada, incluida Francia, y la incertidumbre por las negociaciones sobre el canje de deuda griega que amenaza con llevar al país a una bancarrota, el directorio del FMI ha instado a los líderes europeos a tomar medidas urgentes para contener la crisis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario