Edición Impresa

El fiscal pidió que Macri vaya a juicio oral por las escuchas

El fiscal federal Jorge Di Lello pidió ayer que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, vaya a juicio oral y público por la causa de escuchas telefónicas ilegales, informaron fuentes judiciales.

Sábado 25 de Agosto de 2012

El fiscal federal Jorge Di Lello pidió ayer que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, vaya a juicio oral y público por la causa de escuchas telefónicas ilegales, informaron fuentes judiciales.

Además, mediante una presentación ante el juez federal Norberto Oyarbide el fiscal también solicitó que mande a juicio al ex titular de la Policía Metropolitana Jorge Fino Palacios, al ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski y al espía y ex empleado del Gobierno porteño Ciro James.

Contra el líder del PRO pesa la sospecha de conocer el funcionamiento de un aparato de inteligencia en su administración y valerse de éste para escuchas que tuvieron como víctimas a su cuñado Néstor Daniel Leonardo y Sergio Burstein, familiar de víctimas del atentado a la Amia, lo que ocurrió en 2009.

"No se postula que Macri montó una empresa de pinchaduras telefónicas sino que conoció y prestó su consentimiento para instalar en el ámbito de su gobierno un aparato de inteligencia prohibido, del que se habría servido", había dicho la Sala I de la Cámara al confirmar su procesamiento como "miembro" de una asociación ilícita.

En su extenso escrito, el fiscal acusó a Macri también por falsedad ideológica e intervenciones telefónicas indebidas.

Oyarbide correrá vista a las defensas para que opinen si la investigación está concluida o solicitan alguna medida de prueba. Después la causa pasará a un tribunal oral.

Fuentes del caso aseguraron que no habría juicio antes de 2014, después de las elecciones legislativas y poco antes de las presidenciales a las que Macri piensa presentarse en 2015.

En su requerimiento, Di Lello pidió que también vaya a juicio Narodowski, ya que fue en el ministerio que tenía a su cargo donde ingresó a trabajar en 2008 como asesor el espía James, quien recibía un sueldo de seis mil pesos mensuales.

El supuesto interés de Macri en escuchar a Leonardo es que su cuñado tenía una mala relación con la familia del ingeniero; en tanto que sobre Burstein se vincularía a las críticas que el dirigente deslizaba ante la asunción de Palacios como titular de la Metropolitana y la información que manejaba sobre una causa paralela del atentado a la Amia que involucraba al entonces comisario.

Contra el espía James y Palacios pesan los casos de escuchas que tuvieron como víctimas a Burstein, al empresario Carlos Avila y a dos gerentes de supermercados Coto.

Perseguido. El vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, consideró el pedido para que Macri vaya a juicio se debe a que "los funcionarios judiciales K lo persiguen porque saben que va a luchar contra la re-reelección".

"Al juez Oyarbide y a la presidenta Cristina Fernández les decimos que Macri no es (Daniel) Scioli; que no va a tirar la toalla, que no va a pactar con nadie", sostuvo Ritondo, en concordancia con el argumento del PRO que sostiene que la causa es impulsada por el kirchnerismo.

No lo entiende

Mauricio Macri dijo ayer que el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, “es kirchnerista” y que “le gusta estar donde no lo quieren”. “Tenemos una relación de más de 25 años pero no lo entiendo; él insiste en quedarse en ese lugar, ahí tenemos una enorme diferencia”, enfatizó el jefe de Gobierno porteño.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario