Edición Impresa

El escándalo de Supergatitas recalentó la interna radical

A una semana de los allanamientos, la figura del dueño del portal de oferta sexual, hijo de un ex funcionario municipal, sacude ahora a la Unión Cívica Radical.

Viernes 19 de Septiembre de 2014

A una semana de los allanamientos que dejaron al descubierto una red de facilitamiento de la prostitución, las secuelas no sólo quedaron a la vista en la Intendencia. También hicieron aflorar una feroz interna radical y hasta se colaron en el Concejo. De hecho, Jorge Boasso buscará refutar hoy ante la Justicia a su correligionario Julián Galdeano, actual diputado provincial, quien afirmó que David Trigueros, detenido por el caso e hijo del recientemente eyectado coordinador de Gabinete municipal, hacía el mantenimiento del portal Supergatitas.com en las oficias del edil. Por lo pronto, el presidente del cuerpo, el socialista Miguel Zamarini, confirmó ayer que el dueño de la página web "no fue designado como personal político, auxiliar ni en ninguna función" en el Palacio Vasallo. Pero el escándalo, con una faz judicial en etapa de definiciones (ver aparte), deparará nuevos y ásperos capítulos.

Los cruces entre radicales terminaron copando la sesión del Concejo, marco en el cual Boasso —no aliado al socialismo— anunció que próximamente demandará por calumnias e injurias a Galdeano. Incluso, señaló que el hijo de Néstor Trigueros (el ex coordinador de Gabinete municipal y referente del sector radical que integra el diputado), "nunca" trabajó con él y precisó que hoy aportará a la jueza del caso, Alejandra Rodenas, documentos oficiales y computadoras en pos de desestimar la acusación pública.

Previamente, Galdeano había recordado: "Boasso, el primero en salir a agraviar a sectores del radicalismo en donde Trigueros participó, tuvo gran parte de su historia política en el Concejo junto a él".

"Ambos participaron del mismo bloque. Un tiempo, esa bancada fue presidida por Boasso, otro por Néstor. El hijo de Trigueros fue un colaborador. Era asesor o prestaba un servicio en el tema informático", añadió el legislador.

El diputado indicó que "se trataba de la utilización de la base de datos de ese portal —Supergatitas.com—, que era muy visitado, para enviar correos electrónicos con gacetillas o comunicados para difundir los posicionamientos parlamentarios del bloque, algo que era sabido en el Concejo". Luego sostuvo: "Me lo manifestaron diversos actores de la política que estaban en esa bancada".

Sobre el mediodía, y tras el pedido de ediles de varios bloques (entre ellos Boasso), Zamarini confirmó que David "no fue designado como personal político, auxiliar ni en ninguna función" en el Vasallo.

Bajo la lupa. "Verificamos los expedientes de 1999 en adelante, que incluyen el período 2003-2007, en el cual (Néstor) Trigueros se desempeñó como concejal. Toda la documentación mencionada está a disposición para ser observada por quien lo desee", indicó el comunicado de la Presidencia del Concejo. Hasta realizaron consultas en el Banco Municipal sobre la existencia de alguna cuenta a nombre de David desde donde podría haber cobrado algún monto.

Al mismo tiempo, y mientras la administración de Mónica Fein salía por un momento del centro de la escena, Boasso bramó: "Me corto la mano antes de que el hijo de Trigueros sea asesor mío. Galdeano es el responsable número uno de su designación como coordinador del Gabinete. En acuerdo directo con la intendenta, él consiguió este trabajito de panzotti, porque es mucho más grande que un ñoqui, y cobró como un secretario para no hacer nada ni tener funciones".

Más tarde, Boasso recibiría en el recinto de sesiones el apoyo de la mayoría de sus pares. No obstante, el concejal Martín Rosúa (al igual que Galdeano y Trigueros, referente del MAR) salió en defensa del ex funcionario y comparó al escándalo con "un problema personal o partidario, pero no institucional".

"Si (David) trabajó en ese momento, habrá sido cuando vino a visitar al padre al Concejo. Y, si hacía algo en su oficina, él (por Néstor) terminará como cómplice", sentenció, a su turno, Boasso.

No obstante, La Capital pudo saber que el sector enfrentado a Boasso continuaba la búsqueda de documentación que, a su entender, demostraría el rol de asesor del hijo de Trigueros, como también la utilización de la base de datos del portal de ofertas sexuales para el envío de correos electrónicos desde el bloque.

El escándalo y sus consecuencias también puso en alerta al senador provincial Miguel Lifschitz, quien instó a ser "muy cautos y precavidos" al momento de designar funcionarios.

En esa línea de razonamiento, el ex intendente y actual precandidato a gobernador enfatizó que, "cuando hay alguna objeción, sospecha o denuncia, inmediatamente se debe dejar la función".

Cronología. El martes pasado, Fein echó a su coordinador de Gabinete como consecuencia de la detención de su hijo, dueño de www.supergatitas.com, por facilitar la prostitución.

La suerte de Trigueros había quedado sellada después de que la Justicia provincial dispusiera siete allanamientos en Rosario y Funes con el objetivo de desbaratar una red que alentaba y lucraba con la prostitución.

La jefa del Palacio de los Leones anuló el decreto Nº 3091, con el que se designó a Trigueros en un cargo creado en el marco de una sociedad política de larga data entre socialistas y radicales (éstos últimos, ahora en estado de ebullición).

Sin reemplazante a la vista, Fein resolvió distribuir las responsabilidades de la Coordinación de Gabinete entre las secretarías de Gobierno y General del municipio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario