Edición Impresa

El equipo de Berti extraña el nivel futbolístico de sus piezas clave

Si bien sigue siendo el único líder, el equipo de Berti padece el bajón futbolístico de jugadores importantes como Bernardi y Maxi Rodríguez.

Martes 12 de Noviembre de 2013

Cuando la mirada se posiciona en Newell's, la performance de cuatro partidos sin ganar llama la atención. Por ser el candidato del pueblo. Claro que al observar hacia los costados, también se explica el porqué a pesar de no sumar de a tres a lo largo de tantos encuentros aún nadie lo superó. La respuesta es simple, porque los demás también regalan sus posibilidades. Ahora centrando la atención en el equipo de Berti la lectura fina para conocer el veredicto a esta ausencia de triunfos se puede encontrar en la merma futbolística de algunas piezas clave, como Lucas Bernardi o Maximiliano Rodríguez, por mencionar a las figuras más importantes del plantel leproso.

Es verdad que puede resultar injusto en tocar sólo estos nombres porque hay varios que también mermaron su rendimiento, pero esto siempre sucede con aquellos con los que el pueblo de un equipo está acostumbrado a verlos en un alto nivel. Porque el capitán fue uno de los destacados hasta hace un puñado de encuentros y hoy decayó su rendimiento. Quizás un poco por el desgaste físico, otro tanto porque los rivales le tomaron la mano y no lo dejan manejar el juego con libertad o sólo por transitar un momento donde tampoco está del todo acompañado en esa tarea de elaboración de juego. También se puede aludir a la falta de una pretemporada, porque Ñuls debió llevar adelante un reacondicionamiento físico.

En esta búsqueda de explicaciones también aparece en escena la Fiera, uno de los mejores jugadores del campeonato y de selección. Después del clásico le costó entrar en sintonía y no puede ser ese jugador letal, temido y que dibuja una genialidad para sentenciar a quien tenga enfrente. Apenas son unos eslabones, importantes por cierto, de esta merma resultadista de Newell's. No los únicos porque un equipo depende de individualidades, aunque también el resto debe acompañar y aparecer cuando estos mismos no estén en su esplendor para disimular cualquier situación.

En el análisis más exhaustivo también surge el bajón en la línea de atrás porque Milton Casco y Marcos Cáceres no meten tanta presión como en otros juegos. Incluso, hasta hace pocas fechas el arquero Nahuel Guzmán era imbatible y en las últimas cuatro, donde Newell's no pudo ganar y sumó tres empates y una derrota, le convirtieron seis goles: dos Central, dos Colón y uno Godoy Cruz y San Lorenzo.

El equipo del Loco tuvo que ir mutando por algunas ausencias obligadas. Con un paraguayo luchando con lesiones que le impidieron estar en ciertos partidos o llegar con lo justo, la baja de Víctor López, la molestia de Figueroa que no lo dejó llegar al partido con San Lorenzo en un ciento por ciento y por eso debió salir cuando apenas había estado en cancha diecisiete minutos. Un combo de situaciones donde todo tiene que ver con todo.

Newell's debe doblegar los esfuerzos y sobreponerse a las contingencias, esas que también padecen sus rivales. Volver a ser o, por lo menos, acercarse a aquel rival temido, determinante y eficaz que lo posicionaron en el mejor de 2013. Sólo le falta dar pocos pasos para la gran meta. Sólo depende de sí mismo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS