Edición Impresa

El empleo privado formal creció 1 por ciento en Santa Fe en el primer trimestre

El empleo privado registrado en Santa Fe aumentó casi un 1 por ciento en el primer trimestre del año, una cifra que cobra relevancia si toma en cuenta que la actividad económica en ese mismo...

Jueves 20 de Junio de 2013

El empleo privado registrado en Santa Fe aumentó casi un 1 por ciento en el primer trimestre del año, una cifra que cobra relevancia si toma en cuenta que la actividad económica en ese mismo lapso creció apenas 2,3 por ciento. Así se desprende del informe trimestral difundido ayer por el Ministerio de Trabajo provincial, cuyos datos denotan mayores dificultades en la recuperación de puestos de trabajo en las "agrociudades". Esta evolución estaría asociada a las consecuencias de la sequía que afectó a la cosecha de la campaña 2011/2012.

El ritmo de crecimiento del empleo tendió a disminuir desde fines de 2011 pero el 2012 (con la excepción de noviembre y diciembre) mostró tasas positivas, aún con crecimiento de la economía santafesina de apenas el 0,2 por ciento, según el flamante Indicador Sintético de Actividad Económica (Isae).

La tasa de crecimiento del empleo privado registrado en el primer trimestre fue del 0,96 por ciento en la provincia, lo cual equivale a 4.566 puestos de trabajo más que los existentes en igual período del año pasado. Una tendencia positiva que se extiende a abril (último mes con datos disponibles), con un tasa de crecimiento interanual del empleo del 0,57 por ciento.

Las tasas de crecimiento de los aglomerados Gran Santa Fe y Gran Rosario fueron superiores a la media provincial. Rosario registró la creación de 2.582 nuevos puestos de trabajo más que los existentes en el primer trimestre de 2012 (1,09 por ciento). Cabe destacar que en este aglomerado existen 21.663 empresas que emplean 239.577 trabajadores registrados en el sector privado.

Estas cifras están en consonancia con la fuerte dinámica de creación de empleo en la región que relevó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Según esta medición el mercado laboral absorbió en el primer trimestre la nueva oferta de mano que obra que se volcó a buscar trabajo y redujo en 5.000 personas el desempleo a una tasa del 8,6 por ciento.

En cambio, el nodo Venado Tuerto (que abarca los departamentos de General López, parte de Caseros y de Constitución) volvió a perder puestos de trabajo en el primer cuarto del año y acumula tres trimestres consecutivos negativos. Es la única de las cinco regiones que no recuperó la senda positiva. En el primer trimestre tuvo una tasa negativa del 1,8 por ciento, perdiendo 448 puestos de trabajo en comparación con el mismo trimestre del año anterior.

En la medición por sectores, la rama de los servicios se destacaron por su crecimiento: 8,18 por ciento los referidos a los negocios inmobiliarios, empresariales y de alquiler. Este despegue gana más en relevancia si tiene en cuenta que los puestos de trabajo en este rubro representan el 10,63 por ciento del total del empleo privado registrado, el tercero en importancia detrás de industria (25 por ciento) y comercio (19,74 por ciento). Otros subsegmentos que crecieron fueron finanzas (4,30 por ciento), hotelería y restaurantes (2,45 por ciento), servicios comunitarios, enseñanza (2,45 por ciento) y servicios comunitarios y personales (2,69 por ciento).

En tanto, durante el primer trimestre de 2013 se observaron tasas negativas en la construcción (-6,76 por ciento), la industria (-0,17 por ciento) y el agro (-1,47 por ciento).

La industria volvió a registrar una leve baja por tercer trimestre consecutivo. Vale recordar que este rubro es el de mayor peso dentro de los empleos privados registrados: uno de cada cuatro trabajadores formales se desempeña en el sector industrial.

Pero cuando se agranda la lupa hacia el interior de la industria se ve que rubros como los de alimentos, bebidas y tabaco registraron un crecimiento de la tasa de empleo del 2,42 por ciento. En cambio, la fabricación de metales y productos metálicos, el dedicado a la fabricación de pasta celulósica, madera y muebles, y el automotriz, presentan tasas de negativas.

La industria automotriz acumuló su tercer caída trimestral (-4,06 por ciento en el primer trimestre de 2013). En menor medida, también retrocedió la industria metalmecánica, que representa el 18 por ciento del empleo industrial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS