Edición Impresa

El Ejecutivo avala prohibir a los cuidacoches en algunas zonas

Para el titular de Control, la propuesta es "viable", pero reclamó al Concejo que apruebe una norma para poder erradicar prácticas extorsivas.

Jueves 27 de Noviembre de 2014

Por primera vez, el municipio avaló la posibilidad de prohibir la práctica de los cuidacoches en determinados espacios de la ciudad. "Pienso que es viable la prohibición en algunas zonas. También creo que es necesario impulsar el tema de entidades de bien público, pero hay que avanzar", planteó ayer el secretario de Control, Pablo Seghezzo. De inmediato, el funcionario reclamó al Concejo "que sancione alguna norma que regule la actividad para que la Intendencia pueda actuar". El PRO, que fogonea la restricción, celebró "el cambio de posición" del Ejecutivo.

Un día después que La Capital informara sobre la expansión de los cuidacoches, con tarifas que llegan a 50 pesos y extorsiones en alza en numerosos espacios públicos de la ciudad, la Intendencia recogió el guante.

Seghezzo le abrió la puerta por primera vez a la chance de impedir esa práctica en algunas zonas, pero no ahorró críticas a los concejales opositores por no avanzar con la sanción de una norma.

"En la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana lo que hacemos es velar por el cumplimiento de las normas. Lamentablemente, en el tema de los trapitos el Concejo no ha podido sacar una norma", aclaró en diálogo con La Ocho.

Luego, el funcionario agregó: "Cuando quiero actuar contra una persona que está cuidando un vehículo en el espacio público no tengo ninguna normativa para hacerlo y, lamentablemente, el Concejo no ha podido sacar ninguna norma en ese aspecto".

Respecto de las propuestas en danza, focalizó sus cuestionamientos en el macrismo. "Hay algunas propuestas, como el caso del PRO, que aplican esto de «haz lo que yo digo y no lo que yo hago». Sólo hace falta abrir los diarios de Buenos Aires para ver los problemas que tienen con la situación de cuidacoches, que no las pudieron solucionar", disparó.

Tras aclarar que "ya existe" la línea telefónica gratuita 0800 para denunciar a cuidacoches extorsivos que presentó esta semana el PRO, el secretario de Control resaltó que esas herramientas "no dan ningún tipo de elemento para actuar" con efectividad.

Para Seghezzo, "es un tema al que evidentemente hay que encontrarle una solución porque genera molestia en la sociedad". De inmediato, le pidió al Concejo "que en vez de utilizarlo como un tema publicitario haga un trabajo a conciencia y vea realmente cómo convertirlo en norma".

Cuando se le preguntó si consideraba factible prohibir la actividad en algunos sectores, como propone el PRO, el funcionario respondió: "Pienso que es viable la prohibición de cuidacoches en algunas zonas. También creo que es necesario impulsar el tema de entidades de bien público, pero hay que avanzar. La verdad es que la vez que fui al Concejo por ese tema noté egos muy grandes, cada cual defendiendo su proyecto y ninguna solución para los rosarinos".

Según el impulsor de la restricción, el edil macrista Rodrigo López Molina, "el municipio cambió de enfoque y dejó de lado lo políticamente correcto y la posición falsamente progresista, ya que se está privatizando el espacio público a un grupo de extorsionadores". Y agregó: "Ahora se abre otro escenario con los dichos de Seghezzo".

"Sería bueno que los concejales del Frente Progresista acompañen la prohibición de cuidacoches, como plantea Seghezzo. Hasta ahora el proyecto que presentamos hace unos meses no avanzó por la negativa del oficialismo", advirtió.

Luego, el concejal del PRO destacó que el municipio "tiene evidentes dificultades para poder fiscalizar esas prácticas extorsivas en muchas zonas por una falta de recursos humanos en las áreas de control que debe revisarse".

El municipio defendió en el Concejo el proyecto de presupuesto para 2015

El equipo económico del municipio defendió ayer en el Concejo el proyecto de presupuesto para 2015, que incluye una propuesta de ajuste del 78.5 por ciento de la tasa general de inmuebles (TGI). La secretaria de Hacienda, Verónica Irízar, dio precisiones de la iniciativa y respondió consultas de los ediles opositores. El arco opositor indagó sobre dos ejes: inversiones en obra pública y nivel de endeudamiento de la Intendencia.

El encuentro duró algo más de dos horas. La funcionaria destacó que el nivel de gasto público para el año próximo se proyecta en torno a los 7.185 millones de pesos, "48 por ciento superior a 2014".

Y resaltó que, "como ocurre desde hace muchos años, el mayor porcentaje está destinado a Salud Pública (el 25 por ciento, equivalente a 1.700 millones de pesos) y luego 22,7 por ciento para Servicios Públicos que concentra subsidios y fondos para el transporte, por 231 millones de pesos".

Luego apuntó que para obras públicas y mantenimiento se destinarán 1.187 millones de pesos. Y, en alusión al plan de construcción de cloacas, consignó que con el apoyo provincial a fines de 2015 se contempla que el 85 por ciento de la ciudad cuente con el servicio.

A la hora de las consultas, Osvaldo Miatello (PJ) preguntó sobre los fondos destinados a subsidiar el transporte. Irízar dijo que se incorporó una partida de 17 millones 800 mil pesos para compensar el medio boleto universitario y terciario. Y se prevén 15 millones para adquirir nuevos trolebuses que operará la Semtur.

La concejala Norma López (FpV) consultó sobre la deuda municipal. La secretaria de Hacienda precisó que la previsión para fin de año es de 450 millones de pesos.

La edila Lorena Giménez (PPS) preguntó sobre "el incremento del 565 por ciento para obras en plazas y espacios públicos". Al respecto, Irízar indicó que entre otros aspectos se prevén obras de remodelación del casco histórico.

El concejal Martín Rosúa (UCR)defendió el aumento de la TGI por la inflación para cubrir "el alumbrado, barrido y limpieza".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario