Edición Impresa

El Diablo chocó con San Orion

Independiente apenas empató con un Boca diezmado que tuvo en su arquero a la figura, quien le atajó un penal a Montenegro.

Lunes 01 de Abril de 2013

Independiente, que jugó con un hombre más desde los 16 minutos, no pudo quebrar a un Boca de extrema debilidad defensiva y resignó dos puntos al empatar 1 a 1 en Avellaneda. Con este resultado sumó el cuarto encuentro sin ganar y permanece en zona de descenso directo.

La defensa xeneize, con un compendio de horrores individuales y colectivos, hizo todo lo posible para que Independiente se pusiera en ventaja en el primer cuarto de hora y si no llegó el gol fue por dos factores: la gran tarde de Agustín Orion y la ineficacia ofensiva del local, un aspecto especialmente trabajado el Tolo Gallego.

No se habían cumplido dos minutos cuando un despeje desde la última línea roja dejó de cara al arco rival al colombiano Caicedo, que tras dominar la pelota con dificultad permitió que Orion neutralizara la acción en dos tiempos. Tras ese desacople estructural flagrante llegaron las fallas indivuales. A los 11', Claudio Pérez cometió una torpeza al derribar en el área a Leguizamón, perfectamente asistido a la carrera por Montenegro. El penal, séptimo cometido por la defensa de Boca en 12 partidos, se lo contuvo Orion al Rolfi, que lanzó un disparo rasante al palo derecho, con dirección pero sin potencia. Cinco minutos más tarde, con otro pelotazo, Boca se quedó en inferioridad numérica cuando Cellay impidió con un agarrón la fuga de Leguizamón.

Desde entonces, el asedio ofensivo de Independiente se profundizó, pero se repitió con las imprecisiones de Caicedo y los aciertos de un Orion impenetrable.

Con un panorama complicado por la superioridad rival, Boca llegó sin embargo al gol. Una pelota recuperada en la puerta del área derivó en una proyección de Sánchez Miño por la izquierda y un posterior centro que Silva facturó con un cabezazo.

A los 63', después de tanto ir, Independiente llegó al empate. Villafañez colocó una pelota en la medialuna, Montenegro habilitó a Farías (adelantado), Orion tapó y Morel Rodríguez capitalizó el rebote.

Independiente tuvo ocasiones para ganarlo, pero dilapidó todo. A esa altura, Boca no pensaba en otra cosa que en el final del partido y se refugió cerca de Orion para atrapar un punto, que sólo le sirvió para complicar la situación de su rival en la lucha por el descenso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS