Edición Impresa

El día después de los robos en Villa Gobernador Gálvez

Tranquila, pero con los supermercados cerrados. Así fue ayer la jornada tras el saqueo parcial del miércoles al mercado chino Hua Ding: Ayer tenía un volquete con tierra obstruyendo el ingreso principal.

Viernes 29 de Noviembre de 2013

Tranquila, pero con los supermercados cerrados. Así transcurrió ayer la jornada en Villa Gobernador Gálvez tras el saqueo parcial del miércoles al mercado chino Hua Ding, que ayer tenía un volquete con tierra obstruyendo el ingreso principal, aunque por una puerta del costado algunos se llevaban lo poco que quedaba, que no era precisamente comida. Por los incidentes, los grandes abastecedores de mercaderías villagalvenses permanecieron sin actividad, también con contenedores tapando sus portones y varios con custodia privada. El resto de los comercios funcionaron prácticamente con normalidad.

Nada hacía pensar ayer por la tarde que, unas horas antes, en Soldado Aguirre al 2500 hubo un enfrentamiento entre la policía y un grupo de jóvenes. Sin llamar la atención, unas pocas mujeres,con sus hijos pequeños y también un grupo de muchachos registraban y se llevaban del galpón los restos que quedaron de la mudanza de los propietarios, como tablas, sogas, bolsas y todo tipo de elementos de descarte.

En la puerta, mientras un nene de unos 5 años jugaba revoleando una gran lámpara de bajo consumo, otro salía y buscaba una cuchilla en la casa de al lado, vaya a saber para qué. A media cuadra, una familia miraba las escenas tomando mate.

Esa misma parsimonia se percibía en las cercanías del lugar de los hechos. Las panaderías, carnicerías, talleres mecánicos y demás locales cercanos abrieron normalmente, aunque más hacia la zona céntrica algunos comercios de distintos rubros —además de supermercados y almacenes— estaban directamente con las persianas bajas.

Efectos colaterales. "Ahora es todo un trastorno para abastecerse de comida", se quejó Laura (18), una joven madre que andaba buscando dónde comprar pan y yerba. "Esto es todo por lo que pasó ayer (por el miércoles), y los que fueron a saquear no es gente trabajadora, son los que cobran planes de acá mismo. Pueden haber venido también de afuera, pero por lo que vimos en televisión, la mayoría son de acá", acotó su marido, con uno de sus hijos en brazos.

En la recorrida de La Capital por las calles de Villa Gobernador Gálvez y pese a los incidentes, prácticamente no se detectó presencia policial en la vía pública. Sólo una apresurada patrulla pasó por la puerta del supermercado Hua Ding, pero era evidente que no respondía a un control del local sino a alguna emergencia en otro lugar. En Mitre al 1200, si bien está en pleno centro, a pocos metros del centro cívico y pasos de la policía, un supermercadista igualmente cerró sus puertas y puso un volquete bloqueando el ingreso.

Desmienten rumores tras ataques a súper chino

“Una animalada”. Así definió Miguel Calvete, el titular de la Federación de Supermercados Chinos, el trascendido de que el supermercadista cuyo local fue saqueado en Villa Gobernador Gálvez había prometido regalar mercadería porque se mudaba. La versión había circulado en el barrio y anteayer fue reproducida por la policía y por las mismas autoridades municipales.
  La reacción de los supermercadistas fue uno de los puntos salientes en lo que fue el día después de una jornada signada por actos de violencia, el ingreso a un supermercado chino por parte de un grupo nutrido de gente que quiso arremeter con todo y un prolongado enfrentamiento con la policía, que duró toda una tarde. Los hechos dejaron el saldo, entre otras cosas, de cuatro heridos, un policía lastimado, decenas de detenidos y el cierre de muchos comercios por miedo a sufrir la misma suerte que el supermercado invadido.
  Cerca del mediodía de ayer, personas expectantes se amontonaron nuevamente en la zona frente al súper cuando se retiraban diversos elementos, entre ellos heladeras. En principio se temió un nuevo incidente, pero luego se comprobó que simplemente la gente observaba la mudanza. Consultado por La Capital, el concejal socialista Carlos Dolce manifestó que incluso algunos vecinos “ayudaron en las tareas de traslado y carga de elementos a un camión”.
  El secretario de Gobierno villagalvense, Rodolfo Cavallieri, afirmó ayer —contrariamente a lo dicho el miércoles a la tarde a este diario— que “muchos saqueadores eran gente de la zona, jóvenes de 17 a 20 años, la mayoría vecinos del súper”. El funcionario también ofreció una versión diferente a la que había dado el día anterior sobre los motivos del intento de saqueo, al desligar los hechos de vandalismo de una presunta promesa por parte del comerciante de entregar mercadería, y los atribuyó fundamentalmente a “los tiros que surgieron desde adentro del negocio que generaron la reacción. Hay cuatro heridos que no están graves porque se disparó con balas de bajo calibre”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS