Edición Impresa

El desempleo en España trepa sin freno: casi 6 millones de desocupados

La tasa de paro escaló al 24% de la población activa en el primer trimestre del año. Los jóvenes y los extranjeros son los sectores más afectados por la crisis económica.

Sábado 28 de Abril de 2012

Madrid. — El drama del desempleo sigue profundizándose en una España inmersa en duros recortes para frenar el déficit público y que acaba de volver a entrar en recesión económica: el país tiene ya más de 5,6 millones de personas sin trabajo y una tasa de desempleo que siguió trepando entre enero y marzo hasta situarse en el 24,44%.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) dados a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) vuelven a situar la cifra total de desempleados (5.639.500) como la mayor en la historia reciente del país ibérico, un récord que se ha ido batiendo trimestre a trimestre desde finales de 2008.

España lidera desde hace tiempo las tasas de desempleo de los países de la Unión Europea (UE) y todas las previsiones apuntan a que seguirá haciéndolo. Entre enero y marzo, el número de personas sin trabajo subió en 365.900. Los sindicatos atribuyen parte de este incremento a la controvertida reforma laboral que impulsó el gobierno de Mariano Rajoy y que entró en vigor en febrero. La reforma facilitó y abarató el despido en España y llevó a los sindicatos a convocar el pasado 29 de marzo la primera huelga general de la era Rajoy.

El peor momento. Los datos del desempleo reflejan que la economía española está viviendo “uno de sus momentos más duros”, manifestó ayer la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Más gráfico fue su compañero, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo. Son datos “terribles”, dijo. “España está en una crisis de una enorme magnitud”.

El país aún no ha llegado a batir el récord de desempleo de su reciente historia, el 24,55% de 1994, durante la anterior crisis económica. Pero lo hará: el gobierno de Rajoy prevé que este 2012 se llegue al pico del 25%, con una destrucción total de 630.000 puestos de trabajo. La previsión del Ejecutivo conservador es que el año se cierre con un 24,3%, una tasa que irá bajando muy lentamente en los próximos años: 24,2% en 2013, 23,4% en 2014 y 22,3% en 2015.

Deterioro. Otras proyecciones sitúan la tasa de desempleo con la que se cerrará este año por encima de la del Ejecutivo y vaticinan que seguirá creciendo en 2013. Standard & Poor’s (S&P), que el jueves por la noche volvió a rebajar la nota crediticia de España hasta BBB+, dejándola a tres escalones del bono basura, pronostica que la reforma laboral no evitará un deterioro del empleo a corto plazo y el año que viene se alcanzará una tasa de desempleo del 25,5%, sin que hasta 2016 se cree empleo neto.

Dos cifras añaden mayor claridad si cabe a la magnitud del drama del desempleo en España: el número de hogares con todos sus miembros sin trabajo es ya de algo más de 1,728 millón y la tasa de desempleo entre los jóvenes (menores de 25 años) es del 52%. Son 921.000.

Los extranjeros conforman otro de los colectivos más golpeados por la crisis económica: la tasa de desempleo entre ellos se sitúa ya en el 36,95%, también bastante por encima de la ya de por sí elevada media nacional. En ese colectivo hay ya casi 1,3 millón de personas sin trabajo.

Recortes. Según pasa el tiempo, la crisis económica en la que España se encuentra sumida desde 2008 en vez de mejorar, va a empeorando, mientras el gobierno de Rajoy aprueba recortes y reformas tratando de convencer a sus socios europeos y a los mercados de que será capaz de cumplir con los objetivos de déficit público a los que se ha comprometido.

El Banco de España avanzó esta semana que el país ha vuelto a entrar en recesión, tan sólo dos años después de haber salido de otra. El gobierno de Rajoy prevé, según dio ayer a conocer, que la economía se contraiga un 1,7% en todo 2012. Para el próximo año anticipa un leve crecimiento, del 0,2%, que será ya del 1,4% en 2014 y del 1,8% en 2015.

¿Y las promesas?

Aunque rechazó la idea durante la campaña y antes criticó al gobierno socialista por una medida similar, el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, decidió subir finalmente el IVA en 2013 para cumplir con los compromisos de déficit público que España tiene contraídos con sus socios europeos. El alza del IVA irá ligada a una rebaja en las cotizaciones sociales. España tiene que realizar un duro ajuste de déficit en dos años: del 8,5% sobre el PBI con el que cerró en 2011 al 3% para fines de 2013. Con la suba de impuestos indirectos _con el IVA a la cabeza, si bien se prevé también el alza de otros gravámenes indirectos especiales sobre el consumo_ el gobierno pretende recaudar unos 8.000 millones de euros adicionales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario