Edición Impresa

El debate por el nuevo sistema de transporte llega al Concejo

La secretaria de Servicios Públicos Clara García, y la titular del Ente de la Movilidad, Mónica Alvarado, expondrán hoy ante los ediles las características del pliego. Se creará una comisión por la tarifa.

Lunes 10 de Noviembre de 2014

El Concejo Municipal comenzará a analizar hoy los pliegos para la licitación del nuevo sistema de transporte urbano de pasajeros. La secretaria de Servicios Públicos del municipio, Clara García, y la titular del Ente de la Movilidad, Mónica Alvarado, presentarán a los ediles los trazos de la propuesta que prevé un esquema de tres tipos de líneas (troncales, secundarias y barriales) entre las cuales podrán hacerse trasbordos y un boleto que se abonará por tiempo de uso del sistema, independientemente de la cantidad de viajes. Además se creará una comisión para estudiar el financiamiento del sistema.

El proyecto de la Intendencia ingresó al Concejo Municipal a fin del mes pasado. Entonces, la intendenta Mónica Fein advirtió que la propuesta mejora significativamente "la conectividad, la frecuencia y la accesibilidad" de los ómnibus urbanos. Además, planteó que el objetivo era poder licitar el servicio durante el año próximo para adjudicarlo sobre fin de 2015, cuando expire la concesión del actual sistema.

Claro que antes, la propuesta deberá atravesar el debate del Concejo Municipal, donde esta mañana comenzarán a analizarse dos puntos: el diseño de la red en sí y la creación de una comisión de financiamiento para el sistema de colectivos que tendrá el objetivo de fijar mecanismos para "darle previsibilidad al sistema", explicó la titular de Servicios Públicos, Clara García.

Un tema más que sensible, en un momento en que el sistema arroja un déficit de financiamiento y donde la tarifa que paga el usuario no alcanza a cubrir siquiera la masa salarial de las empresas que prestan el servicio.

Con este doble objetivo García y Alvarado participarán hoy de la reunión de la comisión de Servicios Públicos del Concejo, donde empezará a analizarse la iniciativa del municipio. "Vamos a poner en común con los concejales los principales aspectos de la licitación que la intendenta envió a fin de mes", sostuvo García y recordó que la propuesta se nutrió de los datos arrojados por el sistema de la tarjeta sin contacto y las encuestas de origen y destino, además de incorporar las propuestas de los usuarios en jornadas de trabajo realizadas en los seis distritos de la ciudad.

Lo que viene. De acuerdo al proyecto de la Intendencia, el nuevo sistema de transporte constará de tres redes que integrarán todo el ejido urbano. Habrá una red primaria, de 9 líneas, con coches que recorrerán por las principales avenidas garantizando la conectividad de la ciudad con el área metropolitana. Por estos corredores circularán unidades articuladas, con una frecuencia estimada de 6 minutos.

En paralelo, una red secundaria de 23 líneas circulará por cada uno de los distritos, uniendo sus calles con los principales destinos de viaje. Estos colectivos tendrán una frecuencia de 10 a 12 minutos, pero evitarán que los usuarios tengan que desplazarse hasta la avenida para tomar el ómnibus. Además, una red barrial de 8 líneas interconectará distintos sectores del mismo barrio, con una frecuencia estimada entre los 12 y los 15 minutos. Y se habilitará la posibilidad de incorporar líneas diferenciales o expresos.

Entre todas estas líneas se podrán hacer trasbordos, ya que los pasajeros pagarán una tarifa al inicio del viaje, que tendrá validez durante un tiempo determinado, en el que se podrá usar más de una línea para llegar a destino. Durante el día este tiempo es de una hora y durante la noche de 2 horas. Este tipo de tarifa garantiza el acceso a combinaciones entre estas tres redes para llegar mejor al destino en función de distintas necesidades.

La propuesta mantiene también una gestión mixta del servicio de ómnibus, donde el Estado mantenga un 30 por ciento del sistema y el resto de las líneas estén en manos de empresas privadas.

La concesión tendrá un plazo de 10 años, con opción a ampliar por tres y dos años más la explotación del transporte urbano.

Mujeres, primeras en solicitar el medio boleto

Siete de cada diez estudiantes que se anotaron para acceder al medio boleto son mujeres. La amplia mayoría concurre a la Universidad Nacional de Rosario. Y el 35 por ciento ya tiene algún tipo de beca para afrontar el cursado de la carrera, la más frecuente es el Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina (Progresar) implementado en enero de este año.

Esos son los primeros datos que arroja el análisis de los 1.899 jóvenes que tramitaron el medio boleto universitario para el transporte urbano. El viernes pasado, se completó la entrega de documentación que respaldaba la inscripción on line.

Según el desglose de los formularios electrónicos, el 73 por ciento de los aspirantes cursan en la UNR, el segundo lugar corresponde a los estudiantes de establecimientos terciarios provinciales (423) y otros 84 son alumnos de la UTN.

Obviamente, entre las carreras con mayor cantidad de anotados se despegan las facultades más pobladas de la UNR. Sólo las "tres grandes", Ciencias Económicas, Ciencias Médicas y Derecho, suman un tercio de los inscriptos.

Entre los solicitantes, las mujeres son mayoría: completaron el 70,46 por ciento de las presentaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario