Edición Impresa

El cura Molina pidió "no banalizar" el tema narco

El titular de la Sedronar se quejó de que fue sacado de contexto y afirmó que nunca comparó a Pablo Escobar con Robin Hood.

Miércoles 12 de Marzo de 2014

El titular de la Sedronar, el sacerdote Juan Carlos Molina, reclamó ayer "no banalizar el tema" del narcotráfico, y advirtió que "no puede ser que la serie" televisiva sobre "Pablo Escobar nos marqué la agenda a la hora de hablar" sobre ese tema. También se quejó de las críticas que recibió por comparar al extinto jefe del cartel de Medellín con Robin Hood, al sostener que fue "sacado de contexto".

"No tenemos que banalizar el tema. Yo pasé ayer a ser el defensor a ultranza de Pablo Escobar con una frase (publicada) fuera de contexto. Pasé de ser el secretario de la Sedronar a ser el hijo de puta (sic) defensor de Escobar", se quejó Molina.

El sacerdote afirmó que fue "sacado de contexto" cuando afirmó que Escobar en Colombia cumplió un rol similar al de Robin Hood ante la ausencia del Estado.

"Esta serie de Escobar, que no es ningún santo, que no es Robin Hood, que es un criminal, un psicópata, un asesino, no nos puede marcar a nosotros la agenda. Nosotros tenemos otra realidad", enfatizó Molina en declaraciones radiales.

"Pablo Escobar era un psicópata, un asesino, eso está fuera de discusión. No lo planteé yo (la comparación con el justiciero de Sherwood), lo planteó el periodista que me entrevistó y yo dije que era mirado como un Robin Hood en su momento porque estaba el Estado ausente", explicó Molina.

De todas formas, Molina pidió "disculpas" a todos los que "se sintieron ofendidos" por la comparación, pero aclaró: "Nunca dije lo que dicen que dije".

El titular de la Secretaría de la Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) pidió que una serie televisiva como "El patrón del mal", que cuenta la historia de Escobar, no "marque la agenda" y reclamó discutir el tema "profundamente, sin cuestiones mediáticas".

Seriedad. El sacerdote y funcionario pidió "que este sea un tema tomado con seriedad, con responsabilidad, por la prevención, por nuestros chicos, por el alcohol que está en todos lados y que va haciendo estragos junto con las drogas".

Molina pidió "no criminalizar al que consume, no criminalizar la pobreza", y destacó: "Nosotros tenemos problemas con las adicciones, es una realidad, que en los barrios hay gente que está vendiendo es una realidad".

Por otra parte, el funcionario se mostró "totalmente de acuerdo con lo que dijo el presidente de la Corte" Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti cuando planteó la necesidad de "una Justicia mucho más cercana a la problemática de la gente" y "la posibilidad de jueces móviles".

"Están sobrepasados los juzgados federales", advirtió Molina, quien planteó que por su parte impulsa "un Estado presente" en los distintos barrios para combatir las adicciones.

Opositores y críticos. Uno de los que salió a criticar a Molina fue el diputado nacional, nacido en Colombia, Francisco De Narváez: "Cómo compara a Pablo Escobar con Robin Hood. Me parece un despropósito. Si ese es el ejemplo, Dios me libre. Sobre todo desde el lugar que lo dice, que es la Sedronar, que se supone que debe combatir el narcotráfico y, por su puesto, que una parte es la prevención", opinó el legislador opositor.

En tanto, el también legislador nacional, pero del massismo, Alberto Assef calificó como "monstruosas" las declaraciones de Molina.

Por su parte, la hoy macrista Patricia Bullrich afirmó que Molina "es contradictorio cuando habla de narcotráfico, porque por un lado afirma que en el problema del narcotráfico el Estado está muy presente, pero al mismo tiempo subraya que existe la necesidad de actuar rápidamente contra el narcotráfico porque no quiere que en la Argentina suceda lo que ocurrió en Colombia".

La Iglesia, preocupada por el consumo de drogas

La Iglesia Católica comenzó a discutir ayer la problemática de la drogadependencia y el narcotráfico, además de la situación social “agravada por el deterioro del salario real”, en un encuentro que se extenderá hasta hoy. El contenido de la reunión fue confirmado por el vocero del Episcopado, el sacerdote Jorge Oesterheld, al comienzo del primer cónclave del año de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Los obispos escucharon el informe sobre la situación social del país, que expresa “las preocupaciones que hay ante un escenario complejo”, mientras que hoy harán lo propio con un documento elaborado por la de la Comisión de Drogadependencia sobre el avance del narcotráfico.

La reunión es presidida por el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo, quien se refirió a la situación que se vive en su ciudad por el flagelo de la droga, y destacó la importancia de “no acostumbrarse” a esa situación por la “cantidad de víctimas” que hubo.

Sobre la Sedronar, dijo que les “parece bueno que haya alguien que está muy cercano a la problemática de los chicos que sufren por las drogas”, como es el caso de su titular, el sacerdote Juan Carlos Molina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS