Edición Impresa

El cura acusado de abuso pide cumplir arresto en Calchaquí

El cura de Reconquista acusado de abuso sexual contra una nena de tres años, Néstor M., solicitó a través de su abogado defensor cumplir la prisión preventiva en la modalidad de arresto domiciliario en la parroquia...

Jueves 28 de Abril de 2016

El cura de Reconquista acusado de abuso sexual contra una nena de tres años, Néstor M., solicitó a través de su abogado defensor cumplir la prisión preventiva en la modalidad de arresto domiciliario en la parroquia de la localidad de Calchaquí, 210 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Fe. La decisión ahora está en manos del juez de instrucción que dio vista a la Fiscalía, pero por lo pronto el sacerdote continúa detenido en la comisaría 3ª de la ciudad de Avellaneda.

Al respecto, el fiscal regional Eladio Oscar García adelantó a LaCapital que la posición del Ministerio Público de la Acusación será que el sacerdote "cumpla la prisión preventiva como preso común en dependencias del Servicio Penitenciario o cualquier Alcaidía o comisaría provincial".

Además, el funcionario indicó que hoy se realizará una audiencia con cámara Gessel para conocer el relato de la niña abusada.

En tanto, el párroco de la iglesia de Calchaquí, Walter Vénica, confirmó a la prensa que aceptaba alojar al cura imputado. "Estamos colaborando para que la Justicia llegue a la verdad", aseguró, y reconoció que cuando se le pidió recibir al sacerdote sintió "una sensación de escalofrío", aunque también "mucha paz".

"Estoy de acuerdo con el Papa Francisco, que dice que con los niños no se juega", aclaró, pero se definió como "un instrumento de misericordia, de acoger a alguien que pide a un lugar".

También ratificó que él mismo será el tutor de su par, y que éste "no va a poder salir. Mi casa va a ser una cárcel", garantizó.

"Yo simplemente pongo mi cuero ante alguien que lo necesita; yo no lo busqué, no oculto a nadie, todo lo contrario", insistió. Pese a ello, admitió que esta es la situación más extraña que le ha tocado enfrentar.

Vénica reconoció las gestiones del obispo de Reconquista, Angel José Macín, al respecto, y afirmó: "Lo que deseamos todos es que se encuentre la verdad. Aunque sea entre lágrimas. Entre lágrimas iré a visitar a mi hermano en la cárcel, o lo veré libre".

Según la denuncia ya la posterior acusación, el sacerdote de la parroquia María Madre de Dios de la ciudad de Reconquista perpetró los delitos contra la integridad sexual en perjuicio de una niña de tres años y, presuntamente, de su primo de cuatro, según la denuncia radicada por la madre de la menor en el Centro de Orientación de Víctimas de Violencia Familiar y Sexual.

La defensa había propuesto inicialmente cumplir la prisión domiciliaria que le otorgó la Justicia en la Abadía de Victoria, Entre Ríos, pero el cura imputado fue rechazado. Según publicó el matutino La Nación, el abad Carlos Oberti, de la comunidad benedictina de Victoria, dijo que "el cura Monzón no ha estado, no está, ni va a estar en la Abadía", y añadió que "la comunidad no está en condiciones de recibir a un sacerdote en esta situación". El abad Oberti, según se consignó, mantuvo una comunicación con Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú, que tiene jurisdicción sobre Victoria.

Desde la Fiscalía indicaron que "todo está en manos del juez (de la Investigación Penal Preparatoria Ireneo Berzano). Nosotros habíamos solicitado que (el imputado) fuera a una prisión común, pero a pedido de la defensa el juez aceptó que fuera esta alternativa, y resolvieron la Abadía en Victoria, pero ahora aparece Calchaquí".

El abogado defensor Ricardo Degoumois, por su parte, recordó a la prensa que al sacerdote acusado de abuso sexual le fue concedida la prisión domiciliaria el viernes pasado, "que en principio iba a ser en Victoria en un convento de claustro, pero nos avisaron que no tenían espacio físico para recibirlo", explicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario