Edición Impresa

El crimen de Nico Mansilla: "Cuidé a mi hijo 22 años y lo mataron en 5 minutos"

Su hijo fue asesinado a puñaladas la madrugada del sábado 26 de julio tras salir de una fiesta con amigos en una vivienda de Tierra del Fuego al 1200, en el barrio La Florida Norte. 

Domingo 24 de Agosto de 2014

"Estuve 22 años haciendo lo imposible por cuidar a mi hijo. No dejaba ni que la madre le pegue y en cinco minutos me lo mataron". Así de taxativo fue Norberto Mansilla, empleado de mantenimiento de una concesionaria de vehículos cuyo hijo fue asesinado a puñaladas la madrugada del sábado 26 de julio tras salir de una fiesta con amigos en una vivienda de Tierra del Fuego al 1200, en el barrio La Florida Norte. A horas de cumplirse el primer mes del crimen, el hombre y su esposa, Anahí, no pueden superar el dolor de la ausencia y prometen "luchar hasta lograr que el asesino de Nicolás pague lo que hizo".

El diálogo con La Capital se dio horas antes de que en el Monumento a la Bandera unas 10 mil personas reclamaran seguridad y justicia por el esclarecimiento de los crímenes que enlutan día a día a la ciudad. Entre esos miles de almas que se abrazaron y lloraron en silencio estuvieron Norberto y Anahí.

Norberto Nicolás Mansilla tenía 22 años y trabajaba con la hija mayor de su mamá como cadete de una agencia de compra y venta de autos. Vivía a sólo dos cuadras del lugar donde fue asesinado. No hubo un solo vecino, de los que aquel día consultó este diario, que no ponderara al pibe y defenestrara a su matador, apodado "El elfo" y ya detenido.

Todo empezó la noche del viernes 25 cuando Nico concurrió a una casa de Tierra del Fuego al 1200 con unos amigos para disfrutar de una fiesta familiar. Pero poco después "se coló" El elfo, que fue definido por los vecinos como "una ladilla de esas que andan siempre empastilladas, buscando quilombo, ratereando a los vecinos".

El final. "Mi hijo estuvo toda la noche tratando de que ese pibe al que llaman El elfo no molestara a sus amigas, que son todas menores, y a las que quería empastillar y les ofrecía drogas, las cargoseaba. Entonces, cuando todo terminó, ese pibe se fue a la casa, buscó un puñal y esperó que Nico saliera para matarlo. Pero no fue una pelea de igual a igual porque mi hijo se estaba rehabilitando de una severa lesión que sufrió en un brazo y no podía pelear. Lo mató sin piedad y sin que pudiera defenderse", contó conteniendo la bronca Anahí.

Sobre la lesión de Nico, la mujer recordó que su hijo había tenido un accidente de moto unos tres meses antes por lo que lo operaron de un brazo y le pusieron varios clavos porque sufrió fracturas y desplazamiento de muñeca. Además "se había desgarrado jugando al fútbol y no podía correr". Por eso, cuando El elfo lo esperó al salir de la fiesta, poco pudo hacer.

"Mi hijo quiso correr pero no pudo y este loco le pegó una puñalada. Cuando Nico se cayó le volvió a dar y quedó un puntazo en el celular. Y después le pateó la cabeza y lo dejó inconsciente. Nico no pudo pedir auxilio", dijeron Norberto y Anahí.

Dos días después del crimen El elfo, identificado como Héctor Emanuel F., fue detenido en un allanamiento y quedó bajo prisión preventiva sin plazos en la seccional 10ª , el mismo lugar al cual unas 200 personas marcharon tras el sepelio de Nico para pedir justicia. "Fue muy importante el apoyo que nos dieron los vecinos, los familiares, los amigos de Nico. Incluso mis compañeros de trabajo me ayudaron a pagar el velorio", dijo Norberto.

Implacables. El abogado de la familia, Marcos Cella, anunció que se presentarán como querellantes y que "serán implacables. No vamos a permitir ningún tipo de acuerdo previo, queremos una pena justa porque para nosotros hubo alevosía. Este asesino lo esperó a Nicolás, lo atacó y herido en el piso lo pateó. No fue una pelea, fue una ejecución", sostuvo el letrado.

La causa está en manos del fiscal Florentino Malaponte y fuentes judiciales dijeron que El elfo ya tenía un antecedente por un crimen. Fue el de Maximiliano Gastón Fernández, de 23 años, quien apareció muerto a golpes la madrugada del 29 de marzo pasado en la rambla Catalunya. "El estaba con el pibe muerto y lo dejó solo", contaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario