Edición Impresa

El creador del banderazo en Río es un rosarino de barrio Ludueña

Juanky da Gema vive en Brasil desde hace tres años y espera que la concentración que organizó para hoy, a las 13, sea un éxito

Sábado 12 de Julio de 2014

Lejos de su Ludueña natal, pero en el corazón de Río Janeiro, Juanky da Gema —nombre artístico de Juan Carlos Díaz—, está "a full" con los preparativos para el banderazo convocado para hoy, a las 13, en el puesto 4 en la popular playa de Copacabana.

Su objetivo es agigantar la cantidad de 3 mil hinchas que se concentraron en el arranque del Mundial de Fútbol antes del encuentro contra Bosnia, por la primera fecha del Grupo F, cuando se realizó el primer banderazo.

Pasó casi un mes de esa primera movida. "Juanky o Carioca da Gema", como también le dicen sus amigos brasileños, dejó hace tres años su trabajo en la zapatería Cianciature de la peatonal Córdoba para convertirse en relacionista público de la cadena Misti Hostels e Pousadas.

Como el 14 de junio pasado, Juan se presenta como el armador local de un banderazo argentino en plena Copacabana, con el que piensa dar que hablar al mundo apenas 24 horas antes de la final del Mundial entre las selecciones de fútbol de Argentina y Alemania.

El teléfono no le para de sonar. La convocatoria por las redes sociales se viraliza. Frente al Fan Fest, que hoy es su nuevo hogar, Juanky explica el banderazo es "para demostrar que Argentina no es violencia, sino que juega por un sueño".

Desde Copacabana, este joven de 26 años describe una marea humana celeste y blanca que crece con el correr de las horas.

El gobierno brasileño dispuso el Sambódromo como dormitorio global a cielo abierto.

Ayer la lluvia calmó un poco la efervescencia de festejos que se desataron entre los argentinos tras la victoria ante Holanda, estimó. Algunos argentinos se resisten a irse de la playa y duermen bajo puentes y en cualquier lado que pueda convertirse apenas por una hora en un lugar donde tirarse a descansar.

La inmensa cantidad de jóvenes argentinos "participando de una fiesta mundial", dice el joven, deja casi en un segundo plano las preocupaciones de los pocos que aún sueñan con conseguir una entrada que les permitas disfrutar desde "adentro" la final de la Copa.

Los precios de los alojamientos se duplicaron, triplicaron y hasta se quintuplicaron en Río.

Por entradas de dudosa procedencia en la reventa se escuchan cifras astronómicas.

Da Gema no sale de su asombro en torno a la fiesta permanente para argentinos y alemanes. Como el resto de los "argentos" radicados en Río de Janeiro en los días previos a la final del Mundial 2014, Juanky, también por su trabajo, está "atajando penales" en pos de satisfacer una demanda que superó cualquier pronóstico optimista de visitantes argentinos a la cuidad carioca.

Apoyo al equipo de Sabella. "El objetivo del banderazo también sobre Copacabana es brindarle el apoyo a la selección", aseguró Juanky, quien reconoció que "los brasileños parecen haberse transformado definitivamente en alemanes", pese la aplastante derrota 7 a 1 que le propinó el conjunto germano hace pocos días.

La rivalidad con Argentina es más fuerte, aseguran los hinchas Pero este joven de barrio Ludueña no parece tenerles bronca a los habitantes de una ciudad que cree que lo "convirtió" cuando tres años atrás la pisó por primera vez, ya que sólo pasó un mes de ese viaje para volver definitivamente a radicarse en Río.

Fuentes oficiales brasileñas estimaron en los últimos días que hoy se llegará (y hasta se podría superar) a 100.000 argentinos presentes en Río a pocas horas de la gran cita en el Maracaná.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS