Edición Impresa

El control de precios

"Precios Cuidados" no ataca el problema de fondo que representa el proceso inflacionario que sufre la economía local. Es prácticamente un intento inútil de tapar el sol con las manos.

Sábado 08 de Febrero de 2014

"Precios Cuidados" no ataca el problema de fondo que representa el proceso inflacionario que sufre la economía local. Es prácticamente un intento inútil de tapar el sol con las manos. Pero a su ineficacia como medida de fondo deben sumarse los efectos claramente  perjudiciales que provocan en una economía de mercado: el desincentivo al comercio, la escasez y la aparición de mercados paralelos, también denominados comúnmente como "mercados negros".

En general, no es una medida efectiva ya que, al "fijarse el precio", el productor busca diferentes alternativas para no perder rentabilidad en su negocio y habitualmente estas acciones van en detrimento del consumidor. A modo de meros ejemplos, puede optar por bajar la calidad de sus productos o bien presentarlos en cantidades reducidas.

Por el contrario, si los controles son realmente efectivos, la situación es aún más nociva. El productor no quiere vender a pérdida y, por lo tanto, desaparecen los productos de las góndolas y se genera una automática escasez. Esto ocurre por un mecanismo muy sencillo: en un proceso inflacionario se incrementan los precios de los productos finales pero también de los intermedios (sueldos, alquileres y materias primas).

De este modo, si el precio final del producto no sube pero se incrementa el resto de los costos, la rentabilidad se extingue, generando primero desabastecimiento y luego despidos, cierre de locales y reducción de salarios. Fenómenos que no son ajenos a la realidad que observamos hoy día en la ciudad de Rosario.

Automáticamente, al generarse escasez, surgen los mercados negros o paralelos con el costo económico y social que esta situación implica. Venezuela representa un claro ejemplo en este sentido, donde los ciudadanos que viven bajo condiciones de pobreza sufren las consecuencias del desabastecimiento, mientras que aquellos sectores de mayor poder adquisitivo se vuelcan a estos nuevos mercados secundarios.

La aplicación de este tipo de medidas bajo el pretexto de querer combatir la inflación implica desconocer absolutamente cómo funciona una economía de mercado. En Argentina existen numerosos ejemplos que demuestran empíricamente las consecuencias negativas de aplicar estas políticas equivocadas.

El desabastecimiento de ciertos productos de consumo popular como la yerba mate, la falta de inversión en materia energética vinculada al establecimiento de tarifas máximas de electricidad (en particular en la ciudad de Buenos Aires), y el fenómeno del mercado paralelo del dólar a partir de la implementación del cepo reflejan con evidencia lo manifestado.

En materia de política ganadera el proceso fue paradigmático. A partir del control aplicado, en el corto plazo se logró contener el precio de la carne a valores bajos, pero en el mediano plazo muchos productores que destinaban hectáreas a la ganadería se pasaron a otros productos que estaban menos afectados por el control de precios. El resultado fue contundente: a los dos años el stock de vacas en el país cayó sensiblemente pasando Argentina a exportar menos carne que Uruguay y Paraguay.

En síntesis, en lugar de repetir errores aplicando medidas de probada ineficacia y capacidad distorsiva, el gobierno nacional debería reconocer la existencia y alcance del proceso inflacionario y, de ese modo, concentrarse seriamente en generar medidas para combatirlo.

Para ello, se requiere adoptar una política de emisión monetaria responsable, generar el marco de certidumbre y confiabilidad que el proceso económico requiere, y establecer un escenario propicio para aumentar la producción de bienes y servicios a través de políticas crediticias e incentivos fiscales correctos. Este camino que debemos transitar solo será viable con dirigentes abiertos al diálogo y a la generación de consensos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS