Edición Impresa

El conductor del auto que cambió el color para ocultar una ejecución

Andrés Fernández, alias "Gitano", tiene captura por manejar el coche desde el que mataron a Diego Demarre. Un íntimo de los Cantero.

Martes 08 de Julio de 2014

Un día incierto de junio de 2013, adentro de un juzgado y con serenidad impecable, a Ariel Máximo "Guille" Cantero se le escuchó decir: "Va a ser imposible que prueben cómo pasaron las cosas. Al auto, por ejemplo, no lo van a encontrar más". Aludía a la emboscada sangrienta contra Diego Oscar Demarre, cercado desde dos vehículos en Maipú y Seguí el 28 de mayo de 2013, un día después del crimen del "Pájaro" Claudio Cantero. Esa conversación informal sólo existe en el recuerdo de quienes la escucharon. Pero diez meses después Guille está procesado como ejecutor material de ese crimen. Y la acusación es por haber disparado desde un VW Bora que se intentó hacer desaparecer pero que, contra aquel pronóstico, pudo ser localizado, ya que no se lo hizo desaparecer sino que fue vendido.

La persona en la que se centra esta nota es quien recibió el encargo de desprenderse de ese auto. Según la jueza Alejandra Rodenas, que le libró pedido de captura por ello, es también quien lo manejaba cuando desde el asiento del acompañante Guille acribilló a balazos al "Tarta" Demarre. Se trata de Andrés Fernández, alias "El gitano", un vendedor de autos de la zona de Oroño al 4900 que está con pedido de captura y paradero desconocido desde el año pasado.

Filmado. Como pasa con tantos individuos conectados al brumoso y concreto negocio de la violencia, Fernández asoma en varios expedientes que analizan las conductas de grupos criminales locales. Volvió a ser mencionado hace unos días en un texto judicial relevante firmado por el juez Juan Andrés Donnola: el procesamiento de Luis "Pollo" Bassi, Facundo "Macaco" Muñoz y Milton Damario por el asesinato del Pájaro Cantero. Cámaras de vigilancia lo detectaron bajando en el Hospital Clemente Alvarez, donde Cantero agonizaba, del mismo VW Bora desde donde un día después, según Rodenas, se concretaría la vendetta contra Demarre por el ataque al Pájaro.

Pero además distintos funcionarios judiciales lo tienen informalmente aludido al Gitano Fernández en la trama de otro crimen resonante: el de Luis Roberto Medina, asesinado en el acceso sur el 29 de diciembre último de 18 balazos. No existe una imputación en su contra, pero las referencias a él fueron concretas.

De blanco a negro. El 26 de mayo de 2013 a las 4.30 le dispararon varios tiros a Claudio Cantero. El análisis de las imágenes captadas en el centro de monitoreo del ingreso al Heca deja ver, entre las 5 y las 8, el arribo "en distintos autos y motos" de varias personas "que se veían afectadas y alteradas por lo ocurrido". Entre ellos estaban Guille Cantero y Ramón "Monchi" Machuca, hermanos del Pájaro. También se ve al Gitano Fernández, quien llega "a bordo de un VW Bora blanco dominio LQS-272". Las vistas son siete y constan entre los cuerpos 4 y 6 del expediente que tramitó inicialmente en el juzgado de Hernán Postma. A las 7.29 de esa mañana el Gitano se retira del Heca. Las imágenes lo muestran de cabello oscuro, vestido con jeans, campera blanca y calzado negro.

Tres meses después del asesinato del Pájaro se pidió un informe a la Dirección Nacional del Registro del Automotor para ubicar al VW Bora blanco que manejó el Gitano hasta el Heca y que, según definiría la jueza Rodenas, conducía también al día siguiente cuando desde allí Guille disparó contra la camioneta de Demarre. Eso también fue capturado por una cámara pública con mediana nitidez, registro luego mejorado con tratamiento de las imágenes.

En Córdoba. El informe determinó que el Bora estaba radicado en la capital cordobesa desde el 30 de agosto de 2013 a nombre de Denise Viviana G. Habían pasado tres meses desde la ejecución de Demarre. El auto fue localizado y secuestrado por una comisión de la Policía Judicial de Córdoba.

Aquel vaticinio de Guille ("no lo van a encontrar más") cobra sentido a la luz de la historia del VW Bora en esos tres meses. Poco después del asesinato de Demarre al auto le labraron dos multas en Rosario. Luego fue ingresado a un taller de Donado y Mendoza donde lo pintaron de negro aunque conservó la patente y el número de motor. A los 20 días fue ofrecido a Guillermo C., un gestor cordobés que es marido de Denise Viviana G. Este gestor llegó a Rosario el 27 de agosto y accedió a comprarlo. El Bora en cuestión estaba a nombre de Mabel P., una mujer de la comunidad gitana allegada a Fernández.

Como taxi. Quien intervino para vender el Bora se llama Bernardo Carlos D. El comprador Guillermo C. declaró que pagó entonces 120 mil pesos más 8 mil de deudas de patentes por el VW. Y explicó que el auto, según le dijera el vendedor, había sido pintado de negro porque "lo iban a poner a trabajar como taxi". Algo que suena extraño, ya que no es común usar como taxis vehículos tan costosos.

El mismo día del crimen de Demarre, Monchi Machuca es captado en un diálogo telefónico con el policía Juan Marcelo "Chavo" Maciel, actualmente detenido y procesado por asociación ilícita. Dialogan a las 13.17 sobre la ejecución de Demarre, ocurrida 45 minutos antes. Y el Chavo le dice a Monchi: "Un Bora blanco, lo único que hay...Tené en cuenta que ese auto... no esté más, ¿entendés?". Según la jueza Rodenas, que procesó a Guille Cantero por ese homicidio, las palabras de Maciel eran "claras indicaciones a los fines de ayudar a sus autores a eludir las investigaciones de la autoridad". Por su condición de policía Maciel sabía cuál era la evidencia que se buscaba. El Bora blanco cambiaría días después de color.

Más menciones. Al final de la resolución en la que procesa a Guille Cantero, Leandro Vilches y Emanuel Chamorro por el homicidio de Demarre, la jueza Rodenas recomienda la captura de Andrés "Gitano" Fernández, a quien se tiene como un hombre de la estructura de la Banda de Los Monos.

Testimonios volcados informalmente en Tribunales —fueron escuchados por funcionarios judiciales pero carecen de valor probatorio al no estar documentados— volvieron antes de la feria judicial a aludir al Gitano Andrés en un hecho resonante: lo señalan manejando uno de los vehículos desde donde se emboscó a Luis Medina el día de su asesinato. Quien aludió a él afirmó que en su auto llevaba a una persona que estuvo investigada e indagada por el ataque a balazos al micro con hinchas de Newell's donde resultó muerto Walter Cáceres el 4 de febrero de 2010. Esta persona estuvo en prisión y procesada por este hecho y a último momento evitó el juicio al ser desvinculada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS