Edición Impresa

El Código Procesal irá a sesiones extraordinarias

El gobierno enviará la convocatoria formal. De este modo el Congreso estará autorizado a sesionar hasta el 10 de diciembre próximo

Domingo 02 de Noviembre de 2014

El Poder Ejecutivo enviará al Congreso en los próximos días la convocatoria formal a sesiones extraordinarias para poder sancionar el nuevo Código Procesal Penal antes de fin de año.

El llamado habilitará al Parlamento nacional a funcionar hasta el próximo 10 de diciembre. La presidenta Cristina Kirchner envió el proyecto de reforma del Código Procesal Penal el pasado 22 de octubre al Senado, donde comenzó a ser discutido en comisión el pasado martes.

El bloque del Frente para la Victoria, liderado por el rionegrino Miguel Angel Pichetto, tiene previsto llevar el texto al recinto para su aprobación el 19 de noviembre y luego pasará a la Cámara baja. Por reglamento, los diputados sólo pueden emitir dictamen de comisión hasta el 20 de noviembre, ya que las sesiones ordinarias terminan diez días después.

Esa situación no le permitiría llegar con los tiempos para aprobar el nuevo cuerpo normativo este año, algo que pretende el gobierno. Por esa razón, el Poder Ejecutivo convocará a sesiones extraordinarias hasta el 10 de diciembre, para que la Cámara de Diputados pueda sancionar la reforma del Código Procesal Penal en 2014.

El gobierno nacional no quiere que la aprobación del proyecto quede para el año que viene, aunque no se tratará durante este período la ley que implementará el Procesal Penal y la nueva ley orgánica de la Justicia, necesarias como complemento. Tras la sanción del Código Procesal y del Código Civil, el gobierno tiene como objetivo el tratamiento del Código Penal, uno de los grandes debates que se esperan para el año próximo y que el oficialista ya tiene listo para llevar al Congreso.

El anteproyecto fue estudiado y observado por distintas universidades y ahora está en poder del Ejecutivo, que lo impulsaría a partir del inicio de las sesiones ordinarias de 2015, el último año de gestión de Cristina Kirchner.

En tanto, el fiscal general porteño, Martín Ocampo, le expresó formalmente al Senado de la Nación su "absoluta oposición" al proyecto de reforma del Código Procesal Penal, al advertir que la iniciativa "avasalla" e implica una "restricción de la autonomía" de la ciudad de Buenos Aires.

Los vecinos "no necesitan que el Congreso les imponga" cómo tramitar las causas en su distrito, alertó el funcionario judicial, en una carta enviada al presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara alta, Pedro Guastavino.

El jefe de los fiscales porteños aseguró que el cambio que la Casa Rosada impulsa de ese Código no solo "avasalla las competencias inherentes de la ciudad" sino que "en nada beneficia o modifica la situación jurídica de los vecinos".

Ocampo subrayó, además, que los residentes de la Capital Federal esperan que "la Nación cumpla con su deuda pendiente de transferir de forma definitiva e integral a la Ciudad la justicia ordinaria con su respectivo presupuesto".

El jefe del Ministerio Público Fiscal capitalino aseveró, en la misiva, que los vecinos porteños "no necesitan que el Congreso nacional debata o le imponga las formas en que se sustanciarán las causas ordinarias por hechos acaecidos en la Ciudad. Por el contrario (prosiguió), los vecinos de la ciudad de Buenos Aires necesitan recibir un trato igualitario e idéntico al cual se encuentran sometidos los habitantes de cada una de las provincias del Estado Nacional".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario