Edición Impresa

El Club de París aceptó discutir la propuesta de pago de la deuda que tiene el país

Durante una entrevista telefónica mantenida con medios internacionales, la secretaria del Club de París, Clotilde L`Angevin, confirmó que se efectuó la reunión de los acreedores y que trataron el caso argentino.

Jueves 23 de Enero de 2014

El Club de París aceptó ayer discutir la propuesta de pago de la deuda que la Argentina mantiene con ese grupo de países por alrededor de 10.000 millones de dólares, aunque aclaró que aún “no ha comenzado negociaciones formales” con el país.

   Durante una entrevista telefónica mantenida con medios internacionales, la secretaria del Club de París, Clotilde L`Angevin, confirmó que se efectuó la reunión de los acreedores y que trataron el caso argentino.

   “Durante su reunión mensual, los acreedores del Club de París discutieron, entre otros asuntos, la propuesta oficial enviada por el ministro de Economía de Argentina que expone detalladamente los lineamientos generales para una propuesta de repago”, precisó L`Angevin.

   Luego agregó que el organismo “estudiará la propuesta”.

Primeros pasos. Asimismo, sostuvo que es muy temprano para tener “un feedback o una reacción” porque la iniciativa “fue trasmitida recientemente”.

   Por último, indicó que “la recepción oficial de la propuesta no significa que las negociaciones comenzaron formalmente”, lo que puede dar una pauta de que los tiempos de las negociaciones podrían ser largos, tal como adelantó el martes el ministro Kicillof en una conferencia de prensa.

   Kicillof sostuvo, a la vuelta de su viaje a la capital francesa, que “estas negociaciones pueden llevar meses” ya que, entre otros aspectos, las decisiones del club deben tomarse por consenso de los 19 países miembros.

   Entre los lineamientos de la propuesta argentina, el ministro de Economía adelantó que la Argentina puso sobre la mesa “tres condiciones” consideradas clave por el gobierno para avanzar en un entendimiento.

   Esas condiciones son que se “asegure la sustentabilidad” de la deuda, que “no se aceptarán condicionalidades” y que los términos del acuerdo “no sean a expensas del crecimiento y la inclusión social”.

   “No hay peor acuerdo con un acreedor que aquel que no se puede cumplir”, puntualizó Kicillof.

   El gobierno argentino busca resolver el problema de la deuda pendiente con ese grupo de naciones para recuperar el acceso a los mercados internacionales de capitales y atraer inversores al país.

   Alemania y Japón son acreedores del 60% del total adeudado por Argentina al Club de París.

Contacto en Francia. El lunes el ministro de Economía, Axel Kicillof, estuvo por unas pocas horas en la capital francesa para presentar ante la secretaría del organismo un documento denominado “lineamientos generales” para la conformación de una propuesta final.

   Ese documento fue el que analizó la cúpula del club de acreedores, con lo cuál a partir de ahora se gatillan una serie de cruces de pedidos de información y respuestas.

   Según ex funcionarios negociadores de la deuda pública argentina, como Guillermo Nielsen, a favor de una negociación juega el lobby de las empresas proveedoras europeas de bienes y servicios para no perder espacio en el mercado de inversiones, a manos de sus competidores chinos.

   El Estado argentino ya firmó convenios con el país asiático para hacer negocios en el terreno de la infraestructura ferroviaria y de generación de energía.

   Luego de conocerse la decisión del Club de París de aceptar la propuesta argentina para sentarse a negociar, la Bolsa porteña, que había arrancado la jornada en baja, se recuperó y cerró la jornada en terreno positivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario