Edición Impresa

El Ciclón sufrió el empate al final

San Lorenzo tenía el triunfo. Y tres cuartos de Copa Libertadores en el bolsillo. Pero en el tercer minuto de descuento apareció Julio Santa Cruz para que Nacional se quedara con un agónico empate.

Jueves 07 de Agosto de 2014

San Lorenzo tenía el triunfo. Y tres cuartos de Copa Libertadores en el bolsillo. Pero en el tercer minuto de descuento apareció Julio Santa Cruz para que Nacional se quedara con un agónico empate que le abrió, en un colmado Defensores del Chaco, la esperanza de seguir peleando por un título inédito para ambos. El próximo miércoles se definirá cuál de los dos dará la vuelta olímpica en el Nuevo Gasómetro.

San Lorenzo exhibió, durante el primer tiempo, la personalidad imprescindible para atribular a su rival. Vale decir que además de contar con un equipo de mayor jerarquía individual y cohesión grupal, le tiró a Nacional la chapa de equipo grande. Por eso fue quizá que nunca se vio apremiado por el dueño de casa y se dio además tiempo para manejar la pelota con paciencia y profundizar con sorpresa por los costados.

Claro que todo esto se apoyó, tal como lo diagramó Edgardo Bauza, con el doble cinco integrado por Ortigoza y Mercier. Tal es así que se fue al descanso siendo superior al dueño de casa.

Para la segunda mitad el Patón envió a Héctor Villalba por la izquierda. Y el pibe con su velocidad complicó y de yapa antes de salir abrió la defensa local y permitió que Mauro Matos, en el día de su cumpleaños número 32, concretara la apertura del marcador.

Iban 19 minutos y ese cachetazo con el pie derecho del ex All Boys lo fue también para el ánimo de los anfitriones, que no lograron asimilar el golpe. Por eso el Ciclón, empujado por los 4.000 hinchas que llegaron hasta Asunción y pudieron ingresar (otros 6.000 quedaron afuera), fue por más como para cerrar la serie y dedicarse casi exclusivamente a festejar en la revancha del próximo miércoles en el Nuevo Gasómetro.

Pero en el último intento, un pelotazo largo al área y dos que revivieron la ilusión para Nacional: la bajó de cabeza Freddy Bareiro para que Julio Santa Cruz definiera con un derechazo alto y decretara el 1 a 1. Las finales se definen por detalles y San Lorenzo hizo casi todo bien.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario