Edición Impresa

El Ciclón pegó de entrada

San Lorenzo le sacó el invicto a River con goles de Stracqualursi y Cetto. Sorprendió desde el arranque, ya que se puso en ventaja al minuto de juego.

Lunes 04 de Marzo de 2013

El clásico tuvo un dueño muy claro. No quedaron dudas en el Nuevo Gasómetro. Es que ayer San Lorenzo fue más y superó a River por 2 a 0 en el Bajo Flores. De esta manera, el elenco azulgrana logró su primera victoria en el torneo y empezó a esbozar una remontada en su rendimiento. Los goles del local fueron marcados por Denis Stracqualursi, a los 45'' y por el ex canalla Mauro Cetto, a los 19', de cabeza, ambos en el arranque del partido.

Además, el Ciclón terminó con diez hombres por la expulsión de Gonzalo Verón, a los 40' del complemento, pero la victoria nunca corrió riesgos. Para River, fue la primera caída en el certamen.

San Lorenzo sorprendió en el inicio, y luego de varios rebotes Stracqualursi sacó un zurdazo rasante para abrir el marcador. Así, en ventaja, manejó los hilos del partido con la versatilidad de Buffarini por derecha, donde le ganó el duelo a Vangioni, y la recuperación de Kalinski en el medio, bien secundado por Mercier.

River intentó, pero nunca pudo encontrar un patrón de juego, porque el joven Mauro Díaz no pudo nunca ser el conductor que necesitaba. De esa manera, sin conexión entre líneas y con una defensa que fue siempre superada, la visita mostró una cara muy oscura.

San Lorenzo estaba motivado y generaba cahances. Y a los 19' un centro desde la derecha de Alan Ruiz lo conectó Cetto y de cabeza estampó el segundo.

Luego, River siguió metido en su confusión y se perdió entre decisiones equivocadas e imprecisiones.

Para el segundo tiempo, Ramón Díaz pateó el tablero y agotó los tres cambios que tenía a disposición con Luna, Iturbe y Rojas por Trezeguet, Mauro Díaz y Ledesma. Toda una señal de desconcierto.

Los millonarios tuvieron una chance de gol cuando Mora conectó un centro pero el balón se fue cerca del poste izquierdo. En esos primeros minutos de la etapa final, la visita insinuó algo más pero se quedó ahí.

En el tramo de cierre, Pizzi mandó al campo de juego a Verón por Ruiz y por momentos el delantero, con su velocidad, fue imparable para la última línea visitante. Inclusive, a los 30', el pibe se escapó por derecha, le ganó en velocidad a Bottinelli, pero su remate fue despejado por Barovero.

En todo momento quedó claro que River nunca pudo hacer pie en el partido, no coordinó pases ni tuvo criterio. Las llegadas al arco rival fueron una quimera, ya que San Lorenzo se hizo fuerte en defensa y desde ahí consolidó las razones de su triunfo.

“Le ganamos al mejor equipo del mundo”

El extrovertido arquero Pablo Migliore apeló a una buena dosis de ironía para hablar del merecido triunfo de San Lorenzo. “Le ganamos al mejor equipo del mundo”, bromeó apenas fue abordado por los periodistas a la salida del vestuario y en referencia a las curiosas declaraciones de Ramón Díaz, quien había calificado de esa manera a River en la previa del cotejo. “Le ganamos al mejor del mundo, así que tenemos que estar muy tranquilos. ¿No dijeron eso en la semana? Ahora me voy a bailar”, cerró con una mueca socarrona el 22 del Ciclón.

Ramón Díaz: “El que se equivocó fui yo”

Ramón Díaz asumió sin rodeos la responsabilidad por la derrota ante San Lorenzo. “El responsable soy yo, armé este planteo táctico y los jugadores no tienen nada que ver. El que se equivocó con el partido fui yo”, admitió el Pelado. A su vez, aceptó que el Ciclón superó “con justicia” a River, que venía de cinco victorias consecutivas, y destacó “la actitud” del equipo de Juan Antonio Pizzi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS