Edición Impresa

El Ciclón no supo gritar campeón

San Lorenzo empató ayer sin goles de local ante Estudiantes y con la igualdad posterior 2-2 de Lanús ante Boca, dejó pasar la chance de consagrarse campeón en la primera división del fútbol argentino. Ahora el suspenso se trasladó a la última fecha.

Lunes 02 de Diciembre de 2013

San Lorenzo empató ayer sin goles de local ante Estudiantes y con la igualdad posterior 2-2 de Lanús ante Boca, dejó pasar la chance de consagrarse campeón en la primera división del fútbol argentino. Ahora el suspenso se trasladó a la última fecha (ver página 2).

El cotejo se disputó en el Nuevo Gasómetro y el árbitro fue Pablo Lunati, quien además de expulsar en el segundo tiempo al técnico de Estudiantes, Mauricio Pellegrino, también le mostró la roja al defensor local Pablo Alvarado.

El equipo azulgrana, recibido por una multitud en su casa, tomó la iniciativa en los primeros minutos con el objetivo de ganar el certamen. Pero no encontró espacios porque Estudiantes, que jugó de contraataque, estuvo concentrado en la marca y atento al despliegue de Ignacio Piatti.

El calor fue otro factor determinante para que la primera etapa fuese pobre desde el punto de vista técnico y con pocas ocasiones de gol: dos en total, por la falta de profundidad de ambos.

A los 32', Héctor Villalba no pudo definir tras un flojo despeje de Santiago Vergini, en el punto penal, y a los 44', en la más clara, el atacante de Estudiantes Alvaro Klusener estuvo cerca del gol cuando su remate, tras centro de Carlos Auzqui, pegó en el travesaño.

En la segunda etapa, San Lorenzo continuó con las mismas falencias en ofensiva, acrecentó sus nervios y no encontró los espacios para Angel Correa, Héctor Villalba y Piatti.

A los 39' todo San Lorenzo reclamó una infracción de Silva al ingresado Juan Cavallaro en el área que el juez Lunati no concedió. A falta de un minuto, Alvarado vio la segunda amarilla y luego un hincha ingresó al campo de juego para abrazar a Santiago Gentiletti.

Con los cambios, expulsiones e "invasión", el árbitro agregó 9 minutos de adicional, pero no le alcanzaron a San Lorenzo para ganar el partido y desatar el festejo.

Ahora San Lorenzo deberá ganar en Liniers para no depender de otros resultados y poder gritar campeón. Y si empata se asegurará al menos jugar un desempate con Newell's o Lanús, si es que en ese partido hay un ganador. Porque si el equipo de Pizzi suma una unidad en la última jornada y empatan leprosos y granates también se coronará campeón. Claro que si pierde será superado por Vélez.

Verón quedó satisfecho

“Estamos contentos por el partido que hicimos ante un equipo que se preparó para pelear en el plano nacional e internacional”, expresó Verón, que agregó: “No sé si voy a seguir, lo tengo que pensar”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS