Edición Impresa

El Charrúa recuperó la memoria

Córdoba jugó un excelente partido, venció a Comunicaciones, tomó un poco de aire y pudo sumar de a tres en el promedio.

Domingo 07 de Abril de 2013

Por fin Central Córdoba cantó victoria. Tuvieron que pasar 56 días para que los de barrio Tablada logren sumar de a tres. El último triunfo lo había logrado frente a Flandria (2-1). Y además, lo realizado ayer ante Comunicaciones fue para elogiar y con justicia lo venció 2 a 0. Jugó un partido casi perfecto. Creó una decena de situaciones sobre el arco visitante y si no fuera por la buena labor del arquero rival, la falta de puntería de sus delanteros y los postes, el resultado hubiese sido más amplio. Se destacaron Germán Medina, Alejandro Fiorina y Juan Carlos Lescano, estos dos últimos autores de los goles.

La semana venía movidita para el Matador. En la última presentación, Córdoba perdió ante Platense por 1-0 y por diferentes motivos Ricardo Palma se enojó por la inhabilitación a ingresar al campo de juego y amagó a dar un portazo, pero el Gordo se quedó por el plantel, dirigió al fin desde adentro y su grupo dio muestras de estar unido para tratar de salvar la categoría.

Y llegó la primera final de las nueve que tiene que jugar para eso. Llegaba el Cartero, un equipo complicado que lucha para ingresar en el Reducido por el segundo ascenso. El choque era difícil.

La etapa inicial fue del Matador. Jugó el mejor primer tiempo del torneo. Manejó las acciones, fue inteligente con el traslado del balón y llegó cuantas veces quiso al arco visitante. A los 14' avisó Fiorina y su remate se estrelló en el travesaño.

Con un gran predominio futbolístico, el local llegó a la apertura a los 24' con el tanto del propio Fiorina, quien recibió un mal rechazo del arquero Otarola y con todo el arco a su disposición anotó el gol esperado. El desahogo fue total del pueblo charrúa.

Ese gol trajo tranquilidad y de ahí en más, el Charrúa pudo liquidar el pleito en tres oportunidades, pero chocó con las atajadas de Otarola. Así se fueron al descanso, con el aplauso de sus seguidores.

El complemento comenzó de la misma manera, con un Córdoba dueño de las acciones. Y volvieron a aparecer situaciones sobre el arco rival no aprovechadas.

A los 47' Lescano pudo dar el golpe de gracia, pero remató débil. Después llegaron las oportunidades de Fiorina, Milanesio y Taborda. Córdoba era más pero no podía dar el golpe de nocaut.

Cuando se jugaba el minuto 80 llegó la patada de Demaio a Lescano y el defensor se fue a las duchas.Y en el cuarto minuto adicionado, el Tate en una veloz corrida de 50 metros se sacó al arquero de encima y estampó el 2 a 0 final. Así el Charrúa recuperó la memoria. Dio muestras de que nada está perdido y volverá a intentarlo de nuevo en su casa el sábado ante Morón.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS